INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    OKINAWA    AINU    PATRIMONIO    PERSONALIDADES    

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford

KYÔGEN


Mibu-kyôgen


Hana Ori
Partiendo ramas de cerezo


Personajes:

-Abad del monasterio

-Monje

-Un caballero rico

-Su sirviente


La inspiración para esta obra proviene del teatro Kyôgen clásico. El juego de beber entre el monje y el sirviente es de destacar. Juegan "piedra, tijeras, papel" y el perdedor tiene que beber. A medida que se van emborrachando, interpretan una obra narrativa usando una caja para el escenario del narrador y una escoba como laúd shamisén; utilizando la escoba como paraguas, imitan un desfile de cortesana. El juego "piedra, tijeras, papel" lo utiliza cualquier persona de cualquier edad en Japón para tomar las decisiones que mejor se dejan al azar, ya sea quién compra la próxima ronda de bebidas, quién gana en una decisión empatada o quién conduce a casa.


Primero en el escenario están el abad y el joven monje que lleva la sombrilla del abad. El monje está acostumbrado a ser regañado por su malhumorado superior por sus muchos errores. El abad le ordena al monje que cuelgue un letrero de una rama que diga "No rompas las ramas de cerezo" y le dice que no se le permite a nadie tener una fiesta para ver las flores (costumbre conocida como hanami en japonés).


Mientras el monje está cantando un sutra y tocando una campana, un caballero rico y su asistente acuden al templo. Ven el cartel y deciden tener su fiesta de observación de cerezas frente a la puerta del templo. El monje ve la fiesta y no puede resistir la tentación del sake. El asistente lo atrapa tratando de llevarse un poco de sake y solo lo libera cuando se les permite entrar al jardín y estar bajo los árboles. Los tres tienen una fiesta desenfrenada y el monje finalmente se desmaya. El caballero hace que su ayudante rompa una rama del árbol cuando se van. El abad regresa, ve el desastre y ahuyenta al monje, golpeándolo con su bastón.

Géneros