INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Dos: Elementos y Patrones


9. El Escenario de Noh, espacio simbólico


9.5. La Organización de las Unidades Espaciales


9.5.6. El Lugar para Observación



El lugar que es ocupado generalmente por el público tiene un nombre especial en Noh: kensho, el lugar de observación. Como se ve en la gráfica de los componentes espaciales del escenario Noh (Fig. 38), los asientos están divididos en el área directamente al frente del escenario (llamada shômen, o frente), el área que está a un lado (llamada waki-shômen, o frente lateral), y la cuña entre estas dos (llamada naka-shômen, o frente medio), y el área detrás del coro (ji-ura), usada muy poco en la actualidad. Con los años ha habido un cambio de hileras de plataformas de esteras tatami, todavía encontradas en algunos pocos teatro de Noh antiguos, a filas de sillas de teatro moderno. El número ideal de asientos es entre 350 y 500.


Separando el área del público y el escenario Noh hay un foso de gravilla llamado shirasu (lit. barra de arena), un vestigio de un área amplia de arena rastrillada entre el escenario y la tribuna o de lugares de observación en los días en que el Noh se presentaba al aire libre. También se dice que simboliza agua, y en el pasado este servia la función práctica de reflejar la luz sobre el escenario y el puente, que tenían sobresalientes. La brecha entre el shirasu y el escenario principal es formalmente superada usando un set de tres o cuatro peldaños llamados shirasu-bashigo (escalera) o kizahashi. Estos no tienen ninguna función en la actualidad, excepto la de marcar el centro del escenario. Antiguamente cuando un shôgun o daimyo premiaba a un intérprete por su arte con regalos tales como un pesado kimono de seda, el intérprete descendía por allí, se ponía el kimono y respondía con lo que hoy llamamos un bis o "encore". En particular la última actuación del intérprete, luego de lo cual era recompensado con un trajes de regalo por los largos años de servicio, llegó a ser llamada Noh de "donación de traje" (shôzoku-tabari). Ya explicamos cómo el hanamichi del Kabuki difiere del puente del Noh, y sin duda esta serie de peldaños fue posiblemente una forma antigua de hanamichi, usada por los patrones para darles propinas a sus intérpretes favoritos.



TEATRO