INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

Personalidades


BUTOH


“AKAJI MARO Y DAIRAKUDAKAN”

por Eri Misaki (editor en jefe, The Arts Cure)

(Foto de Hiroto Yamazaki)


De Complejos a Talentos...



La razón por la que MARO fundó Dairakudakan luego de separarse de Juro KARA fue la de haber descubierto que no podía imitar a nadie. No era ni talentoso como un escritor de la talla de KARA, ni podía ser como HIJIKATA, de quien MARO dice "fue una vez aclamado en el mundo de la danza moderna en Japón y luego abandonó su posición para establecer algo propio". Este complejo de MARO se convirtió en el ímpetu para comenzar su propia compañía. "Fue en verdad porque yo no tenía nada. No tengo nada, excepto mi cuerpo. Ey! esta bien el solo poner mi cuerpo en escena! Ese fue el comienzo" dice MARO.


A MARO le gusta usar la frase "Tempu Tenshiki" que él explica así: "El más grande talento que uno tiene, es el haber nacido en este mundo". Y dice "Al comienzo, lo que hacíamos no era ni Butoh ni teatro. Me atrevo a decir que era un festival de tontos (riendo). No éramos ni inteligentes ni estúpidos. Nuestros talentos eran nuestros complejos". Agrega: "Ey! soy talentoso porque no tengo cabello en mi cabeza!" o "Uau! Soy grandioso porque tengo 2.0 de visión en juntos ojos!", dice riendo. MARO y sus bailarines aceptaron la forma en que eran y declararon que su talento era ser como eran. MARO dice, "Se te permite hacer lo que quieras en el escenario. Es allí donde eres más libre". Por ejemplo, no es solo común que se simule la muerte en escena, sino que también esto se puede hacer como arte.


Las primeras obras de MARO fueron consideradas tan escandalosas y chocantes que algunos miembros del público lo reportaron a la policía. "Lo que yo hacía estaba completamente en contra del sentido común, lo que seguro hizo a algunas personas pensar si se nos debería dejar continuar haciendo eso. Al igual que muchos comunistas fueron arrestados en Japón antes de la Segunda Guerra Mundial, existía todavía un tipo de actitud en la que se debería arrestar a aquellos que uno no entiende. Lo nuestro podría haber sido arte, pero no estaba pulido como arte. Posiblemente éramos irritantes para algunos. Después de todo eso fue lo que HIJIKATA dijo: "el inicio". Pero no entendimos lo que quiso decir con eso. Nosotros simplemente nos decíamos: "esta bien, hagámoslo, hagámoslo", dice MARO riendo.



DANZA