INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

AINU
Los Nativos del Japón

LOS AINU Y SU CULTURA: CONSIDERACIONES CRÍTICAS PARA EL SIGLO XXI

Entrevista a Chisato (“Kitty”) O. Dubreuil

Por Jean Miyake Downey y Rebecca Dosch-Brown


1. Los Orígenes de los Ainu y su Cultura

1.8. Sobre Cambios en la Opinión Pública


Pregunta: Ud. Insistió que la exposición del Smithsonian de 1999 sobre los Ainu de la cual fue una de sus curadoras, incluyera arte contemporáneo al igual que “artefactos”. Qué implica esto en  cuanto a los cambios en el discurso académico y del público sobre la gente y la cultura Ainu?

C. Dubreuil: Existen varios museos importantes en Japón que tienen excelentes exhibiciones  permanentes  de la cultura material tradicional Ainu. Mi problema con eso es que no hay transición de ningún tipo hasta la obra contemporánea, ni siquiera una mención. Yo creo que esta es una forma poderosa de mantener a los Ainu en el pasado.

Los cambios son lentos, especialmente si están ligados con la discriminación. Un triste ejemplo es el arte. El sistema artístico japonés ha sido categórico al pensar que el arte Ainu no puede ser visto como bellas artes, ni siquiera como arte simple. Incluso existe una expresión para esto, “la artesanía Ainu”. No puedo creer que cualquiera que vea los hermoso diseños abstractos tradicionales de los artistas de la moda femenina Ainu pueda decir que no es arte. El rechazo al arte contemporáneo Ainu es aún más misterioso.

Antes de la exposición Ainu en el Smithsonian, la presentación de la combinación de arte tradicional y contemporáneo nunca había ocurrido y eran muy raras las exposiciones de “artesanía” contemporánea en Japón. Yo creo que si al arte Ainu no se permite evolucionar en forma natural, esto apoyaría la posición discriminatoria japonesa de que los Ainu son gente atrasada incapaz de producir arte. Existieron fuertes presiones de algunos especialistas japoneses para que yo no exhibiera arte contemporáneo Ainu. Yo pregunté por qué. No hubo respuesta. He pensado mucho en el asunto. Cómo podrían las exhibiciones de arte contemporáneo Ainu amenazar a Japón o al establecimiento artístico japonés? En verdad me es imposible encontrar una respuesta.

La exposiciones de arte nativo contemporáneo en Canadá y USA son muy populares. Objetos antiguos de arte nativo se venden en las subastas por cientos de miles de dólares. Si, hubo una época en la cual hacia falta el respeto hacia el arte nativo americano, ya fue antiguo o contemporáneo. Pero si la gente y los gobiernos de norteamerica pueden aprender a apreciar y a ponerle un alto valor a las artes de los nativos, por qué Japón no puede? Desafortunadamente mientras que los tiempos cambian, la posición terca de Japón sobre la cultura Ainu sigue siendo implacable. Conozco artistas japoneses que no tienen problema en reconocer el arte Ainu por lo que es. Cuál es el problema con los eruditos y oficiales estatales japoneses?

Pienso que desafortunadamente muchos investigadores japoneses permanecen atrapados en la mentalidad del período de aislamiento “sakoku” (1641-1853). Fue durante dicho período en que los japoneses fueron más agresivos hacia los Ainu. Pienso que allí hay una conexión. La palabra “sakoku” significa literalmente “país en cadenas”. Metafóricamente, sakoku sin duda se aplica a lo que le pasó a los Ainu, a su arte y su cultura. Reto a los japoneses a pensar en forma no convencional e ir más allá de la idea de mantener a los Ainu en el siglo XIX. Conozco varios Ainu y japoneses, jóvenes y viejos, incluyéndome a mi misma, que trabajarían para traer a los Ainu al mundo del arte del siglo XXI. Quizás el primer paso sea trabajar con Bunkacho (Agencia de Asuntos Culturales). En Japón es siempre muy difícil cambiar el estereotipo. Bunkacho tiene el prestigio y respeto como para cambiar actitudes.

En norteamerica prácticamente toda la información turística que promociona a los indios a a lugares en donde viven indios, la imagen de un indio en traje tradicional, está diseñada para hacer dinero. Estos ejemplos tienen elementos positivos. Un ejemplo importante es el Ferrocarril de Santa Fé. El Ferrocarril, que tiene más de cien años, hizo una fortuna usando la imagen del indio del sudoeste para hacer que la gente viajara a Santa Fé, Nuevo México para tener una “experiencia” india, pero es mejor que las imágenes que los Ainu tienen que aguantar. Algo interesante es que hay imágenes de nativos americanos en Hokkaido que son más positivas que las imágenes Ainu. Hay tanto que el gobierno japonés podría hacer.

Con frecuencia me pregunto a mi misma si la exposición en el Instituto Smithsonian fue un éxito. No tengo duda de que la exposición tuvo éxito, pero qué pasó en Japón? Se publicaron muchos artículos excelentes escritos en Japón como por ejemplo en el Japan Times, Daily Yomiuri, Geijutsu Shincho, y muchos artículos de apoyo en el Hokkaido Shinbun, que fueron importantes, pero esto cambió alguna actitud? Creo que han habido cambios positivos, pero hasta el momento tan solo en las márgenes. Por ejemplo, los Ainu están ahora más involucrados en exposiciones acerca de los Ainu. La exposición Ainu “Mensajes del Arte y Espíritu Ainu” organizado fundamentalmente por artistas y curadores Ainu, y patrocinada por la Fundación para la Investigación y Promoción de la Cultura Ainu en 2003, con énfasis específico en las voces de artistas contemporáneos Ainu a través de sus obras. Algo interesante es que la exposición incluyó la obra abstracta de Bikky Sunazawa la cual no había sido incluida en exposiciones Ainu en Japón debido a que la obra de Bikky era demasiado contemporánea. Al tiempo que algunos eruditos japoneses habían categorizado su obra como dentro de las bellas artes, este era un paso muy pequeño considerando que no existe reconocimiento de las conexiones artísticas entre la obra de Bikky y el arte tradicional Ainu. Tristemente el título de la exposición sigue promocionando las “artesanías Ainu” y no el “arte Ainu”. Esperemos que la exposición del Smithsonian haya plantado semillas para un cambio aún más grande que se lleve a buen término en algún momento en el futuro.

Desafortunadamente las acciones del gobierno de USA complicaron e hicieron casi imposible la identificación por ADN. Por ejemplo, luego de que se le obligó a Chatters a devolver los huesos, algunos de ellos comenzaron a desaparecer estando bajo vigilancia de diferentes alas gubernamentales. Algunos fueron robados tal como la mayoría de las partes de los dos fémures, pero otros se perdieron o fueron destruidos por investigadores del gobierno, incluyendo partes de una tibia, unas cuantas costillas y varios huesos de las manos y los pies. Es inexcusable la pérdida de cualquier hueso. Algunos creyeron que Chatters se había robado los huesos pero no existía prueba de ello. Chatters y otros que trabajaban con él fueron presionados por la Oficina Federal de Investigación (FBI) y al menos una persona tuvo que someterse a la prueba del detector de mentiras. El comportamiento posterior de Chatter apoyaba su inocencia. Durante dos años luego del hallazgo, Chatters iba a caminar por las laderas del río donde se habían encontrado los huesos. Él encontró más huesos y los entregó a los oficiales del gobierno como lo exigía una orden de la corte.

Debido a la importancia de identificar quién “era” el Hombre de Kennewick, Chatters y otros del equipo del Smithsonian que fueron a la corte, presionaron al gobierno en el tema del ADN. Existen todavía muchos huesos que permitirían un buen estudio del ADN. El hecho de que no se haya llevado a cabo la prueba del ADN no es un problema de tecnología; la tecnología necesaria para la extracción del ADN de huesos antiguos ya está disponible hace varios años. El problema recae en las agencias gubernamentales. No solo el gobierno le dio largas al asunto usando un helicóptero y una grúa ordenando que cubriera la zona con cientos de toneladas de roca y tierra, e inmediatamente plantaron muchos árboles de olivo ruso que crecen rápido. El sitio fue enterrado! No se descubrieron más huesos del Hombre de Kennewick!

La cuestión aquí es por qué las diferentes agencias del gobierno, incluyendo ciertos partidos en la Casa Blanca, estaban tan determinados a entregarle el Hombre de Kennewick a lo Umatilla? Por qué ignoraron la evidencia científica? Por qué hicieron imposible el examen de ADN? El gobierno sabía que la edad del Hombre de Kennewick estaba más allá de la duda y que él no era nativo americano. Nuestra opinión es que si se probara que el Hombre de Kennewick era Ainu, o de algún otro origen no nativo americano, las bases para todos los tratados “Nativo Americanos” serían atacados. El titulo Nativo Americano ya no aplicaría. Mi esposo, parte Mohawk y parte Huron, cree firmemente que todos los tratados correrían peligro y que los “luchadores anti-indígenas”, la gente que siempre ha estado tratando de romper los tratados indios, presentarían cientos si no miles de demandas legales, acciones legales que las tribus nativas no estarían preparadas para enfrentar. Al pedir que el Hombre de Kennewick esté bajo el NAGPRA, el status quo se mantendría. Claramente estaba en el interés de las tribus el pelear por el NAGPRA. Aun cuando los problemas son increíblemente complejos, creo que en algún momento el ADN del Hombre de Kennewick identificará su origen y que esto se filtraría hasta el público, que conducirá a consecuencia graves. La historia es demasiado grande como para que permanezca en secreto.

Aparte de los problemas que enfrentarían los Nativos Americanos, que pasaría si el Hombre de Kennewick fuera Ainu/Jômon, cómo afectaría esto a los Ainu de hoy? Se multiplicaría inmediatamente el interés por los Ainu por miles alrededor del mundo, pero especialmente por parte del gobierno japonés. De un momento a otro los Ainu serían “Tesoros Nacionales” y los Ainu reinarían con supremacía. Esto ubica a los japoneses en America en una época muy temprana y ocasionaría cambios interesantes en la comprensión histórica. Aún más interesante es la pregunta que nadie está haciendo. Si el Hombre de Kennewick es Ainu/japonés, sería creíble que llegó tan solo a América del Norte? I creo que sería físicamente imposible. Esta ya no es una pregunta retórica. Aunque hay una gran diferencia en el tiempo, el trabajo de Grant Keddie o George I. Quimby ha demostrado que barcos japoneses dañados fueron arrastrados por las tormentas oceánicas y que terminaron en la costa americana y canadiense a comienzos del siglo XIX. Aunque este descubrimiento fue importante, las “llegadas” de estos barcos eran eventos raros e impredecibles. Como lo he sugerido en publicaciones anteriores, creo que los viajes de oriente a occidente de los Ainu y los Aleutianos empleando las islas Aleutianas como puntos de paso fue un hecho común. En cualquier caso, para aquellos de nosotros que creen en los viajes transpacíficos de nativos de épocas remotas es una idea excitante.