INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

ENNEN NOH

por Yoshinobu INOURA ©


Historia

1. La Formación de Ennen y de Ennen Noh


Ennen Noh es el resultado del desarrollo de Ennen -cuya palabra se refiere a la oración por la longevidad- como un arte dramático. Posiblemente se creía en la época en que fue creado que este tipo de representación atraería una atmósfera de armonía y promovería el bienestar de los asistentes. Ennen se originó hace mucho tiempo. Al comienzo era un banquete ritual seguido de servicios budistas y ceremonias shintoistas en templos y santuarios, a los cuales se le adicionaban canciones y danzas improvisadas y actos de pantomima como una forma de entretenimiento. Gradualmente los elementos de entretenimiento empezaron a predominar como principal objeto de apreciación. Se introdujeron nuevas ideas, se asimilaron otras artes dramáticas y se siguió expandiendo y enriqueciendo.

En la primera mitad del siglo XII ya se habían producido algunas piezas de Ennen particularmente ricas en calidad dramática, y de esta forma se estableció en prototipo del Ennen Noh. En la primera mitad el siglo XII el Ennen de templo Kofukuji en Nara había llegado a ser tan dinámico y lujoso que el gobierno lo prohibió. Sin embargo hay que admitir que en vista de la enorme influencia económica y social del gran monasterio de la Provincia de Yamato, este gran desarrollo se dio en forma natural. Además las artes emparentadas con el Ennen y los movimientos del mundo teatral de la época le dieron una base sólida y favorable.

En 1199 las canciones y danzas de los ayudantes de altar (chigo) y el Sarugaku de los monjes (daishu) fueron presentados en el monasterio Todaiji como un programa de Ennen. Los chigo eran los chicos atractivos que eran objeto de amor de los monjes en templos y que ejecutaban danzas de templos combinadas con danzas populares (Rambyoshi y Shirabyoshi) y danzas de niños (warabemai). Los daishu eran monjes de bajo rango, algunos de ellos semiprofesionales, y fueron responsables de que las representaciones pasaran de canciones y danzas hasta actos y diálogos.

TEATRO