INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

ULTIMAS TENDENCIAS EN KABUKI, NOH Y BUNRAKU

por Kazumi Narabe ©

(publicado originalmente en 2003 por la Fundación Japón)


2. Kabuki



En 2003 el teatro Kabuki entró a su cuarto centenario, y se llevaron a cabo varios eventos para celebrar este hecho. Estos incluyeron la puesta en escena de musicales y recreaciones del Kabuki en sus primeras etapas. Se dice que fue hace cuatro siglos que la figura fundadora del Kabuki, Izumo no Okuni, vino a Shijo-gawara en Kyoto y ejecutó danzas extravagantes e innovadoras vestida con ropa de hombre. Cuando las autoridades de la época prohibieron las funciones de Kabuki de mujeres diciendo que estas iban en contra de la moral pública, los papeles fueron asumidos por jóvenes atractivos. Esto también fue considerado indecente y fue prohibido, y como resultado apareció el yaro Kabuki, en el cuál actuaban hombres adultos. Desde esa época el Kabuki ha refinado sus modos particulares de representación, siendo una de las más prominentes el onnagata, actores que hacen papeles femeninos y de quienes se dice representan a las mujeres mejor que las mismas mujeres. Los mecanismos teatrales también pasaron por un desarrollo durante el período Edo (1603-1868), dando como resultado por ejemplo la pasarela hanamichi para los actores, la cuál se extiende a través del área del público, y mawari butai, un escenario circular que gira con el fin de cambiar la locación de la escena.


En la actualidad las presentaciones de Kabuki las organiza en gran parte Shochiku Co., en su lugar más habitual, el teatro Kabuki-za. También hay funciones periódicas de Kabuki con comentarios y funciones para revivir obras antiguas en el Teatro Nacional, que fue fundado en 1966 con el propósito de preservar y transmitir las artes escénicas tradicionales.


El factor esencial en la transmisión del arte del Kabuki ha sido la existencia del ie (familia), donde los padres han transmitido su arte a sus hijos por generaciones. Los hijos de familias célebres, conocidas como rien, recibieron su entrenamiento escénico empezando por los papeles infantiles. Allí absorben las habilidades teatrales de la generación anterior, llamadas o-ie gei (el arte familiar) y crecen convirtiéndose en estrellas. Mientras tanto los actores que no pertenecen a estas familias tienen muy pocas oportunidades de interpretar algún personaje de importancia y ya que descendió el número de actores que quiere hacer papeles secundarios, el Teatro Nacional empezó un programa en 1970 con el fin de forjar a sus sucesores. Esto no tiene que ver solo con actores. Kabuki es un teatro musical y el programa también está trabajando para crear músicos para este arte. La preocupación está en el reducido número de percusionistas llamados narimono y el de los recitadores gidayû del Kabuki conocidos como takemoto.


Los actores que han ganado la mayor atención en años recientes son posiblemente Ennosuke Ichikawa y Kankuro Nakamura. Ennosuke ha estado muy activo en incorporar a actores que han completado el programa de entrenamiento del Teatro Nacional y ha cultivado a estrellas tales como el onnagata Emiya Ichikawa. Él también ha buscado desarrollar el Kabuki como espectáculo presentándose en muchas funciones con obras nuevas. Kabuki-gumi del s. XXI, conformado por jóvenes miembros de la compañía de Ennosuke también ha sido muy popular. Kankuro ha estado trabajando con directores de teatro contemporáneo como Kazuyoshi Kushida y Hideki Noda con el fin de intentar nuevas interpretaciones del teatro clásico. Él por ejemplo se ha presentado en el Teatro Cocoon, un teatro contemporáneo en el área de Shibuya en Tokyo, al igual que en el Heisei Nakamura-za, un teatro temporal diseñado al estilo de los teatros del período Edo. Ennosuke y Kankuro buscan mostrar la verdadera emoción del Kabuki que -con sus ridículas líneas y recursos que sostienen a los actores suspendidos sobre el público- está en la margen opuesta al teatro realista y estos esfuerzos siempre son aclamados por el público que llena sus salas.


La aparición de actores de Kabuki en el cine y en el teatro occidental no es nueva. Sin embargo han habido actividades sobresalientes de estrellas de artes tradicionales tales como la aparición de Kikunosuke Onoe en la tragedia griega The Greeks, dirigida por Yukio Ninagawa, y un papel principal de Sinnosuke Ichikawa en la serie de televisión de un año de la NHK, Musashi. El hecho de que tales figuras permanezcan populares incluso cuando presentarse fuera del género del Kabuki muestra que el cambio de generaciones está definitivamente ya en el proceso.


El mundo del Kabuki perdió a dos de sus Personajes Tesoro Nacional con las muertes de Utaemon Nakamura y Uzaemon Ichimura en 2001, y también han fallecido algunos actores de reparto muy conocidos. Sin embargo, el Kabuki tiene la tradición de surgir más allá de la muerte de grandes actores al pasar sus nombres a herederos. En shumei (sucesión de un nombre), se considera que el heredero recibe junto con el nombre el estilo artístico del padre, abuelo o el de otro gran actor, y por esto en conmemoración hace una función de shumei. Un número de grandes eventos se ha estado llevando a cabo simultáneamente, como lo es la sucesión del nombre Shoroku por parte de Tatsunosuke Onoe -quien junto con Shinnosuke y Kikunosuke formaron un grupo llamado Sannosuke ("los tres suke)-, y Kankuro está programado para recibir el nombre de su padre, Kanzaburo, en 2005. Ganjiro Nakamura va a cambiar su nombre por Tojuro Sakata, el nombre de un onnagata de la región de Osaka el cual no ha sido usado por 230 años. Gente en los círculos culturales y de negocios en la región de Osaka está fomentando el restablecimiento en particular del nombre Tojuro que se anticipa va a tener un impacto económico favorable.

TEATRO