INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

AINU
Los Nativos del Japón

LOS AINU Y SU CULTURA: CONSIDERACIONES CRÍTICAS PARA EL SIGLO XXI

Entrevista a Chisato (“Kitty”) O. Dubreuil

Por Jean Miyake Downey y Rebecca Dosch-Brown


1. Los Orígenes de los Ainu y su Cultura

1.13. Las políticas gubernamentales hacia los Ainu


Pregunta: Durante el período Meiji (1868-1912) se enviaron “guerreros indios” americanos para pacificar a los Ainu. Cuales son las similitudes y diferencias en las políticas gubernamentales que Ud. ve hacia los Ainu y hacia los nativos americanos?

C. Dubreuil: No he sabido de ningún “guerrero indio” que viniera a Japón durante el período Meiji o en ninguna otra época. Hasta hace poco los japoneses nunca pensaron que existiera un “problema Ainu”. Durante finales del período Edo (1600-1868) y comienzos de Meiji, con frecuencia los Ainu se convertían en esclavos o en “servidores sexuales”. Durante esa época los todavía se les consideraba a los Ainu como sub-humanos, como perros. Cuando piensas en un pueblo de esta manera, su condición social no es un asunto importante. Los japoneses no veían la necesidad de llamar a un “experto foráneo”. Era y es tan sencillo como eso. Si uno tiene el control total, se establecen reglas y los nativos no tienen ninguna alternativa. Dado eso no existe ningún problema. Nunca fuimos visto como iguales. Sin embargo, habían dos extranjeros importantes que tuvieron impacto en los oficiales gubernamentales japoneses, especialmente en los de Hokkaido. Ellos fueron John Batchelor (1854-1944), un misionero laico de la Iglesia Anglicana del Reino Unido quien vino a Hokkaido en 1877, y el Dr. Neil Munro (1863-1942), un médico escocés que vivió con los Ainu en Nibutani de 1930 hasta 1942.

Las más grandes diferencias entre las condiciones de los Ainu y las de los nativos americanos son políticas y legales. Las tribus legalmente reconocidas son gobiernos soberanos. El gobierno americano sabía que la tierra le pertenecía a los indios, y aunque esto no los detuvo en su robo a la mayoría del territorio, fue la base para los tratados, muchos de los cuales incluía las reservaciones. Más importante aún es que si uno creía ser el propietario legal de la tierra, automáticamente se tenía una “posición legal”. Esto le dio a los nativos americanos el derecho de buscar compensación en el sistema judicial americano. En la actualidad la postura legal todavía es la que determina la agenda. Por ejemplo, los gobiernos tribales indios tienen la autoridad de operar casinos de juego, incluso cuando el estado en el que se encuentra la reservación los prohíba. Eso es poderoso! Por supuesto que la historia de los indios es mucho más compleja que esto que todo esto.

El problema es que no todas las reservaciones están en áreas pobladas o de fácil acceso que permitan abrir casinos. Tomo por ejemplo, la Reservación Blackfeet en el norte de Montana. Decir simplemente que los Blackfeet están en la mayor miseria es no comprender la situación. El alcoholismo extremo, la deserción escolar, el abuso a las mujeres y a los niños y los suicidios se han traducido en una carencia total de oportunidades sociales y educativas. En todas las carreteras que conducen a la reservación hay muchas cruces blancas, a veces con pequeños ramilletes de flores plásticas de colores, tristes monumentos para conmemorar a los indios que murieron en cada uno de los sitios de ubicación de las cruces. Estas cruces son los sellos de la cultura contemporánea Blackfeet. Pasar algo de tiempo allí lo deja a uno deprimido muy pronto. Uno se pregunta, esto es USA? Cómo puede la nación más rica del mundo permitir que esto continúe?

Incluso con condiciones tan malas como esta, el respaldo legal todavía hace una gran diferencia. Los indios pueden demandar al gobierno americano en la corte y en efecto lo hacen, y ocasionalmente ganan! Por supuesto que existen aquellos, incluido los gobiernos, que están dedicados a romper los tratados.

Los japoneses y los rusos creían en forma arrogante que los Ainu no tenían derechos. Cuando pudieron derrotar a los Ainu en la guerra los ganadores se tomaron todo, mientras que los perdedores perdieron todo, incluso el derecho a existir como un pueblo. Los Ainu no tienen tratados ni reservaciones, y no conozco de ninguna área en la que los Ainu reciban un tratamiento comparable al de los indios americanos en cuanto a los derechos. Existen tres áreas que comparten hasta cierto punto: abuso mental, abuso de alcohol y suicidio. Como lo mencioné, creo que los incidentes de cada uno de estos temas son mayores en la cultura india que en la cultura cultura norteamericana mayoritaria. Existen muchos programas a nivel tribal y estatal para ayudar a los indios, pero la asistencia social no es lo que se necesita.