INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    OKINAWA    AINU    PATRIMONIO    

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford

EL PODER DE OKINAWA
Las Raíces Musicales de las Islas Ryûkyû
Por John Potter

2. La Música del Pueblo

Las cantantes

Entre las cantantes, Kame Itokazu, quien nació en 1915, fue una de las primeras y todavía hoy una de las más respetadas. Una de las últimas cantantes que provenía de los “barrios de placer” de entonces en Naha, era famosa también por su baile y porque formó la Itokazu ryû -una escuela para música y danza.

En los años 60 cuatro chicas jóvenes -todas hermanas- quienes llegaron a ser conocidas como Four Sisters, se convirtieron en una especie de prototipo de las posteriores Nenes. Fueron inicialmente descubiertas por el comediante okinawense Buten Onaha, quien les dio el nombre y también hizo apariciones en el escenario con ellas. Hacia 1975 ya habían hecho giras por las islas Ryûkyû y por regiones tan lejanas como Hawaii y Los Angeles. Las hermanas Iha, Sadako, Kumiko, Midori y Chieko, se convirtieron en el primer coro de éxito que cantaba
minyo y shimauta okinawenses y sus grabaciones para Marufuku han resistido el paso del tiempo. Este grupo se desintegró en 1976, y luego dos de las hermanas aparecieron en el Festival Ryûkyû en los años 90. La integrante más joven, Chieko Iha, también produjo su propio álbum solista hacia la misma época. Four Sisters con el tiempo se volvieron a unir y realizaron un nuevo álbum en 2004.

Otra cantante popular, Aiko Yohen, tuvo un gran éxito en Okinawa con la canción “
Chimuganasa Bushi” de Tsuneo Fukuhara en 1986 y todavía canta en su propio club de shimauta en Koza. Otras cantantes que grabaron y se hicieron populares en el mundo de shimauta incluyeron a la esposa de Tsuneo Fukuhara, Hiromi Shiroma (quien hizo un álbum junto con Shouei Kina), Naoko Seragaki, y también Yuki Yamazato, Katsuko Yohen y Keiko Kinjo. Las tres últimas realizaron un álbum juntas recientemente. El álbum se titula Doushibi, que quiere decir “amigos” y que es también el nombre del bar en Koza de Yamazato y Katsuko Yohen.

Yuki Yamazato nació en 1937 en Motobu al noroeste de la isla principal, y fue estudiante de Tsuneo Fukuhara. Ella grabó primero con Rinshô Kadekaru y fue también la primera mujer cantante en grabar la canción “
Motobu Nakuni”. Junto con su contemporánea Misako Oshiro, puede reclamar el ser una destacada intérprete de canciones tradicionales okinawenses. Ella se cuenta entre las dos o tres mujeres cantantes okinawenses más prominentes. Su álbum en dúo con Minoru Kinjo, el cual ya está disponible en cd, se considera como uno de los clásicos en la historia de grabaciones de la isla. Cuando nos conocimos en su bar era una mujer de 70 años con un espíritu muy joven y todavía en posesión de su apariencia muy sofisticada. Mientras que Yamazato y Yohen sirven las bebidas en Doushibi, los clientes pueden cantar sus propias versiones de las canciones de la isla con un aparato de karaoke, pero este se detiene cuando se le pide a una de las dos mujeres que cante. Luego aparece el popular sanshin y se interpretan las más exquisitas canciones a unos cuantos centímetros de nuestros rostros. Yamazato solía tener un lugar específico para interpretar sus minyo pero vio que no era tan divertido presentarse en un escenario cada noche. En el bar en cambio canta cuando siente que quiere hacerlo y acepta solicitudes de la pequeña clientela compuesta por verdaderos fans de la música de Okinawa.

Pero si Rinshô Kadekaru es el padrino de
shimauta, él personalmente ha elegido a la “madrina”, Misako Oshiro. Ella nació en la industrial ciudad japonesa de Osaka en 1936 y luego fue llevaba a Nago en Okinawa. Se interesó por la música a los seis años de edad y a los nueve ya podía interpretar un buen número de canciones. Recibió entrenamiento formal en música clásica de Okinawa y luego en minyo. Fue Tsuneo Fukuhara quien la empujó hacia el mundo de minyo y ella se convirtió en alumna del músico Teihan China, padre de Sadao China. La primera vez que vi a Misako Oshiro fue en un concierto en Koza en 1990 cuando ella era una entre muchos cantantes y músicos que tomaron parte en el homenaje póstumo a Teihan China. Sin saber primero sobre su estatus y gran aprecio que se le tenía en el mundo de la música okinawense, era obvio que allí estaba una persona especial. Su fraseo y claridad en el canto eran excepcionales incluso en medio de todos los presentes, y la edad no parecía haberle disminuido en absoluto su capacidad interpretativa. En 1994 grabó el Kamaumui (Amor no Correspondido) para el sello Victor, un álbum que fue dedicado a su mentor, Teihan China, y este inmediatamente se convirtió en un clásico. Se dice que Rinshô Kadekaru mencionó que Oshiro era la compañera ideal de canto y que por tanto han grabado juntos. Misako Oshiro también apareció en películas okinawenses, tomando el rol principal en el film Tsuru-Henry de Go Takamine. Aunque al parecer su voz ya no es tan fuerte como lo solía ser, ella continúa cantando y grabando, posee un bar de música okinawense en Naha, y en 2009 realizó un álbum con el prolífico joven músico Toru Yonaha.

Música