INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    OKINAWA    AINU    PATRIMONIO    PERSONALIDADES    

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford

Personalidades


ZEAMI (1363-1443)



Sobre el Arte del Teatro Noh - Los Principales Tratados de Zeami

de la versión en inglés de J. Thomas Rimer y Yamazaki Masakazu


Los tres elementos de la composición de una obra (Sandō / Nōsakusho)


Hay tres elementos necesarios para la composición de una obra de Noh: la semilla, la construcción y la composición. En primer lugar, hay que conocer muy bien la semilla [los materiales de origen]. En segundo lugar, hay que construir los distintos elementos de forma adecuada. En tercer lugar, el propio texto debe estar bien compuesto. Hay que dominar a fondo los materiales fuente ortodoxos que se van a utilizar [seleccionando un personaje central de los clásicos o de las leyendas], dividir el material en cinco Secuencias de acuerdo con los principios de jo, ha y kyū y, por último, componer el texto y añadirle las melodías adecuadas.

1.
Semilla. La semilla se refiere a la elección de un tema basado en fuentes tradicionales apropiadas, cuyas acciones son a la vez apropiadas para la expresión teatral y especialmente eficaces en cuanto a las Dos Artes de la danza y el canto. Esto se debe, por supuesto, a que estas Dos Artes constituyen la base fundamental de todo nuestro arte. Si el tema elegido para la obra se refiere a un personaje que no puede ser manifestado mediante estas Dos Artes, entonces, aunque el personaje a representar sea una persona famosa en el pasado o una persona de dones prodigiosos, no es posible ningún efecto teatral apropiado para el Noh. Este principio fundamental debe ser comprendido a fondo.

Por ejemplo, entre las diversas figuras adecuadas para la Interpretación de Personajes en el Noh, personajes como las diosas, las deidades sagradas femeninas, las vírgenes vestales y otros similares son todos apropiados, ya que pueden interpretar los cantos y danzas sagradas
kagura. En cuanto a los papeles masculinos, figuras como Ariwara no Narihira, Otomo no Kuronushi y Genji son personajes muy cultivados y de gran elegancia. En cuanto a los papeles femeninos, Lady Ise, Ono no Komachi, Giō y Gijo, Shizuka y Hyakuman son famosos por sus logros artísticos en poesía o danza. Todos estos personajes históricos o literarios, si se eligen para la figura central de un drama Noh, aportarán por sí mismos una apariencia de elegancia artística a la obra. Si se utilizan los personajes de los sacerdotes, los actores pueden crear personalidades como Jinen Koji, Kagetsu, Tōgan Koji, Seigan Koji y otras personas con méritos artísticos. Además, cuando se eligen personajes desconocidos -hombre o mujer, joven o anciano-, sus papeles deben componerse de tal manera que sus caracteres puedan ser adecuados para las artes del canto y la danza. Por lo tanto, crear un personaje cuya esencia esté implicada en el arte del canto y la danza puede denominarse elegir la semilla adecuada.


También existe la categoría de "Noh creado", en la que se prepara una nueva obra sin ninguna fuente literaria específica, recurriendo a las afinidades entre lugares famosos o sitios históricos, con el fin de conmover al público. Este tipo de obras son difíciles de componer y requieren los logros de una persona de gran talento.

Personalidades