INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Uno: Principios y Perspectivas


7. Tiempo y Espacio en Noh


7.3. La Naturaleza Dramática del Tiempo y el Espacio


7.3.8. Espacio Fluido



Un cambio de escena en Noh se hace a veces a través del uso temporal de un vehículo de algún tipo, tal como un bote o un carruaje. Cuando esto se condensa, usualmente el espacio fluye junto con este, como ya lo hemos visto. Pero en todos los casos el cambio se indica a través de la narración y no a través de la evidencia visual. Sin embargo podemos estar seguros del fluido del tiempo cuando se usan los utensilios apropiados.


Veamos primero brevemente el argumento de Yuya, en el cual aparece un carruaje sobre el escenario. Yuya, la consorte de lord Taira no Munemori, recibe noticias de su propio país que dicen que su anciana madre está enferma y entonces pide permiso para ir a casa; pero se le niega el permiso y en cambio se le ordena que acompañe a su señor a una salida a ver los cerezos en flor. Montados en un carruaje tirado por un buey, Munemori y Yuya finalmente llegan a su destino y la fiesta para ver los cerezos se inicia. Ella canta y danza a pesar de la tristeza que hay en su corazón, pero cuando ella compara los pétalos caídos con su enferma madre la compasión finalmente forza a Munemori a darle permiso para que vaya a casa y ella felizmente parte.


Esta es una obra en un acto con dos escenas, una en el jardín de Munemori en el corazón de la ciudad y la otra en el templo Kiyomizu en las afueras. El cambio de escena se hace dentro del trascurso de la obra con la utilización del carruaje. Cuando Munemori da la orden "preparen el carruaje de bueyes", se trae al escenario el elemento que representa un carruaje. Luego de que Yuya se introduce en él, se inicia una lenta procesión que va por la gran avenida de la capital. Ellas viajan a través de los escenarios de un suave día de primavera -hombre y mujeres transeúntes, jóvenes y viejos, todos en sus trajes primaverales; la alegría y la risa de los visitantes disfrutando de las flores; el techo de flores que se expande a través del cielo como una nube- y pronto llegan a Kiyomizu. Esta descripción no es completamente correcta: en realidad ni el carruaje ni los personajes se mueven sobre el escenario; por el contrario el espacio de los alrededores fluye y pasa por entre ellos en una descripción cantada.


En Funa Benkei se usa un bote. Para acelerar la huida del grupo de los secuaces de Yoritomo, Benkei ordena que se embarca inmediatamente, y el barquero se apresura fuera del escenario para traer en elemento que representa el bote y lo ubica sobre el escenario. Cuando los integrantes del grupo abordan, la escena que hasta ahora ha sido un varadero en la playa se convierte en el mar, y el barquero empieza a remar moviendo el remo hacia atrás y hacia adelante, la superficie del agua gradualmente se extiende tras ellos y pronto están en el mar abierto.


Por supuesto tales técnicas para hacer que el espacio fluya no son usadas solamente para permitir que el público vea el movimiento del bote o carruaje como observadores, sino para crear la condición en la cual estos ocupan este espacio, moviéndose junto con los personajes en el escenario.

TEATRO