INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    OKINAWA    AINU    PATRIMONIO    PERSONALIDADES    

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford

KYÔGEN

Obras


BOSHIBARI

(Atado a un Bastón)


Un amo ata a sus dos sirvientes para evitar que beban su sake mientras él está fuera, pero se las arreglan para emborracharse a pesar de sus precauciones.


Personajes

Tarō Kaja (Shite)

Amo (Ado)

Jiro Kaja (Koado)


-Amo: Soy un residente de este vecindario. Siempre que salgo, mis dos sirvientes tienen la costumbre de robarme el sake y bebérselo. Como hoy, una vez más, tengo un asunto que atender por el que debo viajar más allá de la montaña, he pensado en una forma para detenerlos. Primero llamaré a Jiro Kaja y le daré un trabajo que hacer. Jiro Kaja, ¿estás ahí?

-Jiro Kaja: Aquí.

-Amo: Aquí estás.

-Jiro Kaja: A su servicio, señor.

-Amo: Has venido muy rápido. Estos días Tarō Kaja ha estado eludiendo sus obligaciones, así que he decidido atarlo. ¿Qué te parece?

-Jiro Kaja: No tengo ni idea de lo que puede haber hecho mal, pero permítame hablar con él en privado sobre ello, y por favor, perdónelo esta vez.

-Amo: No, no. No debes preocuparte. Lo ataré por un corto tiempo sólo como advertencia.

-Jiro Kaja: Si ese es el caso, no tengo nada más que decir.

-Amo: Bien, ese bribón es tan astuto que será difícil atarlo. ¿Cómo lo haremos?

-Jiro Kaja: Entonces, ¿cómo lo haremos?

-Amo: ¿Cómo lo haremos?

-Jiro Kaja: Oh, ya sé. Últimamente ese bribón ha estado practicando el arte de la lucha con bastones. En una de las posturas pone el bastón sobre sus hombros (extendiendo los brazos hacia los lados a la altura de los hombros) así. Si usted y yo nos acercamos a él desde la izquierda y la derecha, podremos atar sus manos a su bastón. ¿Qué le parece?

-Amo: Esa es una buena idea. Toma, coge este trozo de cuerda.

-Jiro Kaja: Como usted diga, señor.

-Amo: Ahora llama a Tarō Kaja.

-Jiro Kaja: Con todo gusto. Tarō Kaja, estás convocado.

-Tarō Kaja: Dices que estoy convocado.

-Jiro Kaja: Y debes venir rápidamente.

-Tarō Kaja: Tarō Kaja está a su servicio, señor.

-Amo: Has venido muy rápido. He oído que has estado practicando el arte de la lucha con bastones. Muéstrame un poco de tus habilidades.

-Tarō Kaja: Me pregunta por algo de lo que no sé nada. Nunca he practicado la lucha con bastones en mi vida.

-Jiro Kaja: Toma, toma. No trates de ocultarlo. Ya lo sabe todo.

-Tarō Kaja: ¿Así que fuiste tú quien se lo dijo?

-Amo: No, no. No fue él quien me lo dijo. Pero como ya lo sé, enséñame un poco de tus habilidades.

-Tarō Kaja: Como ya lo sabe todo, no hay forma de ocultárselo. Tengo dos o tres poses que practico regularmente. Se las enseñaré.

-Amo: Muéstrame rápidamente.

-Tarō Kaja: Como usted diga, señor.

-Jiro Kaja: Muéstranos rápidamente.

-Tarō Kaja: Con todo gusto. (Va a buscar su bastón) Hay un gran número de poses diferentes en el arte de la lucha con bastones. Pero entre las que he aprendido (Demostrando mientras habla) esta es una de las básicas. Cuando un enemigo le ataque de frente, levante el bastón de forma inteligente, así. Luego está la postura de confianza. Empieza retrocediendo y luego golpea rápidamente así, y así, y así. Esas son las poses básicas.

-Amo: Hm.

-Tarō Kaja: Cuando se va por un camino de noche, lo normal es llevarlo en la mano o sobre un hombro. Pero yo aprendí una postura básica especial en la que el bastón se lleva así. (Se pone el bastón sobre los hombros por detrás del cuello) Si alguien le confunde con otra persona en una noche muy oscura, y le ataca por detrás, gritando: "¡Ahora te tengo!", contraataque así. Y se libera fácilmente de él.

-Amo: Muy bien.

-Tarō Kaja: Ahora, si lo atacan por la izquierda, golpee así (apuntando el bastón hacia la cara del amo).

-Amo: ¿Qué crees que estás haciendo?

-Tarō Kaja: No puede acercarse más.

-Jiro Kaja: No, de hecho no puedo.

-Tarō Kaja: Y cuando se le acerquen por la derecha y por la izquierda al mismo tiempo, hace iiya, iiya, iiya.

-Amo y Jiro Kaja: (Se escabullen por detrás de Tarō Kaja y le agarran las muñecas atándolas al bastón) Te hemos atrapado.

-Tarō Kaja: ¿Qué creen que están haciendo?

-Amo: Si piensas, sabrás lo que estamos haciendo.

-Tarō Kaja: No puedo pensar lo que quiere decir.

-Amo: Jiro Kaja, átalo bien.

-Jiro Kaja: Como usted diga, señor.

-Amo: (Alejando a Tarō Kaja) Ahora puedes quedarte así un rato.

-Tarō Kaja: En qué situación me encuentro?

-Jiro Kaja: Vaya, qué aspecto tiene. Si fuera yo, preferiría estar atado de esta forma. (Cruza las muñecas a la espalda)

-Amo: (Atando las muñecas de Jiro Kaja por detrás) Te he atrapado.

-Tarō Kaja: (Riendo) Así que ahora te tiene a ti también.

-Jiro Kaja: ¿Qué cree que está haciendo?

-Amo: Si piensas, sabrás lo que estoy haciendo.

-Jiro Kaja: No puedo pensar lo que quiere decir.

-Tarō Kaja: Átelo bien, señor.

-Amo: (Alejando a Jiro Kaja) Ahora puedes quedarte así por un tiempo.

-Tarō Kaja: Yo digo, yo digo. ¿Por qué razón, señor, nos ha atado así?

-Amo: Puede que les parezca una estupidez, pero lo he hecho porque he oído que siempre que salgo, ustedes tienen la costumbre de robarme el sake y beberlo. Hoy, una vez más, debo viajar más allá de la montaña. En cuanto regrese, los desataré a los dos.

-Tarō Kaja: No hay manera de que podamos vigilar la casa así.

-Amo: (Saliendo) Tan pronto como regrese, los desataré a ambos.

-Tarō Kaja & Jiro Kaja: Decimos, decimos.

-Tarō Kaja: Se ha ido.

-Jiro Kaja: Se ha ido de verdad.

-Tarō Kaja: Aah, es tu costumbre de robar su sake y beberlo lo que nos ha puesto en este aprieto.

-Jiro Kaja: ¿De qué estás hablando? Es tu costumbre de robar y beber su sake lo que me ha puesto en este aprieto incluso a mí, que soy totalmente inocente.

-Tarō Kaja: Pero debes admitir que nosotros mismos nos hemos buscado esto, y culparnos unos a otros no ayudará.

-Jiro Kaja: Es tal y como dices.

(Ambos se ríen)

-Tarō Kaja: Bueno, ahora, ¿qué piensas? Aunque estemos atados así, quiero un trago de sake.

-Jiro Kaja: En efecto, estaría bien si pudiéramos tomar un trago de sake.

-Tarō Kaja: Aunque no podamos tomar una copa, ¿qué te parece entrar en el almacén de sake y oler al menos su fragancia?

-Jiro Kaja: Es una buena idea.

-Tarō Kaja: Vamos, vamos. Vamos, vamos.

-Jiro Kaja: Con todo gusto.

(Ambos comienzan a caminar hacia el almacén)

-Tarō Kaja: Bueno, ahora, ¿quién crees que pudo haber sido el que le dijo sobre nuestro robo de su sake y que lo bebimos?

-Jiro Kaja: ¿Quién podría haber sido?

-Tarō Kaja: Quienquiera que haya sido, debe haber sido alguien de muy mal corazón.

-Jiro Kaja: Es tal y como dices.

-Tarō Kaja: Bueno, ya estamos en la bodega.

-Jiro Kaja: De verdad, estamos en la bodega.

-Tarō Kaja: Primero abramos la puerta.

-Jiro Kaja: ¿Puedes abrirla?

-Tarō Kaja: (Levantando el pestillo y soltándolo) ¡Pin!

-Jiro Kaja: Lo has conseguido.

-Tarō Kaja: (Empujando la pesada puerta exterior para abrirla) ¡Guiii!

-Jiro Kaja: La abriste, la abriste.

-Tarō Kaja: (Empujando la puerta corredera interior para abrirla). Gara, gara, gara. Ahora está abierta.

-Jiro Kaja: Verdaderamente está abierta.

-Tarō Kaja: Ven, ven. Entremos, entremos.

-Jiro Kaja: Con todo gusto.

-Ambos: (Pasando por el umbral de la puerta) Ei, ei, lo logramos.

-Tarō Kaja: Ciertamente hay muchas jarras de sake aquí.

-Jiro Kaja: Sí que hay muchas jarras de sake.

-Tarō Kaja: Bueno, me pregunto cuál será la mejor.

-Jiro Kaja: Esa de ahí, cubierta con papel curtido, parece la mejor.

-Tarō Kaja: Primero quitaré la cubierta de papel.

-Jiro Kaja: ¿Puedes quitarla?

-Tarō Kaja: Lo intentaré y veré. (Hace la mímica de quitar la tapa) Muri, muri, muri. Ahora está fuera.

-Jiro Kaja: Efectivamente, está fuera.

-Tarō Kaja: Ven, ven. Ven y huele, ven y huele.

-Jiro Kaja: Con todo gusto.

(Ambos hacen la mímica de inhalar la fragancia del sake)

-Tarō Kaja: Mmmm. Qué fragancia tan deliciosa.

-Jiro Kaja: Es tal y como dices.

-Tarō Kaja: Antes de oler la fragancia, no estaba tan mal, pero ahora que la he olido, me ha entrado tanta sed que ya no puedo pasar sin beber. Oh, cómo me gustaría tomar un trago.

-Jiro Kaja: En efecto, estaría bien tomar un trago.

-Tarō Kaja: He pensado en una manera de hacerlo.

-Jiro Kaja: ¿Cuál es?

-Tarō Kaja: Espera ahí un momento. (Va a buscar una taza para sake)

-Jiro Kaja: Con todo gusto.

-Tarō Kaja: Toma, toma. Voy a servir un poco de sake con esto.

-Jiro Kaja: ¿Puedes servirlo?

-Tarō Kaja: Lo intentaré y veré. (Hace la mímica de mojar la copa en la jarra) Ahora mojé un poco.

-Jiro Kaja: De verdad que serviste un poco.

-Tarō Kaja: Bueno, ahora me gustaría ofrecértelo, pero primero voy a beber.

-Jiro Kaja: Ven, ven. Toma un trago.

(Tarō Kaja intenta varias veces beber pero no consigue llevarse la taza a los labios)

-Tarō Kaja: No hay manera de que pueda beber.

-Jiro Kaja: ¿Dices que no puedes beber?

-Tarō Kaja: Así es.

-Jiro Kaja: Entonces aguanta y déjame beber.

-Tarō Kaja: Ven, ven, toma un trago.

(Jiro Kaja se sienta de rodillas, y Tarō Kaja acerca la copa a los labios de Jiro Kaja)

-Jiro Kaja: Despacio, despacio.

-Tarō Kaja: No dejes que se derrame, no dejes que se derrame.

-Jiro Kaja: Despacio, despacio.

-Tarō Kaja: No dejes que se derrame, no dejes que se derrame.

-Jiro Kaja: Debo decir que es un buen sake.

-Tarō Kaja: ¿Dices que es un buen sake?

-Jiro Kaja: En efecto, es un sake especialmente bueno.

-Tarō Kaja: Una vez más intentaré beber.

-Jiro Kaja: Es una buena idea.

(Tarō Kaja intenta beber pero solo se moja la cara)

-Tarō Kaja: No hay manera de que pueda beber.

-Jiro Kaja: Si ese es el caso, aguanta y déjame beber una vez más.

-Tarō Kaja: ¿Dices que beberás una vez más?

-Jiro Kaja: Así es.

-Tarō Kaja: Ven, ven. Toma un trago.

(Jiro Kaja bebe con la ayuda de Tarō Kaja como antes)

-Jiro Kaja: Despacio, despacio.

-Tarō Kaja: Que no se derrame, que no se derrame.

-Jiro Kaja: Despacio, despacio.

-Tarō Kaja: No dejes que se derrame, no dejes que se derrame.

-Jiro Kaja: Cuanto más bebo, mejor sabe este sake.

-Tarō Kaja: Ah, cómo te envidio. Me gustaría poder beber yo también.

-Jiro Kaja: Me gustaría poder ayudarte a beber también.

-Tarō Kaja: Oh, ya sé lo que podemos hacer.

-Jiro Kaja: ¿Qué podemos hacer?

-Tarō Kaja: Mirar hacia el otro lado.

-Jiro Kaja: (Dando la espalda a Tarō Kaja) ¿Es este el camino?

-Tarō Kaja: Ven, ven. Ahora sujeta esto. (Tarō Kaja pone la taza en las manos de Jiro Kaja y se sienta en el suelo para beber de ella)

-Jiro Kaja: Esta es una buena idea.

-Tarō Kaja: De esta forma puedo beber todo lo que quiera.

-Jiro Kaja: Es tal y como dices.

-Tarō Kaja: Despacio, despacio.

-Jiro Kaja: No dejes que se derrame, no dejes que se derrame.

-Tarō Kaja: Despacio, despacio.

-Jiro Kaja: No dejes que se derrame, no dejes que se derrame.

-Tarō Kaja: Debo decir que es un buen sake.

-Jiro Kaja: Es un buen sake, lo sé.

-Tarō Kaja: Quiero otro trago, así que por favor sosténlo por mí una vez más.

(Tarō Kaja bebe otra copa)

-Jiro Kaja: Lo sostendré tantas veces como quieras.

-Tarō Kaja: Ven, ven a sostenerlo por mí.

(Tarō Kaja pone la taza en manos de Jiro Kaja y se sienta a beber como antes)

-Jiro Kaja: Con todo gusto.

-Tarō Kaja: Despacio, despacio.

-Jiro Kaja: No dejes que se derrame, no dejes que se derrame.

-Tarō Kaja: Despacio, despacio.

-Jiro Kaja: No dejes que se derrame, no dejes que se derrame.

-Tarō Kaja: Cuanto más bebo, mejor sabe este sake. Vamos a cantar un poco.

-Jiro Kaja: Es una buena idea.

(Tarō Kaja pone la taza en el suelo en el centro del escenario y se sienta junto a ella. Jiro Kaja se sienta en el lado opuesto de la taza. Cantan juntos)

    El sake fue primero para ser usado como medicina.

    Esta vida fue pensada primero para cuidarse unos a otros.

    El sake nos ayuda a olvidar los dolores de la vida,

    Así que beber es lo mismo que convertirse en monje.

    (Ambos ríen)

-Tarō Kaja: Esto se ha convertido en una gran fiesta de la bebida.

-Jiro Kaja: Es como tú dices, en efecto.

-Tarō Kaja: (Sirve otro poco y devuelve la taza al suelo en medio de los dos) Ahora he servido otra taza, así que ven, ven, haz un baile.

-Jiro Kaja: Atado de esta manera, ¿cómo voy a bailar?

-Tarō Kaja: Eso lo hará más divertido. Ven y baila.

-Jiro Kaja: Si es así, bailaré, así que canta para acompañarme.

-Tarō Kaja: Con todo gusto.

(Jiro Kaja baila y Tarō Kaja canta)

    El pequeño de siete años

    Habló tan dulcemente, encantando a todos los oídos.

    "Quiero a mi Amo", dijo la pequeña voz.

    ¡Aquí, aquí, mi pequeño! ¡Aquí, aquí, te digo!

    ¿De quién eres hijo?

    ¿Has nacido de la enredadera de Teika?

    Tan difícil de desentrañar,

    ¡Tan difícil de desenredar!

    Poniendote a bordo de un barco fluvial,

     Te llevaré a dar un paseo,

     Por el camino de Kanzaki, el camino de Kanzaki.

    Bien, ahora, dime, mi dulce pequeño,

    ¿Deseas ver algunas bailarinas?

    Si deseas ver algunas bailarinas,

    El norte de Saga es donde debes ir.

    El norte de Saga tiene bailarinas que llevan

    Sombreros de mimbre anchos y apretados

    Sobre sus orejas.

    También sus bailes son muy divertidos.

    Hatsuse en Yoshino tiene unas flores preciosas,

    Y hojas de arce de color rojo.

    Pero más que esto, debo ver

    A la única que amo.

    De lugar en lugar

    Viajaremos juntos,

    Después nos dirigiremos a casa.

    Si te quejas,

    La enfermera te llevará en su espalda.

-Tarō Kaja: Bien hecho, bien hecho.

-Jiro Kaja: (Riendo) He sido muy torpe.

-Tarō Kaja: Pero fue muy divertido.

-Jiro Kaja: Vamos, vamos, tú también haz un baile.

-Tarō Kaja: Con mis brazos extendidos así, ¿cómo voy a bailar?

-Jiro Kaja: Eso lo hará más divertido. Ven y baila.

-Tarō Kaja: Si es así, bailaré, así que canta para acompañarme.

-Jiro Kaja: Con todo gusto.

(Tarō Kaja baila y Jiro Kaja canta)

    Al amanecer,

    Brillante estrella de la mañana,

    Brillando en el oeste,

    Brillando en el este,

    Brillando, brillando, cómo ilumina el cielo.

    Agarrando rápidamente su abanico,

    Pone su espada corta en su lugar,

     Poniendo su mano sobre la empuñadura de su espada larga, dice,

    "¡Debo ir!"

    "Oh, quédate conmigo",

    Suplicando suavemente,

    Los suaves dedos blancos agarran con fuerza su manga.

    "Tanto si te vas como si te quedas conmigo,

    Cualquiera que sea tu voluntad

    Es mi alegría ayudarte a cumplirla".

    Hablando así, ella rodea su cintura con sus delgados brazos.

    "Mi amor por ti me atrae sin límites,

    Sin límites, sin límites,

    Ilimitadamente me atrae,

    Ni la mano ni el corazón tienen poder para alejarme"

-Jiro Kaja: Bien hecho, bien hecho.

-Tarō Kaja: (Riendo) He sido muy torpe.

-Jiro Kaja: Debo decir que fue de lo más divertido.

(Ambos cantan)

    Valientes guerreros reunidos aquí,

    La amistad mutua nos une a todos

    En la bebida de sake.

    (Ambos ríen)

-Amo: (Entra hasta el lugar del Primer Pino al lado del puente) Acabo de regresar a casa. Sin duda mis sirvientes están esperando ansiosamente mi regreso. (Mirando a Tarō Kaja y Jiro Kaja) ¿Qué es esto? A pesar de todo el cuidado que tuve para atarlos, se las arreglaron para beber mi sake. Debo decir que estoy muy enfadado. (Cruza al centro del escenario detrás de Tarō Kaja y Jiro Kaja)

-Tarō Kaja: ¿Qué te parece? ¿No es algo valiente beber aunque estemos atados?

-Jiro Kaja: Es algo muy valiente.

-Tarō Kaja: Ven, ven. Bebe, bebe. (Cuando va a tomar la taza, mira dentro y salta hacia atrás sorprendido) ¡Eh, Jiro Kaja!

-Jiro Kaja: ¿Qué ha pasado?

-Tarō Kaja: Parece que nuestro amo está tan preocupado de que podamos beber su sake a pesar de habernos atado así, que su espíritu atribulado se refleja en esta copa de sake.

(El amo se da cuenta de que está demasiado cerca y retrocede para que su cara ya no se refleje en la taza de sake)

-Jiro Kaja: ¿Cómo puede ser eso?

-Tarō Kaja: Sólo tienes que echar un vistazo.

-Jiro Kaja: Déjame ver, déjame ver. (Mirando en la taza de sake) No veo nada.

-Tarō Kaja: Estaba ahí hace un minuto. (El amo se adelanta de nuevo) Ahí, ahí. Ha aparecido, ha aparecido.

-Jiro Kaja: En verdad, apareció.

-Tarō Kaja: Qué cara más rencorosa.

-Jiro Kaja: Qué cara más tacaña.

-Tarō Kaja: Me gustaría inventar una canción sobre su cara y cantarla. ¿Qué te parece?

-Jiro Kaja: Es una buena idea.

-Tarō Kaja: Tú también cantas.

-Jiro Kaja: Con todo gusto.

-Tarō Kaja: (Cantando) Qué alegría es tener sake aquí para beber.

-Jiro Kaja: (Cantando) Sólo tenemos un amo,

-Tarō Kaja: Pero él tiene dos sombras.

-Ambos: (Cantando)

    Esta noche la marea ha subido

    En esta copa de sake nuestra,

    Con nuestro amo dentro,

    Retozando tan poco como un amo,

    Tal vez sea nuestro sirviente.

-Amo: Debo decir que estoy muy enojado. (Golpea a Tarō Kaja en el hombro) Bribón odioso. (Golpeando a Jiro Kaja de la misma manera) Odioso bribón.

-Tarō Kaja y Jiro Kaja: Oh, por favor, perdónenos.

-Amo: (Echando a Jiro Kaja) Odioso bribón.

-Jiro Kaja: (Saliendo) Oh, perdóneme, por favor perdóneme. Oh, perdóneme, por favor, perdóneme.

-Amo: (A Tarō Kaja) ¡Oye, bribón!

-Tarō Kaja: (Apuntando su bastón a la cara del Amo) Así.

-Amo: ¿Qué crees que estás haciendo?

-Tarō Kaja: Así.

-Amo: ¿Qué crees que estás haciendo?

-Tarō Kaja: Oh, por favor, perdóneme.

-Amo: Eres un bribón odioso.

-Tarō Kaja: (Saliendo) Oh, perdóneme, por favor perdóneme. Oh, perdóneme, por favor perdóneme.

-Amo: (Persiguiendo a Tarō Kaja) Te atraparé, te atraparé. Te atraparé, te atraparé.




Más obras de Kyogen en:

Kyogen-in-english.com de Don Kenny



(Video en Youtube)

Géneros