INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Uno: Principios y Perspectivas


7. Tiempo y Espacio en Noh


7.3. La Naturaleza Dramática del Tiempo y el Espacio


7.3.7. Espacio Oscilante



Sin el uso de una cortina que cubra el escenario del Noh no es posible por medio visuales hacer que los personajes aparezcan de repente. Para este propósito a veces se emplea una técnica que que podría ser llamada entrada de tiempo retrasado. En tal caso, el espacio escénico oscila entre dos realidades, cambiando a una velocidad vertiginosa.


En la obra Sumida-gawa, el barquero llega al escenario primero y anuncia que está listo para transportar a cualquiera que quiera cruzar el río Sumida. Luego aparece un viajero y se presenta diciendo, "Soy una persona de la capital que va a visitar un conocido en el este". Luego de dejar Kyoto y describir su viaje, canta "Ya he llegado al puerto del famoso río Sumida", y le pide al barquero que lo pase a la otra orilla. Enseguida llega la figura de una mujer loca que dice, "Soy una mujer que ha vivido muchos años en la capital, pero mi único hijo fue secuestrado y vendido como esclavo. Como oí el rumor de que él está en el este, voy rumbo al este siguiendo sus huellas". Luego de deambular en forma patética, ella finalmente logra llegar hasta el río Sumida.


En este punto por primera vez en la obra los tres personajes salen al mismo tiempo y en el mismo espacio. Han pasado cerca de 20 minutos desde que la obra comenzó. Como el tiempo estándar de interpretación de esta obra es cerca de una hora y cuarenta minutos, cerca de una quinta parte de eso ha sido expandida. Durante el intervalo el espacio escénico se convirtió en la rivera del río con la aparición del barquero al comienzo, saltando a la capital dos veces cuando el tiempo saltó hasta el pasado cuando por primera vez el viajero y luego la mujer loca entraron, y durante su viaje el tiempo pasó volando a gran velocidad hasta cuando el espacio escénico se convirtió de nuevo en la rivera del río Sumida. En otras palabras el espacio osciló entre Tokyo (el este) y Kyoto (el oeste).


En Ataka la situación no es tan complicada. Con la aparición del guardia de frontera Togashi el escenario se convierte en el puesto de control en Ataka; cuando Yoshitsune y su grupo entran, es la capital (Kyoto), y desde allí inician su viaje para llegar posteriormente a Ataka.


Cuando se emplea esta técnica el público entra en la línea principal de la historia en el punto en el que todos los personajes convergen en un solo espacio.

TEATRO