INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

Personalidades de la Música Japonesa

Michio MIYAGI (1894-1956)


Conocido como el Padre de la Nueva Música Japonesa (Shin Nihon Ongaku), su verdadero nombre era Michio SUGA. Michio MIYAGI es sin duda el genio mas creativo en el campo de la música en Japón hacia comienzos del siglo XX. Educado inicialmente en la música tradicional, aprovechó el fluir de las nuevas corrientes llegadas de occidente para fusionar los lenguajes japoneses y europeos. Fue también creador de nuevos instrumentos musicales.

Nació en la ciudad portuaria de Kobe en 1894. Aunque en su familia no habían músicos, al parecer el ambiente cultural y altamente internacional de Kobe lo puso en contacto con una gran variedad de estilos musicales. A muy corta edad sufrió de keratitis y a los 6 años quedó completamente ciego.

Desde la edad media en Japón ha existido una gama de oficios a los cuales se dedican las personas invidentes, y esto incluye algunos estilos musicales. Es así como a los 8 años Michio es puesto bajo la tutela de uno de los más prestigiosos músicos de shamisén de la época, también invidente, el maestro Kengyo NAKAJIMA II quien desafortunadamente muere dos años mas tarde. El joven luego pasa a ser alumno de Kengyo NAKAJIMA III, quien era una maestro muy estricto. Durante este periodo de formación aprendió a tocar shamisén aunque su principal dedicación fue el koto. Paralelo a esto, por iniciativa propia, trató de aprender shakuhachi y kokyu, el único instrumento japonés con arco. En 1903 dio su primer recital de koto y dos años mas tarde, teniendo tan solo 11 años, recibió licencia de profesor. También se le fue dado el nombre artístico de Nakasuga Michio (Naka, por el apellido de su maestro al cual se le unió su verdadero apellido, Suga).

Durante esta época el joven Michio vivía con su abuela, ya que su padre se había separado de su madre y trabajaba en su propio negocio en Chosen, Corea. Cuando tenía trece años su padre fue gravemente herido por un ladrón, y al verse imposibilitado para seguir trabajando, ordenó a Michio, su hermano y la abuela a que se trasladaran a Corea. El joven músico tuvo que sostener a la familia enseñando música a la comunidad japonesa de Chosen.

Al comienzo fue muy difícil para alguien de su edad encontrar estudiantes y la familia vivió un periodo de extrema pobreza. Poco a poco se fue haciendo un nombre y el número de estudiantes creció. Mientras tanto Michio siguió alimentando su espíritu musical tanto con audiciones fortuitas de música occidental como también de música coreana.

Estando lejos de su país y por tanto fuera del circulo de la música japonesa, y sin su maestro cerca, el joven Michio decidió empezar a componer para así poder ampliar su repertorio, ya que le era casi imposible en Corea conseguir partituras en sistema baille. Su primera pieza, Mizu no Hentai (Transformación del Agua), data de 1909.

A los 16 años, luego de la muerte de su abuela, se trasladó a Seúl en donde vivió con una familia de apellido Konishi. Al poco tiempo fue casado con una viuda 16 años mayor que él, y la pareja adoptó el apellido Miyagi.

A los 22 años, luego de crearse fama, recibe el titulo de Da-Kengyo, el mas alto honor para un intérprete ciego.

Hacia 1917, influenciado por su amigo e intérprete de shakuhachi, Seifu YOSHIDA, regresa a Japón. A pesar de tener un gran titulo, la competencia en Japón es dura y al comienzo tiene dificultades económicas. Sin embargo, desde su llegada se involucra activamente en la vida cultural y se le ve con frecuencia dando conciertos. Al siguiente año hace la primera grabación para el sello discográfico Nippon Chikuinki Shokai. En 1919 da el primer recital completo de sus propias composiciones.

Desde Corea Michio ya había incursionado en el aprendizaje de la música occidental, y la rica actividad en Tokio le permite seguir en sus estudios, aprovechando tanto a los grandes intérpretes japoneses, como a los concertistas extranjeros. También, durante toda su vida fue un coleccionista de discos y a su muerte contaba con cerca de 1200, de los cuales cerca de 1000 eran de música occidental.

Aunque ya desde su primera composición se deja ver el interés de Michio MIYAGI por ciertos elementos de la música occidental, es mas adelante cuando ya siendo un músico maduro y mayor conocedor tanto de la tradición propia como de la importada, que a través de técnicas y combinación de instrumentos demuestra su verdadera naturaleza como pionero y explorador de lenguajes nuevos, al tiempo que se reafirmó como un compositor de repertorio tradicional.

Los primeros años en Tokio también se caracterizan por la invención de varios instrumentos musicales. Uno es el Jushichigen, o koto de 17 cuerdas, el cuál ha jugado un papel muy importante en el desarrollo de la música para koto (instrumento originalmente de 13 cuerdas). También esta el Hachijugen (8O cuerdas), el cuál utilizó tan solo una vez y que luego fuera destruido durante los bombardeos a Tokio (una reproducción de este se encuentra en el Museo Michio Miyagi en Tokio). También inventó el Sho-jushichigen o pequeño koto de 17 cuerdas, que solucionaba la limitación de espacio cuando se reunían varios intérpretes de koto. Otra invención para mencionar es el Daikokyu (gran Kokyu).

Los años posteriores en la vida de Michio MIYAGI están marcados por una alta actividad en composición (en total dejó mas de 300 piezas), conciertos dentro y fuera del Japón, enseñanza, y ligado a esta última, el desarrollo de repertorio tanto para interpretes profesionales como para niños. Debido a su ceguera una de sus contribuciones que merece ser destacada es la del desarrollo de repertorio y escritos pedagógicos en escritura baille, además de ensayos (en total se publicaron diez colecciones).

En Mayo de 1932 se hace amigo de la violinista Renée Chemet, quien por ese entonces visitaba Japón en una gira de conciertos. Ella, al oír "Haru no Umi" (Mar de Primavera), la pieza más famosa de MIYAGI escrita para koto y flauta Shakuhachi, adapta la parte de la flauta para ser tocada en violín. Durante ese mismo mes dan un concierto el cual es grabado y comercializado.

Durante la guerra la vida cultural de Japón disminuyó considerablemente. En esos años MIYAGI casi no compuso piezas, y debido a los bombardeos en Tokio tuvo que trasladarse a la villa en el campo. Su casa en Tokio, en la que actualmente está ubicado el Museo Michio Miyagi (Miyagi Michio Kinenkan), fue casi completamente destruida, quedando en pie solamente su estudio. Algunas de sus posesiones, incluyendo algunos instrumentos musicales, desaparecieron en los incendios.

En enero de 1946 retorna a Tokio y reinicia su vida profesional. Vuelve a las aulas de la Escuela de Música de Tokio, encontrándose con un obstáculo: en las reformas de la posguerra se ha decidido fusionar a la Escuela de Música de Tokio y la Academia de Bellas Artes -resultado del cual surge la actual Universidad Nacional de Música y Artes de Tokio- y en este proceso se ha decidido cerrar el Departamento de Música Tradicional y tan solo enseñar música clásica occidental. Tanto MIYAGI como otros maestros se oponen y luego de una dura lucha logran salvar dicho departamento.

En 1951 se forma Miyagi Kai (Asociación Miyagi) la cuál sigue existiendo hoy día. En 1953 viaja a Europa en donde da recitales en París, Pamplona, Londres y Biarritz. Tanto en París como en Londres también toca para la radio. De este viaje surgen algunas composiciones como "London no Yoru no Ame" (Noche de Lluvia en Londres) y "Eihei no Kotai" (Cambio de Guardia).

Su última etapa se caracteriza por composiciones de mayor extensión y complejidad, aunque el número de ellas disminuye debido a su ocupada agenda de conciertos.

A las dos de la mañana del 25 de junio de 1956, cuando viajaba hacia Osaka para tocar junto con la Orquesta Sinfónica de Kansai, cae del tren en que viajaba y unas pocas horas mas tarde fallece en un hospital.