INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    OKINAWA    AINU    PATRIMONIO    

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford

EL PODER DE OKINAWA
Las Raíces Musicales de las Islas Ryûkyû
Por John Potter

2. La Música del Pueblo

Orígenes

Por muchos años la nobleza ryukyuense se destacaba más por sus logros en la interpretación del laúd
sanshin que por sus destrezas en batalla o sus habilidades con las armas y el sanshin ocupó el mismo lugar de importancia que la espada en Japón. Cuando el Reino de Ryûkyû  finalmente fue abolido en 1879, muchos de aquellos prestigiosos intérpretes de sanshin de pronto se encontraron no solo sin reino, sino también sin medios para vivir y tuvieron que encontrar por primera vez un empleo. Algunos de ellos aprovecharon sus habilidades musicales y usaron sus mejores destrezas para viajar por Okinawa y otras islas donde interpretaban música y le enseñaron a la gente común el placer de la música de sanshin. Muchos de los que los escuchaban aprendieron a tocar y pronto el sanshin se convirtió en el instrumento favorito de la gente. La majestuosa y refinada música de la corte fue entonces adaptada por la gente común dentro de de una forma más alegre y emotiva de música pero reflejaba más sus propias preocupaciones diarias.

Algunos de los antiguos miembros de la nobleza comenzaron a presentarse en público en restaurantes y salas de banquetes en los primeros días luego de la desaparición del reino y hacia finales de la década de 1880 surgieron tres teatros temporales en Naha para las funciones de
kumi-odori. Finalmente se construyó en la ciudad un edificio permanente, el Teatro Nakamo, y la nobleza pudo presentar su teatro y danza clásicos al público general. Pero entonces la gente no se sentía satisfecha con lo que posiblemente veían como el teatro más bien recargado y sosegado de la clase alta y pronto desarrollaron más géneros de su gusto como las danzas zo-odori y un tipo de teatro musical que incluía canto, danza y actuación conocido como kageki. Por tanto zo-odori puede verse como la contraparte más popular de ukanshi-odori clásica, mientras que kageki se relaciona con la forma más estilizada, kumi-odori.

El término
koyo se refiere a todas las canciones que han surgido a lo largo de loa años y que se siguen cantando a lo largo y ancho de las islas Ryûkyû. Muchas de estas fueron originalmente canciones rituales o religiosas en las cuales, por ejemplo, la gente oraba por éxito en la casería o la pesca. También hay diferentes términos o palabras para cada tipo de canción interpretada en las diferentes islas.En Okinawa-honto existían omoro y kuena -que incluye las canciones ceremoniales y rituales que se interpretaban en la corte. Existe una antología de estas canciones clásicas de mediados del siglo XVIII y muchas de estas todavía se interpretan hoy. En la isla de Miyako las canciones eran conocidas como neeri y ayagu. Neeri eran las canciones religiosas y rituales, mientras que ayagu eran las canciones de la vida cotidiana, con frecuencia románticas tristes y caracterizadas por sus llamativas melodías, al igual que un buen número de dulces canciones para niños. Entre las islas Yaeyama eran predominantes las canciones de trabajo y labores que se interpretaban en el campo. Tanto en Miyako como en Yaeyama las canciones eran más comúnmente interpretadas sin acompañamiento o tan solo con las palmas de las manos, siendo el sanshin una adición más reciente.

La forma
ryuka de poesía lírica se usaba frecuentemente como la base de las canciones que se fueran a interpretar. Su estructura silábica de 8-8-8-6 proporcionaba el marco para muchas de las canciones antiguas y es todavía evidente hoy en día. En los inicios del Reino de Ryûkyû, ryuka se cantaba acompañado del sanshin y no tanto recitado, de tal forma que ryuka está estrechamente conectado con la interpretación del sanshin.

Música