INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Uno: Principios y Perspectivas


7. Tiempo y Espacio en Noh


7.3. La Naturaleza Dramática del Tiempo y el Espacio


7.3.9. Expansión y Contracción del Espacio



Existen muchas obras de Noh en las cuales se usan objetos simples para representar edificaciones u otras estructuras. Cuando se colocan sobre el escenario, estas limitan el espacio y le dan un significado concreto. En otras formas de teatro el cambiar tal escena realista requiere que el objeto o set sea removido y reemplazado por otro, pero en Noh el mismo objeto puede ser usado en dos niveles con el fin de representar pequeños cambios en la naturaleza o en la apariencia del espacio. Este es un método extremadamente ingenioso.


En Kuro-zuka, antes de comenzar la obra se trae al escenario una pequeña choza que simboliza un rancho humilde. La anciana que vive allí hace su entrada oculta dentro de esta choza. Esto define el espacio del escenario como el páramo de Adachigahara. Viendo tan solo un punto de luz en la oscura noche, los monjes viajeros lo siguen hasta el rancho y ansiosamente solicitan un refugio para la noche. Ellos son tan persistentes que ella decide que no puede evitar que entren, así que abre la puerta y da un paso afuera. En ese momento se da un cambio de espacio. El escenario, que hasta ese momento había sido el campo abierto, de repente se contrae para convertirse en el interior del rancho, y ese espacio es dividido aun más cuando el objeto que representaba la choza se convierte en la alcoba de la anciana en donde tiene ocultos sus secretos.


Ya entrada la noche la anciana les hace a sus invitados una extraña petición para que no vean dentro de su cuarto, y luego de esto sale a recoger leña. El monje sirviente se deja llevar por la tentación y hecha un vistazo -a lo que se sorprende profundamente al encontrar un arrume de cadáveres. Los monjes huyen aterrorizados. El escenario inmediatamente se expande convirtiéndose de nuevo en el campo abierto en preparación para la entrada de la mujer en su forma demoníaca, enfurecida por el incumplimiento de su orden.


A través de todos estos eventos el objeto ha permanecido sobre el escenario sin ser movido o cambiado en alguna forma. Además la contracción y expansión del espacio se hace clara solamente a través de la acción, sin dar ninguna explicación en la narración.


Otro ejemplo de esta manipulación espacial se lleva a cabo en Kantan. En esta obra se usa un objeto para simbolizar el palacio como la plataforma para dormir en una habitación. Un joven chino que ha perdido su rumbo en la vida parte en un viaje para recibir las enseñanzas de un alto prelado que vive en una tierra distante. Por el camino para en un hostal en la población de Kantan. Se le pide que tome un pequeño descanso mientras se le prepara la comida y, pidiendo prestada una almohada mágica el está próximo a dormir cuando de pronto aparece alguien que lo despierta. Es un enviado imperial que va a decirle que ha sido nombrado emperador. El chico es llevado al palacio inmediatamente y se instala como emperador, y pasa cincuenta años en lujos y esplendor. Un día da una fiesta para celebrar el obsequio que le dieron sus cortesano que es un elixir para la inmortalidad y se deja llevar por la excitación y comienza a danzar. Mientras está danzando de pronto todo su mundo se desvanece. Al abrir los ojos se da cuenta que el hostelero lo ha despertado de un sueño. Confundido por el cambio repentino, el chico comprende la evanescencia de la vida humana, que no es más que un sueño, y feliz regresa a su casa.


Al comienzo de la obra es espacio escénico es el hostal. El coro narra en canto que el joven reflexiona sobre la posibilidad de que su parada en el hostal debe ser debido a algún karma de sus vidas pasadas; y que aunque todavía no es noche el joven deposita su cabeza sobre la almohada mágica y duerme sobre la plataforma de la cama. Coincidiendo con esta última escena está la entrada del enviado imperial quien, al momento en que el canto termina, golpea su abanico cerca a la almohada y despierta al chico diciendo "Hola, tengo algo qué decirle". Esto da por terminada la primera escena.


El muchacho nombrado emperador sale emocionado hacia el palacio. Este cambio de escena es el mismo a aquellos descritos anteriormente para el bote y el carruaje, y al momento en que llegan el espacio escénico se convierte en un suntuoso palacio imperial y la plataforma de la cama en un exuberante trono. En esta segunda escena el muchacho tiene un sueño que abarca cincuenta años y luego eso también termina y el coro canta, "Todo esto ocurrió en un sueño, todo se ha desvanecido, y él despierta del milagroso sueño", los cortesanos salen y el joven salta en lo que es de nuevo la cama, en una posición de descanso. Una vez más el escenario es el hostal original y al plataforma que fue el trono se convierte de nuevo en una cama. Luego, sin que haya ninguna pausa, la dueña del hostal golpea con su abanico en el borde de la cama y dice, "Su cena está lista. Por favor apresurece a levantarse", y el muchacho se levanta. Luego la tercera escena se inicia con el canto, "La juventud se ha despertado del sueño", y termina con la frase, "su deseo satisfecho, él regresa a casa".


En este Noh la manipulación del espacio se hace de una forma muy hábil y también se destaca la manipulación del tiempo, ya que dentro del desarrollo de la realidad al sueño y a la realidad de nuevo, la secuencia del sueño es una obra dentro de otra obra. Otra característica interesante en esta obra es que va más allá del patrón usual del waki como una persona del presente y el shite que aparece dentro del sueño del waki; aquí el shite sueña y los demás personajes están todos dentro de ese sueño.

TEATRO