INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    OKINAWA    AINU    PATRIMONIO    PERSONALIDADES    

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford

KYÔGEN


Mibu-kyôgen


Dôjôji
El demonio del templo Dôjôji/La campana de los celos

Personajes:

-Antiguo Abad del Templo Dôjôji

-Dos monjes

-Mujer joven (el espíritu de Kiyohime, un demonio serpiente)

Esta obra se basa en la leyenda sobre el Templo Dôjôji en la Prefectura de Wakayama. La hija (Kiyohime) de un señor feudal se enamora de un monje (Anchin) en Dôjôji. Este sacerdote fiel a sus creencias no responde a los afectos de Kiyohime. Se escapa y se esconde en la campana del templo. Kiyohime asume la forma de una serpiente, se envuelve alrededor de la campana y la derrite.


Paraeregir una nueva campana, se prohibió a las mujeres la entrada al Templo en donde estaban reunidos monjes para la ceremonia de inauguración. Una mujer joven (el espíritu de Kiyohime) desea bailar para la conmemoración de la nueva campana. Ella se apresura hacia la campana y desaparece. Los sacerdotes asombrados levantan la campana para descubrir su espíritu en el cuerpo de un enorme dragón / serpiente.


Existe también una obra de Noh, Dôjôji, con la misma trama.


Esta obra, basada en la leyenda anterior, se centra en la rutina cómica de los dos monjes.

La obra


Dos monjes traen una campana nueva y tienen que esforzarse para colgarla. El viejo abad les recuerda que no se permiten mujeres en el templo. Una hermosa joven viene a rendir homenaje a la campana. Atrapados por su belleza, los monjes le permiten su entrada. En agradecimiento ella baila para los monjes. Los monjes se unen a ella, pero se ven dominados por los "vapores" que libera y que los pone a dormir. La danza de la cortesana refleja el ciclo anual del agricultor de arroz, esparciendo semillas, enterrando plántulas y finalmente cosechando. Un cambio de vestuario la revela como un demonio / serpiente. Ella salta dentro de la campana la cual cae al suelo despertando a los monjes. Los monjes intentan levantar la campana pero está demasiado caliente para tocarla. El abad regresa y ora a la campana. Cuando la campana se eleva, el demonio se apresura hacia el abad, pero el poder de oración de este es muy fuerte. Ella es derrotada y se desvanece.

Géneros