INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

KYÔGEN



Obras


Tsurigitsune, la Caza del Zorro



Autor: desconocido

Categoría: Atsume (obras misceláneas)


Personajes:


  -el monje Hakuzosu (shite en el primer acto)

  -el zorro (shite en el segundo acto)

  -el cazador (ado)


Esta obra esta dividida en dos actos. En las obras de Noh de dos actos, en el primer acto aparece el espíritu (dios, fantasma, demonio, etc) en el cuerpo de un humano y en segundo acto ese espíritu muestra su verdadera naturaleza. En esta obra de Kyôgen ocurre algo similar pero sin la intervención de un espíritu. Es el zorro, quien luego de descubrir al cazador que había matado a parte de su familia, decide en el primer acto disfrazarse como Hakuzosu, monje budista y tío del cazador. El propósito es hacerle una visita y a través de las enseñanzas budistas convencerlo de dejar la profesión de cazador. Además le habla de las terribles venganzas propinadas por zorros que se hacen pasar por seres humanos.


El cazador esta casi convencido de que lo mejor es dedicarse a otro oficio, cuando de pronto ve por debajo de la túnica de su tío unas piernas peludas un poco sospechosas. Además le ha notado un comportamiento un poco extraño, unos movimientos no muy usuales en él. La época de visita también lo hace sospechar, ya que su tío vive muy lejos y no suele venir a verlo en aquella época del año.


En el segundo acto el zorro ya aparece en su forma natural y deambulando por el bosque con la tranquilidad que le produce el creer que ya no existe el peligro del cazador, siente un olor muy atractivo, muy familiar. Descubre con sorpresa que es su bocado favorito pero que esta puesto dentro de una trampa.


Las obras de Kyôgen siempre presentan una moraleja, una enseñanza basada en principios budistas y es aquí donde esa parte se hace evidente.


El zorro, a pesar de saber el peligro que corre, decide intentar tomar el bocado. En este momento ya no es el cazador su principal peligro, sino su propio deseo, sus ansias incontrolables por poseer lo que más desea.


La escena es de mucha tensión, de una lucha interna entre el conocimiento del peligro y la gula. Finalmente, no resistiendo a sus deseos, el zorro decide probar el bocado y como es de esperarse queda atrapado en la trampa. El cazador, quien sabiendo que el zorro regresaría por su bocado favorito, esta esperando detrás del follaje y se abalanza sobre él. Por suerte el zorro logra huir y la obra termina en persecución -usual en las obras de Kyôgen- mientras el cazador grita: "que alguien me ayude a atrapar este viejo zorro!"

TEATRO