INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    OKINAWA    AINU    PATRIMONIO    

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford

EL TESORO SHÔSÔIN
©
Agencia de la Casa Imperial del Japón


Sobre los Tesoros del Shôsôin


Se cree que la mayoría de tesoros de Shôsôin datan del siglo VIII y tienen una atribución y proveniencia histórica única. Estos objetos, que van desde obras de arte y artesanías hasta documentos importantes, manuscritos y sutras, fueron producidos en Japón o importados desde el continente por mar.

El número de los tesoros preservados hasta hoy excede los 9000. Los tesoros abarcan un rango de artefactos que revelan la vida social y cultural del período Nara: manuscritos, utensilios para escribir y pintar, artes decorativas, instrumentos musicales, juegos, implementos budistas, implementos rituales, armas y armaduras, prendas y accesorios, herramientas de artesanos, incienso y medicinas, etc. Se emplearon diferentes tipos de materiales y técnicas y se pueden observar ejemplos de trabajo en metal, madera, laqueado, adornos hechos con conchas de tortugas y cuernos, cerámica, vidrio y textil, que representan el gran alcance del trabajo artesanal. La gran variedad de elaboradas técnicas tales como heidatsu (incrustaciones de láminas de metal utilizadas en lacarados), mokuga (marquetería), raden (incrustaciones en madreperla), bachiru (diseños grabados en marfil pintado), sancai (esmalte tricolor) y shippō (esmalte cloisonné) son testigos de las habilidades de los artesanos en ese momento. Para enumerar algunas de las piezas más conocidas:

-
Kokka chinpō chō (Sección Norte No. 158): “Lista de Excepcionales Tesoros del Estado” enumera el propósito y contenidos de las ofrendas realizadas por la Emperatriz Kōmyō en el año 756.

-Torige ritsujo no byōbu (Sección Norte No. 44): una serie de biombos con plumas de pájaros, decorando la pintura de una dama bajo un árbol, describe la imagen de la belleza femenina popular en la época.

-Gogen no biwa (Sección Norte No. 29): elaborado laúd biwa de 5 cuerdas, el único ejemplo de su tipo que sobrevive.
-
Hakururi no wan (Sección Central No. 68): tazón de vidrio cortado elaborado posiblemente en el Medio Oriente, el cual simboliza el comercio a lo largo de la Ruta de la Seda.

-Saikaku no nyoi (Sección Sur No. 51-5): cetro budista hecho de cuernos de rinoceronte embellecido con oro, cuarzo y perlas.

-El más antiguo ejemplo del registro doméstico elaborado en Taihō 2 (año 702).

-Textiles tejidos de seda con motivos exóticos tales como una escena de cacería.

La calidad intrínseca de los tesoros no es solamente su estética, sino también los contextos asociados que transmiten. En un número de objetos se escribió una inscripción original que especifica cuándo fueron elaborados y en qué ocasión fueron utilizados. Esta información substancial nos permite interpretar los objetos en contexto, y también el identificar el material de referencia para un estudio comparativo.

Otra característica significativa de los tesoros es que su estado de conservación es impresionante. Normalmente los ejemplos que sobreviven de objetos antiguos son aquellos que se han excavado del suelo. Por el contrario, los objetos del Shôsôin han permanecido en el depósito desde el comienzo de su historia y fueron cuidados por el personal a través de los siglos. Esto les ha permitido sobrevivir más de 1.200 años a pesar de las condiciones climáticas locales en las cuales los materiales orgánicos son difíciles de mantener por largos períodos de tiempo.

Con frecuencia se dice que el Depósito del Shôsôin es el final oriental de la Ruta de la Seda. En el período Nara la nación había asimilado la cultura de la dinastía Tang de China, la cual había florecido al conectarse con otras culturas desarrollados de otras partes del mundo a través del comercio de la Ruta de la Seda. Obviamente el comercio había facilitado el desplazamiento de materiales y también de intercambios de ideas entre Oriente y Occidente. Se fusionaron nuevos materiales, técnicas y diseños con las ya existentes, dando como resultado adaptaciones y desarrollos tecnológicos locales. Entre los tesoros, tanto domésticos como importados, hay evidencia de tales intercambios culturales y particularmente se ve la influencia del Occidente, incluyendo Irán, Grecia, Roma y Egipto. Los Tesoros del Shôsôin reflejan el desarrollo cultural en el período Nara, al igual que de otras partes del mundo durante el siglo VIII.

Kokka chinpo cho.jpg

SHÔSÔIN


SOIN

Historia

Folding screen.jpg Five stringed biwa 1.jpg Vaso de cristal.jpg Cetro budista.jpg