INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    OKINAWA    AINU    PATRIMONIO    

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford

Kumi Odori - Repertorio

Manzai Tichiuchi (La Revancha de los Hermanos Jana)
de Choochoku Tasato


La composición de la obra de Kumiodori Manzai Tichiuchi es atribuida a Tasato Chôchoku (1703-1773), a quien se le comisionó crear obras de entretenimiento para ser presentadas a los emisarios chinos que visitarán Ryûkyû con motivo de la envestidura del Rey Shô Boku en 1756. Las tres obras que creó para esa ocasión fueron Manzai Tichiuchi, Gishin Monogatari La Historia del Súbdito Leal) y Ôgusuku Kuzure (La Caída del Castillo Ûgushiku). Junto con Nido Tichiuchi de Tamagusuku Chôkun, Manzai Tichiuchi es una de las obras más apreciadas en la categoría de revancha (tichiuchi) de Kumiodori. El punto más elevado es la serie de danzas ejecutadas por Jana-nu-shi y Chîun. Estas danza son con frecuencia presentadas en forma consecutiva fuera de la obra con el título de Takadêra Manzai, la pieza central en la categoría de danza Nise-udui. Takadêra-uzashi trata de persuadir a Ojana-nu-hya para que le deje tener un fino corcel que está en posesión de Ojana pero es rechazado. El agraviado Takadêra furtivamente ataca a Ojana y lo mata. El hijo de Ojana, Jana-nu-shi, toma la determinación de vengar la muerte de su padre. Mientras tanto, la casa de Takadêra es acosada porr eventos poco propicios. Takadêra sale con su familia y sus ayudantes a una playa para purificarse al borde del agua. Disfrazados de artistas ambulantes (intérpretes de danzas manzai de auspicio conocidos como Chondara), Jana-nu-shi y su hermano menor Chîun se aproximan a Takadêra y aprovechan la oportunidad de atacarlo y vengar la muerte de su padre.  



Guión

Escena 1

Jana-nu-shi aparece y anuncia que su padre, Ojana, fue asesinado por Takadera durante una disputa acerca del caballo de Ojana. Él está determinado a matar a Takadera pero incapaz de hacerlo solo, buscará la ayuda de su hermano menor, Keiun, quien se convirtió en monje.

Escena 2

Aparece Takadera. Debido a sucesos de mal agüero ocurridos en su casa, como lo fue la aparición de una paloma dentro del altar familiar durante dos días seguidos, La familia de Takadera se siente intranquila y deciden ir a la playa para purificarse. Consciente de que esto podría convertirlo en objetivo para sus enemigos, Takadera le dice a sus súbditos que mantengan su nombre en secreto luego de que dejan la seguridad de su estado.

Escena 3

Jana-nu-shi y Keiun se despiden de su madre y parten en busca de Takadera. Un anciano les dice que Takadera está en la playa en Kowan siendo entretenido con danzas. Viendo que ha llegado su oportunidad, asumen el disfraz de artistas de chondara. Se presentan frente a Takadera, quien los invita a danzar en su fiesta.

Escena 4

Takadera pronto siente que algo anda mal y envía a su esposa y damas de compañía de regreso a casa. Luego trata de escapar pero los jóvenes lo atrapan y lo asesinan. Luego regresan a reportarle a su madre sobre el éxito de su misión.



Jana-nu-shi:
Soy Jana-nu-shi, el hijo mayor de Ujujana-nu-hya.
Qué dolor, mi padre y Takadera-uzashi tuvieron una pelea por un caballo. Y mi padre fue muerto con cizaña. Día y noche la idea de una venganza está siempre conmigo. Pensando en derrotar al enemigo, no puedo dormir tranquilo. Oculto en la noche busco lograr mi propósito. Pero el acto de venganza requiere vigilancia. Los guardias nocturnos se mantienen alerta y las antorchas están siempre encendidas. Penetrar en la mansión de Takedera está más allá de mis posibilidades.

Mi hermano menor Keiun se ha convertido en novicio en un templo en Futenma. Debo apresurarme para discutir con él el plan de la venganza.

Keiun:
Buen día! Aunque añoro ver a nuestra madre, este mes debo proseguir con devoción y por tanto no puedo ir a visitarla.

Jana-nu-shi:
Bueno, nuestra madre está ahora muy bien de salud. Por ahora, hay un asunto de gran urgencia que deseo discutir contigo.

Keiun:
Qué ocurre? Dímelo ya.

Jana-nu-shi:
Día y noche la idea de una venganza está siempre conmigo. Pensando en derrotar al enemigo, no puedo dormir tranquilo. Oculto en la noche busco lograr mi propósito. Pero el acto de venganza requiere vigilancia. Los guardias nocturnos se mantienen alerta y las antorchas están siempre encendidas. Penetrar en la mansión de Takedera está más allá de mis posibilidades.

Aunque te has convertido en un monje, esto tiene que ver con nuestro padre. Tomemos nuestras dagas. Que sus filos impregnados con la devoción filial penetren el cuello de nuestro enemigo. Dicho esto, partamos juntos a buscar nuestra venganza.

Keiun:
Como esto tiene que ver con el enemigo de mi padre, sin duda quiero derrotarlo. Pero me he convertido en monje y al tu llevarme contigo, llevar a cabo la venganza deshonrará tu estatus de samurai. Qué haríamos si nos convertimos en el hazmereir?

Jana-nu-shi:
Keiun! Escucha atentamente lo que te voy a decir. En el “Libro de Gratitud Parental” hay un pasaje que alude a la deuda que tenemos con nuestros padres. “Más arriba que los altos cielos, infinito como el reino de Sarasvati”. También el el “Libro de los Hijos” leemos que la deuda con nuestros padres es tan alta como el monte Sumeru y que los profundos mares son superficiales en comparación.

Siendo así el mensaje de los textos clásicos, al ignorar la deuda que tenemos con nuestros padres y de esa forma entrar al sacerdocio no es el camino de Buda. Emplear a un extraño para vengarse a nombre de uno sin duda manchará el nombre del samurai. Aunque vestido con el traje negro de un monje, ya no eres mi hermano? Además, si pasáramos pasar por alto a nuestro enemigo y que hablara de nosotros con desprecio seríamos incapaces de vivir con nuestro enemigo bajo el mismo cielo. Siendo así, se firme y rápido en tu decisión.

Keiun:
Tus palabras son ciertas! Por favor perdona lo que dije. Vamos juntos a cumplir con nuestra venganza!

Jana-nu-shi:
Ah, lo que acabas de decir refleja la doctrina del amor filial. Takadera-uzashi es un hombre de gran influencia debido a su gran poder. No es un enemigo que sea fácil de aproximar y atacar. Partiremos disfrazados de artistas manzai , ocultando nuestros rostros bajo sombreros de paja trenzada, cargando mochilas con las dagas ocultas entre nuestros bastones, y con el propósito de derrotar a nuestro enemigo antes de que pasen veinte o treinta días.

Keiun:
Ah, ahora que ya está hecho el plan no puedo esperar ni diez días para atacar al enemigo! Entonces partamos ya.

Jana-nu-shi:
Keiun, por último, cuando nuestra madre reciba la noticia se pondrá nerviosa. Si partimos diciendole que vamos en busca de la venganza, en su asombro podría inquietarse mucho. Visitemosla diciendole que vamos a Kume para asistir a charlas sobre los libros de la sabiduria, y así la dejamos por catorce o quince días.

Keiun:
Si tal es la situación no tendremos motivos para preocuparnos. Entonces apresurémonos y despidamonos de ella.

Takadera-uzashi:
Yo aquí presente soy Takadera-uzashi. Ah, qué pasajera es la vida! Como luna burbuja de agua, desaparece y nada queda. Es nuestra existencia que para un rocío. De dónde surge este mal presagio? Ayer y hoy dos días de seguido ha entrado volando una paloma y se ha posado en nuestro altar familiar. Mi esposa e hijos se sienten intranquilos por este hecho tan sorpresivo. Si un animal silvestre entra en una casa, la costumbre en este mundo pasajero es llevar a cabo una purificación caminando en la playa. Debo ir junto con mi esposa e hijos hasta al aldea de Kowan y descender a la playa.

Súbditos! Si vamos a la aldea de Kowan y nos hospedamos en una posada no den mi nombre! Tan solo digan que un hombre de la nobleza de Shuri desea hospedarse. Debemos estar en guardia a cause de aquellos que son nuestros enemigos.

Súbditos:
Entendido, señor!

Takadera-uzashi:
Finalmente hemos llegado a Kowan. Súbditos! Durante el día debemos entretenernos en la playa y cuando llegue la noche debemos ir a la aldea. Rápido hagan los preparativos en la posada!

Súbditos:
Entendido, señor!

Takadera-uzashi:
Manabidaru, qué fresca es la brisa que se mece a lo largo de la playa! Los botes que zarpan a toda marcha desaparecen de la vista en un instante. Y no es ese el hermoso árbol conocido como “Pino de Kowan” tan frecuentemente alabado en poesía?

Manabidaru:
Si, sin duda el pino es hermoso. La brisa de hoy en la playa es tan refrescante! Me hace sentir muy feliz! Bueno, niños, bailen y jueguen a sus anchas.

Chiruduren:
Si, madre.

Canción:
(Sakamutu Bushi)
Deja que suene! Deja que suenen! Las castañuelas resuenan!

Hoy estamos muy felices de jugar en la playa!

Cuando las olas se mueven suavemente, porqué, oh, chorlito de playa, lloras tan lastimosamente? Estás lejos de tu ser amado?

Takadera-uzashi:
Ah, magnífico! Magnífico! Bueno, tengo una  buena idea. Júntense y jueguen a capturar una piedra.

Jana-nu-shi:
Bien, Keiun. Ya presentamos nuestros respetos a nuestra madre y no tenemos nada de qué arrepentirnos. Partamos ya.

Keiun:
Sin duda, apresurémonos!

Canción:
(Manzai kuduchi)
Luego de partir para vengar a su padre se disfrazan de artistas manzai y llevan ocultas sus dagas entre los bastones.

Sus rostros están ocultos bajo los sombreros de paja, parten a hurtadillas a su viaje, pasando por pueblos y aldeas.

Su enemigo tiene un escondite en Tera y los dos hermanos se mantienen alerta cuando toman un camino junto a la aldea.

Suben por el camino hasta el santuario Sueyoshi y le rezan a los dioses de la buena fortuna para que les permita encontrar pronto al enemigo.

Luego de entrar al santuario y orar, giran hacia el sur para contemplar el hermoso paisaje alrededor.

En dirección a las islas Chibishi y Kerama, una cadena de botes pesqueros se deslizan hacia las olas, y se observan las gaviotas volando sobre el mar. Los hermanos descienden la colina desde el santuario y se detienen un momento frente a la entrada de un templo. Nadie que los ve allí parados conoce de sus intenciones.

Transeunte:
Buenos días, manzai! Soy un noble de Shuri. Takadera-uzashi ha bajado a la playa en Kowan para entretenerse con danza y festividades. Es lo que he escuchado y voy a ver el espectáculo. No conozco el camino y quisiera pedirles su ayuda.

Jana-nu-shi:
Desde aquí que es Sueyoshi hasta la aldea de Jitchakuhay un gran camino. Debe ir derecho.

Transeunte:
Ya veo. Debo apresurarme.

Jana-nu-shi:
Ah, nuestras plegarias han sido respondidas! Es a través del deseo de los dioses que estas noticias han llegado hasta nosotros. Pero debemos permanecer vigilantes. Debemos apresurarnos!

Keiun:
Si no nos vengamos hoy, podríamos perder la oportunidad para siempre. Así que en marcha!

Jana-nu-shi:
Keiun! Asegúrate de no contarle tus pensamientos a otros. Mantengamos nuestros planes entre nosotros hasta cuando ataquemos al enemigo.

Keiun:
Sin duda tengamos cuidado en no bajar la guardia. Mira hacia allá! Han puesto una cortina y un toldo para los espectáculos que se están llevando a cabo!

Jana-nu-shi:
Keiun! Presentémonos como artistas manzai. Y atacaremos en un momento de descuido.

Keiun:
Hagamos justo eso.

Canción:
(Manzai kosi)
Artistas manzai y bailarines itinerantes descendieron de los cielos en el segundo mes para el festival cuando las plantas de arroz están listas.

Qué eligen? Un día favorable. Las ofrendas de arroz que han recibido son más pesadas que rocas.

Visten resplandecientes trajes de ramina de brocados japoneses y chinos hermosamente tejidos como si fueran hechos por artesanos que descendieron del cielo. Hombres ricos, ricos cargadores. Celebran su cargamentos, celebran estos itinerantes, que cuando pasan en sus caballos son alabados más que nunca. Las festividades continuarán hoy y mañana.

Súbditos:
Buenos días, manzai! Esta es la celebración de Takadera…Oh, no, lo siento. No lo es! Es de un noble de Shuri. Los conduciré a la aldea.

Jana-nu-shi:
Nosotros dos somos artistas chondara. Ya que los espectáculos ya comenzaron, permítanos presentarnos ante este público.

Niños:
Súbditos! Si ellos tienen algo interesante qué mostrarnos, déjelos pasar y que dancen.

Súbditos:
Como ustedes digan. Bueno, entonces veamos lo que pueden hacer!

Jana-nu-shi:
A sus órdenes!

Canción:
(Ufunshari Bushi)
El gato cojo de al lado con una oreja cortada y sin nariz, fue mordido en el cuello por un ratón de cuello blanco y ojos enfermos.

Eres el único que grita y salta efusivamente. Con qué se puede comparar tu torpe hablar cuando vas a realizar tus trucos?

Niños:
Eso fue maravilloso! Danza más!

Takadera-uzashi:
Bueno Manabidaru, ya llega la noche y no deberías permanecer aquí más tiempo. Vete pronto a la posada. Ya pronto estaré contigo.

Canción:
(Sensuru Bushi)
Kotaro desde Kyoto viene cavalgando en un caballo hecho de una canasta rota de bambú y con cuerdas como cola, y una tabla como rostro con orificios perforados como ojos. Se presentan danzas con caballos, títeres y leones. Todos están fascinados al ver tales cosas.

(
interludio musical)

Jana-nu-shi:
Yo soy Jana-nu-shi, el hijo mayor de Ufujana-nu-hya. Hoy debo vengar el crimen cometido contra mi padre!

Keiun:
Yo soy Keiun, el hijo menor proveniente de Futenma!

Jana-nu-shi:
Keiun, hoy hemos vengado el crimen cometido contra nuestro padre. Nuestro difunto padre seguramente está regocijado.

Keiun:
Apuremonos y regresemos para contarle a nuestra madre de lo afortunados que somos de haber podido tomar venganza en este día.

Jana-nu-shi:
Guardemos nuestras dagas entre nuestros bastones y bailemos camino a casa!

Keiun:
Sin duda, bailemos camino a casa!

Canción:
(Yushaino Bushi)
Ahora que el crimen fue vengado, su padre de seguro estará regocijado en su tumba cubierta por el césped.

OKINAWA

Géneros