INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

IWAMI KAGURA


Kagura es una variedad de danza-teatro ritual del Japón. Kagura es también conocida como Kagura-mai: mai significa danza ritual, mientras que odori, el otro término utilizado en Japón, es danza como entretenimiento.


Kagura está dedicada a deidades shintoístas. Se dice que estas danzas se originan en la mitología, debido a su antigüedad y a la falta de evidencia escrita. Se sabe que tuvo influencias continentales no solo de China y Corea, sino también de otras culturas de la Ruta de la Seda.


Kagura tiene como propósito darle la bienvenida y entretener a las deidades, de ahí el significado de la palabra (Kagura: entretenimiento para los dioses). También el de agradecer y pedir por una abundante cosecha, aunque en la actualidad algunos estilos se han convertido en entretenimiento para turistas y son interpretados por gente de la comunidad.


En la prefectura de Shimane y en la parte norte de la prefectura de Hiroshima (distrito de Aki) existe un estilo llamado Iwami Kagura, que se refiere a Kagura de la región de Iwami (Shimane). Esta se ha modificado en décadas recientes con la introducción de, por ejemplo, efectos de sonido y visuales, como una forma de entretener a los asistentes y para que las historias narradas sean más fáciles de comprender.


Las representaciones de Iwami Kagura se inician usualmente con una danza de bienvenida a los dioses, seguida de piezas de entretenimiento. Los intérpretes llevan trajes suntuosos, la mayoría muy costosos debido a su compleja elaboración, máscaras en el caso de algunos personajes, e implementos adicionales.


La música que acompaña a Iwami Kagura es usualmente interpretada por un cantante, flautas y tambores.



Orígenes


Aunque con raíces muy antiguas, el estilo de Kagura conocido como Iwami Kagura se menciona por primera vez y parece aparecer hacia finales del período Muromachi (1336 to 1573). Se dice que este se pudo haber originado en Omoto Kagura, un estilo que se estableció desde finales del período Heian (794 a 1185) hasta el período Muromachi, y que recientemente fuera nombrado Patrimonio Cultural Rural Importante. Otras de las raíces del Iwami Kagura fue Sada Shin-Noh, obras de Noh cuyo personaje principal es un dios (“shin”) el cual se originó en Izumo (Prefectura de Shimane) el cual en un momento empezó a usar historias locales como repertorio principal y pasó a la región de Iwami en la misma prefectura siendo interpretado al estilo Kagura, es decir, como danza shintoísta. Se dice que durante su desarrollo el estilo Iwami Kagura recibió influencias inicialmente de otros estilos de Kagura asociados con la agricultura y de los teatros Noh y Kyogen, y posteriormente del teatro Kabuki, entre otros. Con el tiempo cada región desarrolló características particulares.


Durante siglos Iwami Kagura y otros estilos de Kagura fueron interpretados por sacerdotes y miko (ayudantes femeninas) en los santuarios shintoístas, pero con la prohibición en el período Meiji a los sacerdotes shintoístas de hacer danza, Kagura pasó a ser interpretada por gente de la comunidad. En la actualidad, y como una forma de mantener viva la tradición, se han creado grupos de preservación y también se ha integrado dentro del pensum de las escuelas públicas, lo que ha generado la aparición de grupos infantiles. Por todo esto, hoy en día es posible ver Iwami Kagura no solo en santuarios shintoístas sino también en festivales, concursos y eventos de entretenimiento tanto en Japón como en el exterior. Por su atractivo visual y sus danzas dinámicas, es un estilo muy apreciado por una gran diversidad de público.

TEATRO

Géneros