INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

AINU
Los Nativos del Japón

LOS AINU Y SU CULTURA: CONSIDERACIONES CRÍTICAS PARA EL SIGLO XXI

Entrevista a Chisato (“Kitty”) O. Dubreuil

Por Jean Miyake Downey y Rebecca Dosch-Brown


1. Los Orígenes de los Ainu y su Cultura

1.9. Estereotipos en los medios


Pregunta: Los medios en general todavía describen a los “Ainu peludos” con caras tatuadas, en trajes tradicionales, y cazando y pescando. Los Ainu han cambiado, pero los estereotipos de los medios de comunicación todavía se mantienen. Cuál es la imagen más correcta de los Ainu actualmente?

C. Dubreuil: La imagen estereotipada del Ainu tatuado en traje tradicional es todavía la norma. Pienso que esta es una espada de doble filo. No hay absolutamente nada malo con nuestro traje tradicional y de hecho este traje es una declaración política visible que dice “Todavía estamos aquí!”.

Pero cuando es la única imagen, puede convertirse en negativa. Sin embargo, no es la imagen la que necesita cambio; es lo que hacemos en la sociedad japonesa lo que debe cambiar. Somos dramáticamente incultos. No hay doctores, arquitectos, antropólogos, ingenieros, biólogos o científicos espaciales Ainu. No hay No hay oradores motivacionales y tan solo unos pocos de nosotros hablamos sobre temas Ainu.

Me han preguntado si hay doctores, arquitectos o biólogos Ainu que no promueven su herencia Ainu. Es una excelente pregunta y por cierto es posible, pero si este es el caso, es un pensamiento deprimente. Por qué una persona no habría de decir que no es Ainu? No tienen que tatuarse un letrero que diga “Soy Ainu” en su frente ni tienen que cantar o bailar acompañados por el ritmo de un tambor Ainu. Ese no es un problema porque la mayoría de los Ainu no lo hacen. Pero si el caso es que se sienten avergonzados de lo que son, o de que perderían su posición social si muestran lo que son, se convierten en parte del problema! Cada Ainu que tiene éxito se convierte en modelo para los otros Ainu. A medida que más Ainu tienen éxito, se hacen cada vez más necesarios los modelos a seguir. Esperamos el día en que una persona Ainu compita por una posición importante sin prejuicio, tenga éxito y nadie lo note.

Desafortunadamente la etnocentricidad siempre ha sido la materia prima de la identidad japonesa.

Por ejemplo, a partir de la Restauración Meiji el estatus de los residentes coreanos en Japón ha sido especialmente triste. En USA ellos se ven a si mismo con orgullo como “coreanos-americanos”. En Japón son considerados como extranjeros y deben registrarse con el gobierno como extranjeros. O se es japonés, o no se es! Palabras como “multicultural” y “diversidad” son con frecuencia usadas en el contexto de la fortaleza del orgullo, pero estas palabras no son parte del vocabulario japonés en una forma significativa. Si se ha nacido dentro del grupo mayoritario es fabuloso, pero si se ha nacido Ainu, coreano, negro, nativo americano, etc., se tendrá que pagar un costo social.

Cuando hablamos de temáticas y no de logros, no tenemos un problema en las temáticas sino un problema educativo. Lo más cruel de muchas acciones discriminatorias es la falta de oportunidades educativas. Esto nos aleja de obtener auto respeto y respeto de los japoneses. Podemos ver a d{onde queremos ir, pero el techo de vidrio nos detiene. En nuestro caso, al vivar entre japoneses encontramos también paredes de vidrio. Vemos a nuestros vecinos japoneses tomando empleos que son respetables. Como Ainu nos gustaría tener las mismas oportunidades que tienen nuestros vecinos japoneses. La falta de educación es un gran problema. Si los japoneses fueron educados acerca de los Ainu y sus asuntos, tal vez, solo tal vez, las dos culturas serían las ganadoras.