INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Uno: Principios y Perspectivas


7. Tiempo y Espacio en Noh


7.3. La Naturaleza Dramática del Tiempo y el Espacio


7.3.10. Espacio que trae al Público al Escenario



En algunas piezas de Noh el público asume un papel en la obra. Por supuesto en un sentido abstracto cada obra es creada por los intérpretes y el público, pero en un sentido más especifico el público puede ser utilizado como personajes.


Un ejemplo de esto es la escena en Hachi no Ki en la cual el guerrero de bajo rango viene y anuncia una reunión de los ejércitos. Como le da vueltas al escenario su locación no es especifica, pero claramente se involucra el público como las tropas de los ocho estados del este. De esta forma el espacio dramático incluye al público y los espectadores están sobre el escenario como intérpretes. En este momento se le pide al público que sea tanto el espectador como el participante.


Esta técnica de producción aparece más claramente en Dôjô-ji y la historia es la siguiente. Hace mucho tiempo una chica se enamoró de un monje que la rechazó y escapó al templo Dôjô-ji, donde los monjes aceptaron en ocultarlo bajando y colocando la gran campana del templo sobre él. La chica lo siguió, transformada por su pasión en una serpiente enfurecida, y se enroscó alrededor de la campana hasta que el calor de su furia la derritió matando al hombre. Esto ocurrió hace mucho tiempo.


Cuando la obra se inicia no ha existido por mucho tiempo una campana en el templo Dôjô-ji y el día en que se va a instalar una nueva celebrando ritos solemnes, una bailarina viene y dice que ella quiere ver la campana. Se le niega el permiso porque el alto prelado, esperando mantenerla a distancia, ha dado la orden de que no se acepte a ninguna mujer dentro de los precintos del templo, pero ella insiste con argumentos y finalmente se le da el permiso, con la condición de que dance. Ella ve su oportunidad y coloca la campana sobre ella, desapareciendo luego adentro. Los sorprendidos monjes del templo se dan cuenta que la bailarina debe ser el fantasma enojado de la chica de la leyenda e inmediatamente empiezan a rezar. La campana se eleva y aparece el demonio, en la forma de una serpiente. El demonio trata de nuevo de descargar su ira sobre la campana pero esta vez es derrotado por el poder de las raciones sagradas y se hunde en las profundidades del río Hidaka.


En esta obra el público es conducido dentro de los eventos desde el comienzo de la pieza. Cuando se cuelga la campana en el escenario el alto prelado instruye a los sirvientes del templo, "Hoy por cierta razón no se puede permitir que las mujeres entren a los precintos del templo". Esa "cierta razón" es por supuesto que él teme que se repita el incidente de épocas remotas. En otras palabras, en esta ocasión el escenario es la torre de la campana y todo el teatro, incluyendo las sillas de los espectadores, se convierte en los precintos del templo. Los sirviente se ubican de frente al público a medida que hablan. Así, en este Noh, los integrantes del público, les guste o no, han sido convertidos en los hombres y mujeres piadosos que toman parte en el servicio de dedicación de la campana del templo. Sin duda conteniendo la respiración ven como la ilusión que están ayudando a crear se desarrolla sobre el escenario.


Este uso de la naturaleza dramática del tiempo y el espacio es con frecuencia erróneamente explicada como un desarrollo que compensa la falta de escenografía adecuada en el escenario del Noh, pero esto no es cierto. Por el contrario, está basado en los mismos principios rigurosos que fueron los antecesores de la gran variedad de técnicas modernas abstractas usadas en cine. En este sentido es justo decir que el Noh es en verdad un drama escénico de imágenes en movimiento.

TEATRO