INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

Personalidades de la Música Japonesa


Toru TAKEMITSU (1930-1996)


Definitivamente el compositor más destacado del Japón. Su carrera fue muy particular ya que al no estudiar música en una academia, en todas sus composiciones se demuestra la amplitud y al mismo tiempo particularidad de su personalidad y su lenguaje musical.

Por un lado fue un notable experimentador y constante buscador de nuevas sonoridades, escribiendo bandas sonoras para directores tales como Kurosawa, Imamura y Teshigahara, piezas vanguardistas para cinta magnetofónica o para la orquesta de música cortesana Gagaku, y por otro lado un romántico y abierto admirador de la música popular, lo que es más que evidente en sus transcripciones de canciones de los Beattles o en su hermosa colección de canciones pop titulada Song Book, en la que también utiliza poemas de su propia creación.

Se puede decir que fue uno de los pioneros en la búsqueda de lenguajes que reúnen tanto lo oriental como lo occidental. Su más afamada pieza en este sentido, November Steps para laúd Biwa, flauta de bambú Shakuhachi y orquesta, fue comisionada por la Filarmónica de Nueva York para la celebración de los 125 anos de la fundación de esa agrupación.

A pesar de expresar cierto rechazo en algunos de sus primeros escritos por la música tradicional japonesa -la cual decía le traía recuerdos amargos de la guerra- sus composiciones con lenguaje contemporáneo en las que emplea instrumentos tradicionales, hicieron que compositores jóvenes de su país, al igual que algunos compositores occidentales, se dieran cuenta de la inmensa riqueza sonora y estética que proporcionaba la música japonesa para la búsqueda de nuevos lenguajes. Esto inicia un período muy interesante en donde compositores como el afamado alemán Karlhein Stockhausen encontrarán interés por lo japonés.

Parte de la influencia musical que recibiera Takemitsu en sus primeros años de vida viene de su padre de quien se dice era un ferviente interprete de Shakuhachi, pero cuya principal pasión fuera el jazz. Takemitsu pasó un tiempo al lado de su padre en Manchuria, en ese momento territorio ocupado por Japón. Debido a una enfermedad su padre fue enviado de regreso a Tokio en donde murió en 1938. Takemitsu pasó a vivir con su tío e inició su escuela primaria. En ese hogar y en años que consideró dolorosos por no tener cerca a su padre, ya fallecido, y a su madre quien vivía en otro lugar, estuvo rodeado de sonoridades de la música tradicional ya que la esposa de su tío era profesora de koto. Esta asociación entre tristeza y música japonesa la tuvo fija en su mente por muchos años y por bastante tiempo mostró rechazo hacia ella.

En 1944 fue enviado a trabajar a una base militar en Saitama. Durante este tiempo todo lo que se permitía escuchar eran canciones militares. Al terminar la guerra su mente ansiosa buscó refugio en otras sonoridades y sus intereses se fijaron en la música moderna occidental. Recordemos que al terminar la guerra Takemitsu es todavía un adolescente. La ocupación americana que duraría hasta 1952 significó para él un flujo continuo de cosas nuevas, mas que occidentales, básicamente americanas. Las fuerzas de ocupación establecieron una estación de radio que el mismo Takemitsu decía, fuera su principal fuente de influencia musical. Fue durante esos años en los cuales pudo escuchar composiciones de maestros como Mahler, Gerswin, Debussy, y principalmente Cesar Frank, cuando decidió convertirse en compositor.

Su formación musical, aunque se dice fue autodidacta, estuvo reforzada por el contacto con músicos tanto amateurs como profesionales. Hacia 1946 entra a formar parte de un coro y luego trabaja para una oficina de recreación para el ejercito de ocupación como una especia de DJ. Su salario era básicamente la oportunidad de utilizar un piano de un teatro durante el día. Son los años de fuerte amistad con Hiroyoshi Suzuki con quien explora diferentes tipos de música y posibilidades para recibir una educación de personajes reconocidos en el campo de la música nacionalista japonesa.

El compositor Yasuji Kiyose, luego de escuchar algunas de sus composiciones aceptó como alumnos tanto a Takemitsu como a Suzuki. Kiyose pertenecía a Shinsakkyoukuha (Grupo para la Nueva Composición) en la cual pudieron tener contacto con otros grandes nombres como Fumio Hayasaka y Yoritsune Matsudaira. Luego de un tiempo los dos jóvenes compositores fueron aceptados como miembros de esta asociación y posteriormente, en uno de los conciertos regulares, tuvieron la oportunidad de presentar algunas de las obras sin mucho éxito (Lento in Duo Movimenti para piano).


Takemitsu estaba desilusionado y pensó que lo mejor sería dejar la música.


continuará...