INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    OKINAWA    AINU    PATRIMONIO    

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford

EL PODER DE OKINAWA
Las Raíces Musicales de las Islas Ryûkyû
Por John Potter

2. La Música del Pueblo

Shimauta y la primera generación de artistas que graban

Los términos
minyo y shimauta se superponen en muchas formas, pero fue en gran medida gracias a los esfuerzos de un hombre que el término shimauta, original de Amami, empezó a tener un significado más amplio a medida que se escribían y grababan canciones folclóricas “nuevas”. Su nombre era Choki Fukuhara. Nacido en 1903, fue un cantante, músico y compositor de canciones, cuya mayor contribución a la música de Okinawa fue como fundador de Marufuku Records. Sin embargo, su compañía no se inició en Okinawa ya que fue fundada en 1926 en la ciudad japonesa de Osaka.

A comienzos del siglo XX los okinawenses se estaban acostumbrando a despedirse de sus islas en busca de trabajo, debido a que la pobreza y el aumento de la población llevó a muchos de ellos a atreverse a viajar a lugares distantes. Los primeros emigrantes fueron a Hawaii. Luego otros fueron a Sudamérica, a otras partes del sudeste asiático, y un número significativo a la región de Kansai en Japón. Por largo tiempo Osaka había sido el lugar a donde los okinawenses llegaban como punto de partida en la isla principal y era vista como la puerta de entrada a Japón para la gente de Okinawa y de las otras islas. El bote original, llamado Kansai Kisen, se empleaba para transportar trabajadores para la industria textil, primero a Kobe y luego a Osaka. Choki Fukuhara fue un cantante consumado, escritor de canciones y músico cuando fundó su pequeña compañía, Marufuku Records. Él grababa tan solo a artistas okinawenses y al comienzo esto servía a la necesidad de los okinawenses que extrañaban su tierra quienes querían escuchar la música de sus islas. Inicialmente los artistas okinawenses grababan en el estudio de Osaka. Luego de varios años Fukuhara empezó a escribir y grabar un número de canciones usando con frecuencia melodías viejas a las cuales les ponía los textos. No sorprende que estos tenían que ver con temas sobre la pérdida del viejo país. Fue aventurado y experimental en el uso de música y no restringió el acompañamiento al
sanshin y el taiko. También empleó violín, acordeón, mandolina en incluso trompeta, simplemente porque había escuchado dichos instrumentos y le gustaba su sonido. De hecho él estaba creando un nuevo tipo de minyo. En 1947 Fukuhara realizó su primer álbum y produjo álbumes de otros artistas que había descubierto o a quienes animaba a grabar. Un “nuevo” tipo de shimauta se estaba haciendo popular entre los okinawenses y Marufuku Records se ubicó en primera línea en producción y grabación. En realidad esto fue un redescubrimiento de su propia cultura y canciones, pero las nuevas técnicas de grabación le permitieron rápidamente alcanzar un amplio público.

Una de las primeras y más típicas canciones asociadas con Choki Fukuhara era “
Imin Kouta” (Canción del Inmigrante). En esta canción el texto habla de alguien que ha tenido que dejar Okinawa y que piensa en su tierra natal. El cantante no quería dejar las islas pero se vio forzado a hacerlo con el fin de conseguir dinero. En el segundo de los cinco versos ha pasado un año y la segunda voz aconseja al cantante no desperdiciar dinero y más bien enviarlo a sus padres, y que no olvide de escribirles cartas: “Cuando envías algo de dinero tus padres se sentirán orgullosos y toda la gente de la aldea te admirará”.

Entre los más importantes de la primera generación de cantantes y músicos masculinos de
shimauta -muchos de los cuales grabaron en Marufuku- estaban Shouei Kina, Seijin Noborikawa, Yukichi Yamazato, Genji Kuniyoshi, Koutoku Tsuha, Teihan China, Minoru Kinjo, Shuei Kohama, Shotoku Yamauchi, y por encima de todos, quizás, el “padrino” de shimauta Rinsho Kadekaru quien grabó su primer sencillo para Marufuku y luego grabó muchos álbumes. Luego de la guerra la ocupación norteamericana (1945-1972) y su influencia vieron la entrada del tocadiscos tragamonedas a Okinawa. La mitad de las canciones en tales tocadiscos eran shimauta, así que hacia finales de los años 50 no era raro poner tu dinero en el tocadiscos para escuchar a Elvis Presley seguido de Rensho Kadekaru. Hacia mediados de los años 70 se celebró en Tokyo un Festival de Ryûkyû y se presentaron eventos de shimauta en las principales ciudades del Japón con interpretaciones de Kadekaru y Yamazato al igual que de Rinsuke Teruya y los jóvenes músicos Sadao China y Tatsuhiro Daiku.

Seijin Noborikawa fue una especie de “pupilo” de Kadekaru quien cantó con él y aparecieron juntos en escenarios durante los años 90 en los últimos Festivales Ryûkyû llevados a cabo en Japón. Noborikawa se hizo famoso además por la velocidad con la que tocaba el
sanshin y es ampliamente conocido como el “Jimi Hendriz de shimauta”, al igual que con el apodo de Seigwa. Luego de su aparición en la película Nabbie no Koi (El Amor de Nabbie) en 1999 y en otra película filmada en Okinawa, Hotel Hibuscus, volvió a surgir y grabó un álbum con la banda de rock japonés Soul Flower Union. Un álbum de compilación de sus mejores trabajos titulado “It´s only Seigwa” fue lanzado para conmemorar su 75 aniversario y un año más tarde, en 2008, estaba de nuevo en un estudio grabando un nuevo álbum. De las islas más alejadas proviene Yukichi Yamazato, desde Yaeyama, quien fuera el ganador de un concurso Tubarama en la década de 1950 y quien se convertiría en otra figura importante. Él también ha grabado un excelente álbum de canciones  junto con Rinsho Kadekaru, Uta Awase, lanzado en 1999, el mismo año del fallecimiento de Kadekaru. Las tristes y al mismo tiempo hermosas melodías de Miyako han sido menos grabadas que aquellas de las principales islas así que las grabaciones de Genji Kuniyoshi han sido especialmente importantes y al parecer todavía no hay nadie de Miyako que siga sus pasos. El redescubrimiento de Kuniyoshi hacia finales del siglo XX hizo que él grabara un nuevo álbum de canciones, Irabu Togani, en el importante sello disquero Victor en 2002.  


Música