INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Uno: Principios y Perspectivas


7. Tiempo y Espacio en Noh


7.3. La Naturaleza Dramática del Tiempo y el Espacio


7.3.5. Tiempo Roto



El fenómeno de la trasformación a un personaje diferente a través de la posesión se usa en Noh para representar la complejidad de la conciencia de dos personalidades diferentes de dos épocas diferentes que existen dentro de una persona. El tiempo dramático se parte y gira alrededor de dos ejes.


En Makiginu una shamán poseída por un dios aparece sobre en escena. A medida que revela lo deseos del dios a un enviado imperial a través de una serie de preguntas y respuestas, ella gradualmente retorna a su estado normal y ofrece oraciones e interpreta una danza sagrada al dios que estuvo dentro de ella. A medida que reza y danza, el estado de posesión del dios aparece de nuevo y ella de nuevo relata varios asuntos de los deseos divinos al enviado, pero al final el dios parte y ella se recupera de la locura causada por la doble conciencia. Claramente el pasaje de tiempo dentro de la doncella se parte en el tiempo del dios y el tiempo de ella, y la historia se cuenta a medida que el tiempo salta hacia atrás y hacia adelante entre estos dos ejes.


También vemos la partición del tiempo en Futari Shizuka. Una chica está afuera recolectando hierbas especiales para una celebración en un santuario cuando una encarnación de Shizuka Gozen aparece y dice que le gustaría que ofrecieran oraciones para el reposo de su alma. Cuando la chica le está diciendo esto al monje del santuario, de repente el espíritu la posee. El monje reconoce lo que ha pasado y en respuesta a su solicitud ella toma los trajes del deposito del santuario que han sido usados por Shizuka en un pasado remoto, se los pone y comienza a danzar. Luego el propio fantasma de repente aparece en los mismo trajes de danza y juntos, siguiendose el uno al otro como la luz y la sombra, interpretan la misma danza, los dos como uno, en recuerdo del pasado.


En Makiguni se dio una transformación mental durante la cual la doncella del santuario se mantuvo como ella, pero aquí la transformación es completa y adicionalmente el fantasma poseedor también aparece en su forma verdadera. En este desarrollo, el tiempo se parte en dos, y los dos aspectos del tiempo avanzan simultáneamente. Uno es al final el tiempo de este mundo, de la recolección de hierbas, y el otro es el tiempo del mundo fantasmal de Shizuka Gozen, una bailarina que vivió hace mucho tiempo. Si lo vemos de otra manera podemos decir que esta obra es la combinación de dos formas de producción con dos personajes principales: uno participa claramente de la naturaleza del Noh Presente y el otro, del Noh Fantasmal.


Así como existe tanto el modo físico como el psicológico del tiempo, de igual forma el espacio tiene modos visuales (o reales) y racionales (o conceptuales). La mayoría de la gente sabe que en Noh no se utiliza escenografía; todos los cambios de lugar deben ocurrir dentro de la mente del público. Hay utensilios que ayudan a manipular el espacio, pero están muy alejados de una realidad visual.

TEATRO