INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    OKINAWA    AINU    PATRIMONIO    PERSONALIDADES    

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford

KYÔGEN

Obras


UTSUBOZARU

(El Carcaj de Piel de Mono)


Un señor exige la piel de un mono amaestrado para cubrir su carcaj, pero cuando el mono baila para él, no sólo promete dejarle vivir sino que le da su espada, su capa y su abanico como compensación.









Personajes

Amo (Shite)

Tarō Kaja (Ado)

Entrenador de monos (Koado)

Mono (Kokata)


-Amo: Soy un famoso arquero. Hoy he decidido ir a cazar al campo. Con respecto a lo cual, pienso llamar a mi sirviente y ordenarle que me acompañe. ¡Aquí, aquí! ¡¿Hay alguien por aquí?!

-Tarō Kaja: ¡Aquí!

-Amo: Ahí estás.

-Tarō Kaja: A su servicio, señor.

-Amo: Has venido muy rápido. Hoy he decidido ir a cazar al campo. ¿Qué te parece?

-Tarō Kaja: Si no lo hubiera mencionado, estaba a punto de sugerirlo yo mismo. Es una buena idea.

-Amo: En ese caso, sigamos nuestro camino. ¡Aquí, aquí! ¡Vamos, vamos!

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor.

-Amo: ¿No estás de acuerdo en que no hay nada en el mundo más agradable que cazar?

-Tarō Kaja: Como ha observado tan astutamente, señor, es un pasatiempo agradable.

-Amo: En cualquier caso, deseo llevar a casa una gran captura hoy.

-Tarō Kaja: Sería una buena cosa llevar a casa una gran caza.

-Entrenador de monos: (Viene guiando a su mono, hablando al mismo tiempo que los demás personajes) ¡Aquí, aquí! ¡Sigue moviéndote, sigue moviéndote!

-Mono: (produciendo ruidos).

-Entrenador de monos: Soy un entrenador de monos y residente de la ciudad de Tatsu. Como hoy es la Fiesta del Establo, me dirijo a hacer la ronda de mis patrones. (Al mono) ¡Aquí, aquí! ¡Sigue moviéndote, sigue moviéndote!

-Mono: (produciendo ruidos).

-Amo: ¡Tarō Kaja!

-Tarō Kaja: ¿Sí?

-Amo: Una gran multitud se ha reunido allí. Ve a ver qué ha llamado su atención.

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor. (Va a mirar al entrenador de monos y a su mono y luego vuelve donde el amo) Es un entrenador de monos.

-Amo: ¿Dices que es un entrenador de monos?

-Tarō Kaja: Y aquí viene hacia nosotros.

-Amo: Efectivamente, viene hacia acá. (Al entrenador de monos) ¡Aquí, aquí, entrenador de monos! ¿De dónde has traído ese mono?

-Entrenador de monos: Lo traigo de la ciudad de Tatsu.

-Amo: ¿Es salvaje o domesticado?

-Entrenador de monos: Como es un mono entrenado, es bastante manso.

-Amo: ¿Dices que es manso?

-Entrenador de monos: Sí.

-Amo: (riendo) Bueno, debo decir que tiene un pelaje fino y parece bien criado.

-Mono: (Salta hacia el señor emitiendo chillidos)

-Tarō Kaja: ¡Oh, aquí, aquí! Si es manso, ¿por qué es tan revoltoso?

-Entrenador de monos: Nunca ha actuado así antes. Parece que se asustó por la imponente apariencia de su señor. Seguramente por eso se abalanzó sobre él. Por favor, informe a su señor que me disculpo por el mono.

-Tarō Kaja: Con todo gusto.

-Entrenador de monos: (al mono) ¡Qué granuja eres!

-Tarō Kaja: (al señor) Debo informarle, señor, que parece que el mono se asustó por su imponente aspecto y es probable que esa sea la razón por la que saltó hacia usted. También el entrenador de monos se disculpa por la rudeza de su mono.

-Amo: Dígale que como el mono es un simple animal, no debe preocuparse. Yo le perdono.

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor.

-Amo: ¡Ah, sí! ¡Espera un momento!

-Tarō Kaja: ¡Ja!

-Amo: Dile al entrenador de monos que aunque es presuntuoso de mi parte ya que es la primera vez que nos encontramos, deseo hacerle una petición. Pregúntale si puede escuchar mi petición.

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor. (Al entrenador de monos) ¡Yo digo! Mi señor dice que como el mono es un simple animal, no debe preocuparse. El lo perdona.

-Entrenador de monos: Estoy muy agradecido.

-Tarō Kaja: También dice que aunque es presuntuoso de su parte ya que es la primera vez que se encuentran, desea hacerle una petición. También le pregunta si va a escuchar su petición.

-Entrenador de monos: Por favor, responda de mi parte que, aunque no puedo imaginar lo que puede desear de un simple entrenador de monos, si es algo que puedo hacer, escucharé su petición.

-Tarō Kaja: Con todo gusto. (Al amo) Dice que si es algo que puede hacer, escuchará su petición.

-Amo: Dile que debe jurarlo.

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor. (Al entrenador de monos) Dice que debe jurarlo.

-Entrenador de monos: Es un tipo cuidadoso. Dígale que no considero necesario jurar, pero ya que insiste, lo juro por el Sanno Bodhisattva.

-Tarō Kaja: Con todo gusto. (Al amo) Dice que no siente la necesidad de jurar pero ya que usted insiste, jura por el Sanno Bodhisattva.

-Amo: ¿Qué? ¿Dices que jura por el Sanno Bodhisattva, el santo patrón de los monos?

-Tarō Kaja: ¡Ja!

-Amo: (riendo) Jura como un verdadero entrenador de monos, ¿no es así?

-Tarō Kaja: Eso hace, señor.

-Amo: Bueno, esto requiere una expresión de gratitud.

-Tarō Kaja: Esa es una buena idea.

-Amo: ¡Escucha bien, entrenador de monos! Dije que quería pedir un favor y prometiste escuchar mi petición. Eso me hace muy feliz. En primer lugar, deseo expresar mi gratitud.

-Entrenador de monos: ¡Ja! Pero no está bien recibir su gratitud antes de escuchar tu petición. Por favor, dígame primero lo que desea de mí.

-Amo: ¡Ya he expresado mi gratitud de la forma más adecuada!

-Entrenador de monos: ¡Ja!

-Amo: ¡Tarō Kaja!

-Tarō Kaja: ¡Ja!

-Amo: La petición que tengo no es de gran importancia. Hace tiempo que quiero cubrir mi carcaj con piel de mono pero no he podido encontrar un mono con un pelaje lo suficientemente fino. Dile que su mono tiene un pelaje muy fino y que quiero su piel para cubrir mi carcaj.

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor. (Al entrenador de monos) Dice que su petición no es de gran importancia. Hace tiempo que quiere cubrir su carcaj con piel de mono pero que no ha conseguido encontrar un mono con un pelaje lo suficientemente fino. Y dice que le diga que su mono tiene un pelaje muy fino y que quiere su piel para cubrir su carcaj.

-Entrenador de monos: (riendo) Por favor, dígale que por un momento me preocupó que estuviera enfadado conmigo y que su broma es muy divertida.

-Tarō Kaja: Oíga! Esto no es una broma. Va muy en serio.

-Entrenador de monos: ¿Qué? ¿Dice que es muy serio?

-Tarō Kaja: Ciertamente.

-Entrenador de monos: ¿Qué es esto? Este mono está vivo. ¿Quién ha oído hablar de pedir la piel de un mono vivo? Dígale que no se puede hacer.

-Tarō Kaja: Con todo gusto. (Al amo) Dice que no se puede hacer.

-Amo: No debes haberlo explicado bien. Apártate de mi camino.

-Tarō Kaja: ¡Ja!

-Amo: Escucha bien. ¡Entrenador de monos! ¿No fue por esto que juraste? Y no recibiste la gratitud de un gran guerrero que tiene todo el derecho a rechazar todo lo que le ofrezcas o a tomar todo lo que rechaces? ¡Te aconsejo que lo entregues antes de que sea demasiado tarde!

-Entrenador de monos: Debo decir que lo que dice es muy indigno de su noble persona. Sigo reglas que son apropiados para mi humilde estado. Y juro por el arco y la flecha del Gran Dios Hachiman que no permitiré que ponga ni un dedo sobre mi mono.

-Amo: ¡Qué descaro!

-Tarō Kaja: (Al entrenador de monos) ¡Aquí, aquí! ¡No debes hablar así!

-Entrenador de monos: Pero pedir la piel de un mono vivo es pedir lo imposible.

-Tarō Kaja: Entonces, ¿por qué ha hecho un juramento?

-Entrenador de monos: Los juramentos dependen de las circunstancias.

-Tarō Kaja: ¡Se arrepentirá de esto!

-Entrenador de monos: ¿Cómo podría arrepentirme?

-Amo: ¡Fuera de mi camino, fuera de mi camino! Si todavía te opones, ¡te derribaré al igual que a tu mono!

-Tarō Kaja y el entrenador de monos: ¡Oh, espera un momento!

-Amo: ¿Esperar qué?

-Tarō Kaja: (Al entrenador de monos) ¡Acceda a su petición, acceda a su petición!

-Entrenador de monos: Estaré de acuerdo.

-Amo: ¡Oye! ¿Aún te niegas a mi petición?

-Tarō Kaja: Dice que está de acuerdo.

-Amo: ¿Dice que está de acuerdo?

-Entrenador de monos: ¡Ja!

-Amo: Así es como debe ser. (A Tarō Kaja) Dile que lo mate rápidamente y que me dé la piel.

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor. (Al entrenador de monos) ¡Venga, venga! Mátelo y dale la piel a el.

-Entrenador de monos: ¿No hay otra salida?

-Tarō Kaja: ¿Cómo puede esperar otra salida ahora?

-Entrenador de monos: En ese caso, vaya a decirle de mi parte que si le dispara con esa enorme punta de flecha, la piel se arruinará y no servirá de nada. Hay un punto que llamamos “asestar al mono de un solo golpe” en el que se puede acabar con la vida de un mono de un solo golpe. Dile que yo mismo golpearé a mi mono allí si me concede un poco de tiempo.

-Tarō Kaja: Con todo gusto.

-Entrenador de monos: (Aparte) Oh, parece que debo seguir con esto. (Al mono) ¡Aquí, mono! ¡Solo eres un animal tonto, pero escúchame bien! Te he cuidado desde que eras un pequeño bebé. Te he enseñado muchos trucos y me has ayudado a ganarme la vida de forma muy cómoda, así que lo que voy a hacer no es por despecho o descontento hacia ti. Mira a ese buen señor de ahí. Dice que debo darle tu piel para cubrir su carcaj. Intenté disuadirlo pero dice que si no le doy tu piel acabará contigo y conmigo. Aunque me apena que las cosas hayan llegado a este punto, debo matarte ahora. Por favor, no me guardes rencor por esto, y te ruego que te abstengas de saltar de la otra vida para perseguirme en el futuro. Ahora ha llegado tu fin. (Levantando el palo para golpear al mono). ¡Iiiya-ei!

(El mono, interpretando esto como una señal para empezar a hacer sus trucos, toma el palo, corre hacia delante y hace la mímica de remar un barco con este. El entrenador del mono rompe a llorar)

-Amo: ¡Tarō Kaja!

-Tarō Kaja: Sí, señor.

-Amo: Ve a preguntarle por qué lloriquea y por qué no ha matado al mono todavía.

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor. (Al entrenador de monos) ¡Aquí, aquí! Mi amo quiere saber por qué lloriquea y por qué no ha matado al mono todavía.

-Entrenador de monos: Bueno, mire. Yo lo he criado desde que era un pequeño bebé y le he enseñado muchos trucos. Recientemente he empezado a sacarlo a la calle para que actúe, para lo cual le he enseñado a hacer la mímica de remar un barco. Como es un animal mudo, parece que no entendió que me estaba preparando para matarlo sino que pensó que era el momento de actuar, así que agarró mi palo y empezó a hacer su truco de mímica de remo de barco. Me conmovió tanto su inocencia que no me atreví a darle el golpe mortal. Aunque tuviera que morir con él, no podría matarlo yo mismo. No puedo hacerlo. (Llora).

-Tarō Kaja: Lo entiendo, con todo mi corazón. (Al señor) Señor, debo informarle...

-Amo: ¡Lo he oído, lo he oído!

-Tarō Kaja: ¿Lo ha oído?

-Amo: Qué palabras más tontas pronuncia. Dice que el mono agarró el palo con el que iba a golpearlo y que se conmovió tanto por eso empezó a lloriquear. ¿No es eso lo que ha dicho?

-Tarō Kaja: Es como usted dice, señor.

-Amo: ¿Es eso realmente lo que pasó? (Dejando caer su arco y flecha)

-Tarō Kaja: ¡Ja!

-Amo: (Rompiendo a llorar) ¡Oh, debo decir que es lamentable!

-Tarō Kaja: Qué lamentable, en efecto.

-Amo: Dile que no dispararé, y que perdonaré la vida de su mono.

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor.

-Amo: ¡Hazlo feliz, hazlo feliz!

-Tarō Kaja: Con todo gusto. (Al entrenador de monos) ¡Aquí, aquí! Dice que le perdonará la vida a su mono.

-Entrenador de monos: ¡No importa lo que me pase, no puedo golpear a mi mono! (Llora)

-Tarō Kaja: ¿Qué es esto? Dice que le perdonará la vida a su mono.

-Entrenador de monos:  No importa lo que me pase, no puedo golpear a mi mono, ¡no puedo hacerlo! (Llora)

-Tarō Kaja: Está perdido en una completa confusión. (Al entrenador de monos) ¡Le digo que le perdonará la vida a su mono!  ¡Le digo que le perdonará la vida a tu mono!

-Entrenador de monos: ¿Dice que le perdonará la vida a mi mono?

-Tarō Kaja: Por supuesto.

-Entrenador de monos: ¿Es eso cierto?

-Tarō Kaja: Es cierto.

-Entrenador de monos: ¿Es un hecho?

-Tarō Kaja: No hace falta decirlo.

-Entrenador de monos: ¡Oh, qué felicidad! ¡Qué feliz soy! Si es así, haré que mi mono le dé las gracias.

-Tarō Kaja: Esa es una buena idea. (Al señor) ¡Yo digo, yo digo! El mono se lo agradecerá.

-Amo: ¿Dices que el mono me lo va a agradecer?

-Tarō Kaja: Eso es, señor.

-Entrenador de monos: ¡Aquí, aquí! Ve allí y dile al señor "Gracias por perdonarme la vida".

-Mono: (Se inclina hacia el señor al tiempo que produce ruidos)

-Amo: ¡Oh, mira! ¡Me está dando las gracias!

-Tarō Kaja: De verdad le está dando las gracias.

-Entrenador de monos: Ve a agradecer a Tarō Kaja también por mediar por ti.

-Mono: (Se inclina hacia Tarō Kaja al tiempo que produce ruidos).

-Amo: ¡Él también te está agradeciendo!

-Tarō Kaja: Eso es, señor.

-Entrenador de monos: Digo, digo, Tarō Kaja. Dígale que haré que mi mono haga un baile de celebración para él.

-Tarō Kaja: Prepare al mono para bailar mientras voy a decírselo.

-Entrenador de monos: Con todo gusto.

-Tarō Kaja: ¡Digo, digo! Dice que hará que el mono haga un baile de celebración para Ud.

-Amo: ¿Dices que dice que hará bailar al mono?

-Tarō Kaja: Eso es lo que dice.

-Amo: Esa es una buena idea. Ya que se esta tomando tantas molestias, me quitaré el carcaj y disfrutare del espectáculo con comodidad. Ven a ayudarme a quitarme el carcaj.

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor.

-Amo: Dile que comience el espectáculo tan pronto como esté listo.

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor. (Al entrenador de monos) Comience el espectáculo tan pronto como esté listo.

-Entrenador de monos: Con todo gusto.

-Amo: ¡Mira, oh, mira! ¡Aquí viene, aquí viene!

-Tarō Kaja: Verdaderamente, aquí viene.

(Durante la siguiente escena, el diálogo y la acción de Tarō Kaja y el señor se superponen e interactúan con la canción del entrenador de monos y la danza del mono)

-Entrenador de monos: (Cantando y golpeando su bastón siguiendo el ritmo)

La danza del mono se realiza ahora en agradecimiento.

Llena de graciosos movimientos y giros de brazos y manos,

Y con hábiles giros de los hombros y las caderas,

La danza es muy tranquila y digna.

-Amo: Oh, qué animal tan inteligente.

-Tarō Kaja: Así es.

-Amo: ¡Digo, digo! ¡Dale esto, dale esto! (Entregando a Tarō Kaja su abanico)

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor. (Lleva el abanico al entrenador de monos) Le envía esto.

-Entrenador de monos: (cantando)

Un barco navega desde Tsukushi hacia el País del Oeste,

Ocho remos cada uno en su popa y su proa,

Va rápidamente por su camino siendo remado por dieciséis remeros.

-Amo: Debo decir que ha aprendido bien sus trucos. ¿No es así?

-Tarō Kaja: Así es.

-Amo: ¡Mira, oh, mira! Aquí viene con mi abanico.

-Tarō Kaja: Eso sí que lo tiene.

-Amo: ¡Digo, digo! (Entregando su espada a Tarō Kaja) ¡Dale esto también, dale esto también!

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor. (Llevando la espada al entrenador de monos) Le envía esto también.

-Entrenador de monos: (cantando)

La danza del mono Hinda es

Muy alegre, digo yo,

¡Muy alegre, digo yo!

¡Ja!

¡Qué lugar tan feliz es la Tierra de Akitsu!

¡Iyaaaa!

En una medida de oro,

pesa tu cosecha de arroz,

Pesa tu cosecha de arroz.

¡Ja!

¿Yace dormido, mecido en la cuna de su barco?

(Hablando) ¡Acuéstate ahí! ¡Eso es, esa es la manera! ¡Iyaa!

(El mono se tumba en el suelo fingiendo que duerme)

-Amo: ¿Qué es esto? Se ha dormido. ¡Acuéstate ahí! ¡Esa es la manera! (Se ríe) ¡Yo digo, yo digo! Ayúdame a quitarme esto, ayúdame a quitarme esto. (Comienza a quitarse la capa y los pantalones)

-Tarō Kaja: No necesita ir tan lejos, señor.

-Amo: ¿Qué sabes tú? ¡Apúrate y ayúdame a quitarme estas cosas, apúrate y ayúdame a quitarme estas cosas!

-Tarō Kaja: Pero, señor, estoy seguro de que es mejor que no vaya tan lejos.

-Amo: (Por fin se quita la ropa con la renuente ayuda de Tarō Kaja) ¡Dale esto, dale esto!

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor. (Llevando la ropa al entrenador de monos) Dice que se las dé a usted.

-Entrenador de monos: (cantando)

Una estera de junco como colchón,

El timón como almohada,

El timón como almohada.

¡Ja!

El paso de Kowada que atraviesas,

El paso que atraviesas,

El paso que atraviesas,

Y sigue tu camino.

¡Iyaaa!

Llegas a Fushimi

Con su almohada de hierba,

Con su almohada de hierba.

¡Ja!

Este es el lugar donde reside tu amado señor. ¡Sé un perro ahora! ¡Arrástrate a cuatro patas! ¡Haz un gran círculo, un gran círculo! ¡Gira y gira y gira!

-Amo: ¿Qué es esto? ¡Se está arrastrando! ¡Arrastrándose a cuatro patas! ¡Haz un gran círculo, un gran círculo! (Imita al mono)

-Mono: (haciendo ruidos)

-Amo: (Se ríe imitando los ruidos del mono)

-Entrenador de monos: (cantando)

El perro empieza a ladrar con fuerza,

En la esquina de la calle,

En la esquina de la calle.

¡Ja!

Mirando la luna a través de las agujas del pino.

(Hablando) ¡Ahí tienes! ¡Sal y mira la luna!

-Amo: ¿Qué es esto? Está mirando la luna. ¡Sal y mira la luna! (Imita al mono)

-Entrenador de monos: ¡Cambia de mano y vuelve a mirar! ¡Mira bien, mira bien! ¡Iyaaa!

-Amo: Así que cambió de manos. Cambia de manos y mira de nuevo. (Imita al mono y se ríe)

-Entrenador de monos: (cantando)

Se nubló durante un tiempo,

pero ahora está claro otra vez,

Pero claro otra vez ahora.

¡Ja!

Las nuevas plantas frescas en Yokota en Hinda,

¡Iyaaa!

Con el corazón pesado,

Con el corazón pesado,

Las plantamos todas.

Así la danza del mono de Hinda

Llega a su fin,

se termina.

(El mono comienza a agitar una varita sagrada shintoísta de papel doblado en un palo, y el señor lo imita, usando su carcaj)

El mono y el ciervo son mensajeros de los dioses,

Traen paz y prosperidad a todo el mundo,

Por mil otoños y diez mil edades,

Apilando fardos de arroz para toda la gente del mundo,

Apilando fardos de arroz en lo alto para toda la gente del mundo,

Apilando fardos de arroz en lo alto para toda la gente del mundo,

Hasta que todos sean felices y éste sea un día alegre.

(El mono y el señor hacen una feliz pose con una rodilla en el suelo)

-Amo: ¡Iiiyaaaa!


Nota: Se considera que esta obra marca el comienzo de la vida profesional de un actor. Usualmente son niños de familias de actores quienes tienen la posibilidad de interpretar el papel de mono en esta obra en una función profesional. Se dice que a través de la preparación actoral, el niño aprende a desarrollar habilidades para la interpretación de los movimientos de un mono, sumado a la coordinación que debe tener al moverse al ritmo de la música.


Al igual que en otros personajes de Kyōgen y también de teatro Noh, la máscara empleada por el niño, conocida como kozaru (pequeño mono), tiene los agujeros de los ojos muy pequeños, lo que limita la visibilidad. El uso de este tipo de máscaras requiere de entrenamiento para poder desplazarse fluidamente sobre el escenario. Ya en escena la supervisión del actor que hace el papel de entrenador es fundamental tanto para que al niño no se le olviden partes de su actuación como también para evitar que tropiece o caiga del escenario.


Tipos de personajes:


Shite: actor principal

Ado: actor secundario

Ko-ado: segundo actor secundario

Kokata: actor niño




(Video en Youtube)

Géneros