INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

AINU
Los Nativos del Japón

LOS AINU Y SU CULTURA: CONSIDERACIONES CRÍTICAS PARA EL SIGLO XXI

Entrevista a Chisato (“Kitty”) O. Dubreuil

Por Jean Miyake Downey y Rebecca Dosch-Brown


1. Los Orígenes de los Ainu y su Cultura

1.15. Derechos sobre las tierras


Pregunta: Los derechos sobre las tierras son otro asunto compartido entre los Ainu y los nativos de otras partes del mundo. Al tiempo que los rusos y los japoneses discuten sobre la soberanía de las islas Kuriles, existe un debate menos conocido entre algunos Ainu, y es que las islas deberían ser devueltas a ellos. Algunos activistas piensan que el nuevo sitio nombrado Patrimonio Universal, Shiretoko, debería estar reservado para las ceremonias espirituales, la cacería y la pesca tradicional de los Ainu. Estas luchas son positivas o frugales?

C. Dubreuil: Las luchas políticas nunca son una marcha constante que avance. Hay altibajos dependiendo de variables que incluyen personalidades y eventos. El trabajo de los activistas sobre asuntos de tierras comenzó mucho antes del establecimiento de la Ley Ainu de 1997. La lucha por los derechos civiles, la tenencia de tierras, y temas afines continuará hasta que convenzamos al gobierno, con la ayuda de los japoneses progresistas, de que lo mejor para todos es que nos las devuelvan. La lucha actual no es un asunto de ser positivo o frugal, es nuestra esperanza, es nuestro deseo. Si no tenemos esperanza, entonces habremos perdido.

Los asuntos del robo de tierras con respecto a las islas Kuriles son complejos porque tanto los rusos como los japoneses están involucrados. Por supuesto que los Ainu, víctimas de este robo, no son parte de ningunas negociaciones. Los Ainu han solicitado a los japoneses la posesión de al menos una de las islas para ser mantenida en comunidad por los Ainu y de esa forma “ganaría” Japón. (Un punto para aclarar - solamente las cuatro islas más sureñas de la cadena de las Kuriles están en disputa. El resto de las islas pertenece a los rusos. No existen discusiones que hablen de regresárselas a los Ainu).

Considerando que los japoneses se han rehusado a entrar en negociaciones en buen término con los Ainu acerca de asuntos de tierras, no soy optimista acerca de lo que viene. Incluso si los rusos le cedieran las islas a Japón, lo que es improbable, tendremos que luchar por cada metro cuadrado de tierra. La posibilidad de conseguir todas las islas es irreal. Para ganar incluso una sola, los Ainu tienen que montar una campaña legal similar a la lucha legal del pueblo Gitksan de Canadá que ya discutimos anteriormente. Sin embargo, esto es más fácil de decir que de hacer. Pelear batallas legales con el gobierno japonés requeriría de una gran cantidad de dinero, de tiempo y de dedicación. De dónde provendrá todo esto? Quien trabajaría en esto tiempo completo sin ninguna retribución? Sin embargo, me siento motivada por la victoria de los Gitksan. Con un examen minucioso de nuestra historia oral y con los avances recientes en las leyes de reclamo de tierras de los aborígenes a nivel internacional, y con la ayuda de aquellos que respetan los derechos civiles de todos los pueblos, puedo ver una posibilidad de victoria. Como lo dije antes, tenemos esperanza, pero esto requiere más que esperanza ya que requiere de una gran cantidad de trabajo.

Igualmente irreal es la idea de que Japón algún día cedería Shiretoko. El gobierno japonés, con algo de participación Ainu, trabajó duro para hacer que Shiretoko fuera nombrada como Patrimonio Mundial. Al tiempo que los japoneses solicitud fue basada exclusivamente en el ecosistema marítimo y terrestre del área noreste de Hokkaido (sin ninguna referencia a la civilización Ainu), la gente de Hokkaido, tanto Ainu como japonés se sienten emocionados y orgullosos de tener este sitio.