INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Uno: Principios y Perspectivas


7. Tiempo y Espacio en Noh


7.3. La Naturaleza Dramática del Tiempo y el Espacio


7.3.3. El Tiempo en Desaparición



Como ya lo hemos visto, el personaje principal en el primer acto de un Noh Fantasmal complejo es casi siempre la encarnación de algo más. Tales personajes usualmente revelan sus identidades al momento de desaparecer, y en ese punto ocurre un cambio dramático muy interesante.


La forma que el fantasma asume en Yashima es la de un viejo pescador, y el primer acto termina en la siguiente manera:



Monje. Esto es misterioso. Para ser un pescador Ud. es muy conocedor de esta historia del pasado. Quien es Ud. realmente?


Pescador. En verdad no se cómo presentarme...


Monje. Justo lo que pensé! Pero sus palabras me hacen sentir más deseos de saber. Por favor revele su identidad.


Pescador. Justo ahora es noche en primavera, pero con el reflujo de la marea al amanecer debo regresar al sufrimiento de la batalla en el inframundo, y en ese momento le diré mi nombre. Incluso si no pronuncio mi nombre, Ud. debería ser capaz de decir quien soy, aquí que por favor espere hasta ese momento. Este mundo flotante no es sino un sueño; no moleste el sueño que sueña.



Impreso como texto esto parece ser una conversación entre el monje y el pescador pero en realidad todo esto es cantado por el monje y el coro y la relación de los líneas con los personajes se desintegra. Esta técnica de hablar delegando es también una de las características únicas del Noh.


En cualquier caso el pescador está insinuando que él es el fantasma de Minamoto no Yoshitsune. En el instante en el que el pescador, quien existió como una persona real en el pasado, revela que es una encarnación, el tiempo en el escenario que hasta ahora se ha desarrollado como eventos reales se extingue en un instante, este desaparece sin dejar huella.el monje sin duda ve la figura del pescador, intercambia palabras con él, y escuchas sus historias del pasado, pero tan pronto como se da cuenta de la verdadera identidad del espíritu, la figura desaparece completamente y todo regresa a su estado original. El pasaje del tiempo es impreciso y la memoria también es vaga. De seguro este debe ser un sueño en el día, y el tiempo para el monje viajero debió de haber parado al momento en el que la encarnación apareció sobre el escenario.


Este cuento ilusorio, fuertemente impreso en la conciencia del monje a través de esta extraña experiencia, es algo que en realidad ocurrió en el pasado, como lo sabemos por una persona local que pasaba por allí. El ai-kyôgen (actor de Kyôgen que participa en Noh), que aparece durante el nakairi en los Noh Fantasmales, casi siempre explica ya sea en narración o a través del diálogo con el waki lo que ocurrió durante el primer acto. Este revivir del tiempo desvanecido le da realidad al sueño despierto del monje y crea la necesidad de que la figura aparezca en su forma verdadera en el segundo acto. Aunque la sección del ai-kyôgen se considera a veces equívocamente como una simple repetición inútil, esta sirve una función muy importante, ya que agrega otra dimensión y le da mayor realismo a la acción de la obra.

TEATRO