INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Dos: Elementos y Patrones


9. El Escenario de Noh, espacio simbólico


9.2. Orientación Direccional


9.2.3. Como Arriba, Abajo



La orientación del escenario Noh está estrechamente ligada con la forma en que las obras son diseñadas e interpretadas, como ya lo hemos discutido, y existe una forma adicional de verlo. En Japón uno piensa en los puntos cardinales de una brújula en el orden oriente, sur, occidente, norte -esto proviene del movimiento del cielo alrededor de la tierra en el hemisferio norte (Fig. 31). Los chinos tradicionalmente han llamado a ese giro hacia la derecha (la dirección de las agujas de un reloj) el movimiento del cielo (a), en el cual el sol sale en el oriente, alcanza su cenit en el sur, y se oculta en el occidente; y al giro hacia la izquierda (opuesto al movimiento del reloj), el movimiento de la tierra (b), ya que este resulta ser la dirección de rotación de la tierra. Por supuesto que la tierra gira de occidente a oriente sobre un eje norte-sur, así que la figura 31b parecería contradictoria, pero en el hemisferio norte la fuerza centrífuga ocasiones tormentas violentas que giran hacia la izquierda (opuesto al movimiento de un reloj).


Cómo se aplica esto al Noh? El escenario Noh da de frente al sur y por tanto recibe la luz desde el oriente, el sur, y luego el occidente como se muestra en la Fig. 31a. Los intérpretes entran por el occidente, se mueven hacia el sur y luego hacia el oriente como se ve en la Fig. 31b. En las danzas predomina el desplazarse hacia la izquierda. También es más probable que el bailarín gire su cuerpo hacia la izquierda, y existen algunos pocos giros hacia la derecha excepto cuando parejas de intérpretes danzan juntos en espejo. Esto quiere decir que las obras son diseñadas de tal forma que el hombre se convierte en un intermediario entre el movimiento del cielo y el movimiento de la tierra. Incluso podríamos considerar esto como un ejemplo de una composición intencionada de ten-chi-jin (cielo-tierra-hombre).













31. Como arriba, abajo: el movimiento del sol y del cielo (a)

y la dirección de rotación de la tierra (b).

TEATRO