INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

LA MÚSICA TRADICIONAL JAPONESA A PARTIR DE LA INTRODUCCIÓN DE LA MÚSICA OCCIDENTAL

(Artículo basado en una ponencia presentada en el IX Congreso Latinoamericano de ALADAA - Asociación Latinoamericana de Estudios de Asia y África. Cartagena de Indias, Colombia, Octubre, 1997)


En esta ponencia quiero centrarme en lo que fue el desarrollo de la música tradicional japonesa a partir de la introducción de la música occidental. Esto se refiere no solamente a la influencia que ejerció occidente sobre algunos estilos tradicionales, sino también en la creciente influencia de la música y estética tradicional japonesas en compositores contemporáneos tanto occidentales, como también en compositores japoneses de formación occidental.

Aunque el primer contacto de Japón con la música occidental se había ya dado hacia finales del siglo XVI a través de la llegada de misioneros cristianos, la prohibición al cristianismo no permitió que este tuviera mayores efectos en la música japonesa. Fue hacia el siglo XIX cuando en realidad las condiciones no solo permitieron, sino que también propiciaron la introducción en masa de la música occidental. Esta introducción se dio primero a través de la música militar y luego de la música escolar. En el caso de la música militar las razones fueron puramente utilitarias y en el segundo caso, por razones de formación, luego de que se democratizara la educación. Todo esto fue conducido basado en la idea de la superioridad occidental.

En esta introducción hay dos cosas que llaman la atención: la primera es que la llegada de la música occidental a Japón no se da por imposición foránea como ocurrió en otros países, y la segunda, que esta introducción no tuvo una motivación estética. Más sorprendente aun es que cuando el gobierno Meiji se dio a la tarea de esta introducción, la única institución musical oficial era el Kunaicho (oficina a cargo de la música de la Corte Imperial), formada por músicos tradicionales que por siglos habían preservado la música cortesana Gagaku, considerada en la actualidad como la tradición orquestal más antigua del mundo, con una historia de cerca de doce siglos. El Kunaicho fue encomendado para que iniciara el estudio de la música clásica occidental, cosa que en general no aceptaban con mucho placer los músicos que lo integraban. Estos músicos tenían que mezclar su práctica de la música cortesana con el aprendizaje de instrumentos como el piano y el violín. Durante esta época el gobierno Meiji decide enviar observadores a diferentes partes del mundo para que reporten sobre la situación internacional a todo nivel. Uno de estos enviados es Shuji Izawa (1851-1917), un joven director de una banda de vientos de tan solo 26 años, quien en 1874 viaja a los Estados Unidos en donde permanece por tres años. Él fue el responsable del primer documento oficial sobre la reforma de la educación musical en las escuelas. También junto con Luther W. Mason (1818-1896), profesor de música de Boston, fue el responsable del establecimiento de la primera institución musical de tipo occidental en Japón conocida como la Escuela de Música de Tokyo, de donde posteriormente surgió la actual Universidad Nacional de Música y Artes de Tokyo.

Uno de los problemas con los que los reformistas se enfrentaban en esa época en materia de música occidental era la carencia de instrumentos musicales. En la enseñanza de melodías occidentales los maestros tenían que recurrir en muchos casos a la utilización de instrumentos tradicionales. Esto trajo resultados interesantes pero definitivamente iba en contra de una correcta apreciación del panorama musical occidental.La música en Japón a partir de la apertura en 1868, puede ser dividida en la siguiente forma:


-Música tradicional

    -pura
     -con influencia foránea

-Música occidental

    -importada, es decir, música producida fuera de Japón.
     -producida por occidentales en Japón.
     -producida por japoneses.


En cuanto a la música de tipo occidental producida en Japón por occidentales podemos hacer la siguiente división:

    -Piezas sin elementos japoneses.
     -Arreglos de melodías japonesas.
     -Composiciones con utilización de material tonal japonés.
     -Composiciones basadas en melodías occidentalizadas de origen japonés.
     -Composiciones basadas en impresiones y literatura japonesas.


Música de tipo occidental producida por japoneses:

Hay que tener en cuenta la diferencia que existe entre la música compuesta y la música interpretada. Por ejemplo, la música importada durante el período Meiji varía considerablemente si siendo compuesta por occidentales, es interpretada por japoneses, que hasta el momento no tienen una tradición en interpretación de música occidental. Aunque hayan sido educados por occidentales en Japón, o hayan recibido una formación académica en el exterior, no tienen la misma perspectiva y experiencia en el campo de la música occidental, como sí lo tendría un occidental que desde niño tiene contacto con las armonías e instrumentación de la música occidental en lugares como, por ejemplo, las iglesias, la escuela, o incluso las ferias populares y en su propio hogar.


Quisiera ahora referirme a la segunda categoría, que es la que considero que ha dado resultados más interesantes, y la que sin negar la influencia occidental, a veces inevitable, está creando lo que yo llamo la "música japonesa contemporánea". Aquí yo no tomo el término para designar a la música contemporánea producida por músicos japoneses en general, que en muchos casos, debido a sus ideas musicales y resultados estéticos podría haber sido producida por cualquier compositor de formación académica de tipo occidental en cualquier lugar del mundo. Cuando aquí hablo de música japonesa contemporánea me refiero a aquellos trabajos en los que se conservan elementos tradicionales japoneses utilizados dentro de un lenguaje nuevo.

A este tipo de música tenemos que analizarla desde diferentes aspectos :

  -Creaciones contemporáneas de músicos que pertenecen al campo de la música tradicional. Esto es, obras que tienen su origen en lo tradicional y que incorporan elementos externos. (Elementos externos no son necesariamente occidentales ; pueden ser elementos de otro estilo tradicional. Una fusión de estilos tradicionales que está buscando un lenguaje nuevo). Estas son algunas de las posibilidades a este respecto.

-Agrupación tradicional + métodos de composición externos

-Conformación de agrupaciones con instrumentos tradicionales en una forma no convencional + métodos de composición externos

-Combinación de instrumentación tradicional y externa.

-Métodos de composición tradicional + instrumentos externos.

-Métodos de composición externos + instrumentos externos + ideas o impresiones japonesas.


En esta categoría podría mencionar a Sukeyasu Shiba, quien pertenece a una familia que por generaciones ha preservado la música cortesana Gagaku. El es director de la cátedra de Gagaku de la Universidad Nacional de Música y Artes de Tokyo y director del conjunto Reigakusha de música Gagaku, una agrupación muy activa no solo en la interpretación de música tradicional, sino también en música contemporánea compuesta no solo por el propio maestro Shiba, sino también incluso por compositores extranjeros.

Otro músico de mencionar es el maestro de la flauta Shakuhachi Hozan Yamamoto (Designado "Personaje Tesoro Nacional del Japón" en 2002).

  -Creaciones contemporáneas de músicos japoneses con formación musical occidental. Se pueden tomar las mismas categorías anteriormente mencionadas, pero por supuesto la aproximación y resultados son diferentes.

En esta categoría podríamos mencionar a dos compositores con aproximaciones muy diferentes :

      -Minoru Miki, quien se ha hecho famoso en parte por las piezas compuestas para el Conjunto Nipponia o Nihon Ongaku Shudan, agrupación no convencional de instrumentos tradicionales japoneses que interpreta repertorio tanto tradicional como contemporáneo.

      -El segundo compositor a considerar en esta categoría es Toru Takemitsu, quien falleció en 1996. Aunque él menciona en algunos escritos el rechazo a la música tradicional, en parte debido a las imágenes que ésta le generaba relacionadas con los duros años de la guerra, sus obras con instrumentos tradicionales entre las que se destaca November Steps ejercieron un fuerte impacto no solo en el medio musical japonés sino también en el extranjero. Hay que recordar que esta obra fue comisionada por la Orquesta Filarmónica de Nueva York para la celebración de sus 125 años de fundación.

Además de hablar de la música tradicional con respecto a los músicos japoneses, es necesario tener en cuenta la influencia que esta ha ejercido en compositores extranjeros.

En el reporte del Cuarto Simposio de la Sociedad Internacional para la Musicología, Irene Suchy habla de compositores alemanes quienes vivieron en Japón entre 1872 y 1945 de los cuales solo una parte de ellos se atreve a trabajar con material japonés, ya sea a través de arreglos occidentales de piezas tradicionales, o de composiciones basadas en lo que ellos consideraban tradicional japonés. En su reporte Irene Suchy concluye que entre estos compositores hubo siempre una tendencia a considerar a la música occidental como superior, a buscar un "mejoramiento" en la música japonesa, y aparte de todo esto, una falta de interés o capacidad en comprender y manipular el material musical japonés y en experimentar con nuevos lenguajes.

En casos posteriores el resultado no es muy diferente. Por ejemplo, el compositor alemán Karlhein Stockhausen escribió la pieza Der Jahreslauf en 1977 para conjunto de música cortesana Gagaku. En Japón se dice que Stockhausen desconoce totalmente la estructura musical de este tipo de agrupación, o que fue tal su deseo de experimentación que voluntariamente descartó cualquier elemento tradicional. Esta pieza fue posteriormente adaptada para instrumentos occidentales y cinta magnetofónica y eventualmente se convirtió en el primer acto de su opera "Martes de Luz".

Pero la influencia de Japón en compositores extranjeros no es solo a partir de elementos musicales. Es el caso del compositor estadounidense John Cage, ya fallecido, de quien se sabe tenía un profundo interés por el Zen, y cuya influencia trató de imprimir en sus obras.

A estos dos compositores se podrían sumar nombres como los de los australianos Peter Sculthorpe, Barry Conyngham y Anne Boyd, y la estadounidense Louis Vierk. Barry Conyngham fue alumno de Toru TAKEMITSU y escribió entre otras piezas, Streams (1989), para arpa, flauta y viola, la cuál está dedicada al maestro japonés. Por su parte Anne Boyd, quien fuera alumna de Sculthorpe y quien siempre ha mostrado interés por lo asiático -influencia de su maestro- dice que una de sus mayores fuentes es la música cortesana Gagaku. La norteamericana Louis Vierk estuvo en Japón en 1996 trabajando estrechamente con el conjunto de Gagaku Reigakusha y con su director, el compositor y ex-músico de la Corte Imperial, el maestro Sukeyasu SHIBA, y de esta colaboración surgió la pieza "Silversword" para conjunto Gagaku. Muchos años atrás, en 1983, había escrito una pieza con elementos japoneses, "Hyaku Man No Kyu" (One Million Spheres) para for 8 ryuteki (flauta traversa empleada en Gagaku).

El listado de compositores, tanto japoneses como extranjeros, quienes han empleado tanto instrumentos como elementos e ideas tradicionales japonesas va en aumento. De Japón, aparte de Toru TAKEMITSU y su piezas para Shakuhachi y Biwa que incluyen las obras "November Steps" y "Eclipse", se podrían mencionar nombres como Akira IFUKUBE, famoso por bandas sonoras de películas como "Gozilla", quien hace años trabaja estrechamente con Keiko NOSAKA, una de las más grandes intérpretes de Koto (cítara de 13 cuerdas), esta última inventora de Kotos de 20 y 25 cuerdas para ser empleadas en música contemporánea. Otro nombre importante es Toshi ICHIYANAGI, quien fuera alumno de John Cage, y quien ha compuesto para Shô y para Gagaku.

Recientemente no es raro ver anuncios de funciones en las que lo tradicional se mezcla con lo contemporáneo. Kyoto, la ciudad tradicional por excelencia es uno de los lugares en donde este tipo de trabajos se ve con más frecuencia, y a veces esos eventos se organizan en lugares con una atmósfera muy especial. Durante el verano de 2005 en el Festival de Artes de Kyoto se pudieron apreciar algunos de estos experimentos que incluían, por ejemplo, teatro Noh y clavecín, teatro Kyôgen y acordeón, etc. No lejos de allí, en la ciudad de Otsu a las orillas del lago Biwa, en el hermoso vecindario de Sakamoto, famoso por sus paisajes y maravillosos templos, se reunieron en una hermosa tarde de domingo un conjunto de Gagaku y un cuarteto de "Nuevo Minimalismo" venido de Suiza. En la segunda parte del programa, con el acompañamiento de algunos de los músicos de estas agrupaciones, se presentaron algunos bailarines de Bugaku (danza de la corte) y el impresionante bailarín suizo de Butoh Imre Thormann (alumno de Kazuo OHNO).

Es muy difícil sacar conclusiones y especular sobre el futuro de la música contemporánea japonesa. En la actualidad Japón parece estar sumergida en la búsqueda de nuevos lenguajes, al tiempo que conserva tradiciones muy antiguas. El gobierno y la industria privada invierten grandes cifras en actividades culturales y gracias a la fuerza económica japonesa es posible ver en Japón no solo lo mejor de la vida cultural local, sino también un fluir constante de agrupaciones de todos los rincones del planeta.