INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    OKINAWA    AINU    PATRIMONIO    PERSONALIDADES    

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford

NAGAUTA, EL CORAZÓN DE LA MÚSICA DEL TEATRO KABUKI
Por William Malm


III. La Forma en Nagauta

2. La Forma en el Teatro Noh

En el siglo XIV fueron codificados tanto los elementos formales del noh como su teorías estéticas. Ya que noh es el predecesor del kabuki, sus elementos estructurales teatrales y musicales influenciaron fuertemente la estructura de nagauta. Por tanto es necesario enunciar brevemente la estructura fundamental del teatro noh con el fin de poder comprender mejor la forma en nagauta.

El teatro clásico noh está organizado en cinco unidades principales o dan. Estas son usualmente puestas dentro de una estructura en dos actos con cuatro unidades en el primer acto y una en el segundo. Cada uno de estos dan está a su vez subdividido en secciones teatrales y musicales. En una forma teatral de tan extenso repertorio e historia se puede esperar encontrar muchas excepciones y variaciones dependiendo del método con el cual se manipulan dichas divisiones y subdivisiones, pero como punto de partida se puede considerar la siguiente información como representativa del procedimiento estándar. Debe tenerse en cuenta que existe mucha confusión en los escritos japoneses sobre este tema debido a la falta de una clara distinción entre términos que representan unidades formales de la obra y aquellos que se aplican a tipos de música que pueden aparecer en varias unidades formales diferentes dentro de la obra. En esta discusión se ha intentado hacer una distinción entre estos dos tipos de nomenclatura.

Siguiendo la división de jo-ha-kyû, las obras de teatro noh están organizadas de la siguiente manera:

1. Jo: introducción.

Esta unidad es el primer dan. Este contiene la música introductoria, la aparición del actor secundario (waki), y se establece el marco general de la escena y la preparación para la entrada del actor principal (shite) quien todavía no ha salido a escena. Antes de esta unidad hay una pieza de calentamiento interpretada por el conjunto hayashi (una flauta y tres tambores). Esta, conocida como oshirabe, se imita con frecuencia en kabuki en las obras originadas en noh.

Dentro de la unidad jo la sección musical más importante es shidai. El propósito de esta música es representar el carácter del actor secundario. Originalmente existieron muchos tipos de shidai pero en la actualidad tan solo se usa uno, el so-shidai, la música de ingreso del monje.

2. Ha: la exposición.

Teóricamente esta unidad tiene tres dan. El primero contiene la entrada del actor principal y su primera canción. Este tiene dos secciones musicales importantes, el issei y el michiyuki. Este también puede contener su propia música introductoria (shidai). La palabra issei en esta connotación (existen también otras) significa "primera canción". Las secciones issei se encuentran a veces en la parte introductoria de la obra que es cantada por el actor de apoyo.

La sección michiyuki ocurre cuando el actor principal viaja desde el camerino hasta el escenario a través del corredor con techo que los conecta. La música depende de la personalidad del personaje. Con frecuencia no hay música por completo cuando el actor aparece por primera vez. El silencio, una forma majestuosa de medida de tales entradas, es muy poderoso cuando se experimenta como parte de una interpretación profesional. Cuando el michiyuki es cantado, se emplea uno de dos tipos de canciones (uta). Estos son el sageuta, que es relativamente corto y lento en rango, y el ageuta, que es más largo y alto. Estos dos términos se aplican a varias canciones a lo largo de la obra al igual que a aquellas que se usan en el michiyuki.

Otro término musical que aparece en secciones diferentes pero especialmente durante este segunda dan de la obra es sashi. Este es un tipo de conversación realzada. Es como un recitativo de una ópera en cuanto a que sirve como puente entre secciones más líricas.

En el tercer dan de la pieza (la segunda de la exposición) el argumento es ampliado a través de preguntas y respuestas entre los dos actores. Esta sección es conocida como mondô. La mayor parte de esta es hecha en estilo recitativo. Los tambores con frecuencia proporcionan un fondo rítmico para esta conversación. El coro comúnmente completa esta sección con un comentario sobre el diálogo. Esto se hace en un estilo más melódico.

Hay varias secciones especiales que podrían aparecer en ese momento dependiendo del argumento. Una de las más comunes es
kudoki, una sección que aparece durante escenas de ternura y femeninas


El cuarto dan de la obra (el dan final de la exposición) lleva al primer acto a su clímax. Este contiene dos secciones básicas, kuri y kuse. El kuri es significativo musicalmente porque contiene la nota más aguda en la composición. La altura en sí misma es llamada kuri. Durante esta sección se revela la tensión emocional básica del argumento.


El kuse es una danza y es considerada como el centro de la obra. Se piensa que es una exposición completa del espíritu del personaje principal. El acompañamiento musical de esta danza es también una de las secciones más desarrolladas de la música y de tal música con frecuencia se derivan los conciertos instrumentales o corales independientes de la música del noh.


El cuarto dan de la obra se cierra a través de una sección llamada rongi, que de nuevo es un período de intercambios entre dos actores ya sea en conversaciones intensas o en canción. El coro con frecuencia termina el acto con una canción conocida como nakairi. Esta es también utilizada como un interludio entre los actos.


Otras unidades pueden ser empleadas para llenar el tiempo entre los actos mientras que el actor principal se está cambiando de atuendo. Por ejemplo, es común un corto interludio cómico llamado kyôgen. Estos son interpretados por actores especializados en kyôgen que entran en escena en esos momentos. Al igual que el intermezzi de la ópera italiana del siglo XVIII, su estilo de declamación es más en estilo vernáculo y el tema con frecuencia no tiene relación con el tema de la obra principal. La palabra kyôgen en realidad representa un género de por sí de obras y formas teatrales folclóricas cuya influencia en la música kabuki posterior es de alguna forma independiente de la música de noh.


3. Kyû: el desenlace

Una transición hacia el dan final está formada por una canción llamada machiuta o canción de espera. Pronto luego de esto, el actor principal reaparece en un nuevo papel, usualmente el de algún ser sobrenatural. Se usa una primera canción (issei) y un diálogo (mondô) similar en estilo a aquellos encontrados en el primer acto. Sin embargo el punto central del segundo acto es también una danza. A esta se le llama mai. Su música depende del personaje interpretado por el bailarín. El acompañamiento podría estar a cargo de tan solo el grupo instrumental (hayashi), solo el coro, o con más frecuencia, los dos, al menos al final. Es de anotarse que cuando el conjunto hayashi se usa solo, la música tanto para la danza y para el kuse del primer acto es tomada de un grupo de doce piezas. Tal uso de unidades musicales extendidas, usualmente de connotación emocional o dramática específicas, es una técnica idiomática encontrada en kabuki, particularmente en la música de trasescena (geza).


Luego de la danza hay usualmente un poema corto llamado waka, el nombre de un género poético japonés. La obra termina con un comentario final llamado kiri hecho por el coro.


Poniendo la información anterior en un esquema, la forma clásica del noh luce de la siguiente manera:


JO: INTRODUCCIÓN

    Primer dan: shidai

HA: EXPOSICIÓN

    Segundo dan: issei, michiyuki

    Tercer dan: mondô

    Cuarto dan: kuri, kuse, rongi

INTERLUDIO

    nakairi: kyôgen, machiuta

KYÛ: DESENLACE

    Quinto dan: (issei, mondô), mai, waka, kiri


Hay gran variedad en el uso de esta forma ya que se aplica a los diferentes tipos de obras. Las obras de locura y aquellas acerca de demonios son particularmente variadas. Sin embargo, para el propósito de comprender la relación entre la forma en noh y kabuki y las formas en nagauta, el esquema presentado se puede considerar como básico. La fuerza de la influencia de la forma de noh se hará cada vez más evidente más adelante.


Géneros

DSCN0213.jpg