INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Uno: Principios y Perspectivas


5. La Teoría de los Cinco Elementos: Su Significado en el Ciclo de la Cinco Obras


5.3. La Cualidad Infinita del Noh



Se dice que originalmente no existía un concepto análogo a escatología ni tampoco la visión de un final en el pensamiento japonés. El punto de vista general de los japoneses sobre vida y muerte -el de que el mundo presente, heredado del pasado, está ligado al mundo futuro por un final temporal llamado muerte, y que indefinidamente en el futuro no se encuentra un fin- respalda esta idea. En la misma forma el Noh en la quinta categoría no marca una conclusión final sino un corte temporal que podría incluso ser considerado el comienzo de una sucesión sin fin. Evidencia de esto es la costumbre de cantar el tsuke-shûgen, o celebración adicional, al final del programa. Cuando el shite del kiri Noh se retira, el coro canta un fragmento de un waki Noh -en celebración y sugiriendo al mismo tiempo una continuación hacia el waki Noh que comenzará el próximo programa al día siguiente. Un programa extremamente formal de cinco obras podría estar seguido por un shûgen Noh especial, o el segundo acto de augurio de unwaki Noh, y el tsuke-shûgen es una abreviación de ese. El tsuke-shûgen más comúnmente usado proviene del final del obra Takasago:



      Los placeres de mil otoños dan alegría a la gente,

      Las alegrías de diez mil años les dan nueva vida.

      El viento en los Pinos Gemelos

      Suspira suavemente, dándole voz a las canciones de gran deleite,

      Suspira suavemente, dándole voz a las canciones de gran deleite.


Este es el "Senshûraku", la fuente de la moderna costumbre japonesa de llamado del último día de una temporada de teatro o incluso en un campeonato de sumo el senshûraku, o incluso el "día raku", pero con frecuencia el término es erróneamente usado para identificar el final o el día de conclusión. La cualidad infinita que vemos en Noh fue trasmitida al Kabuki, y así como el final del Noh es llamado el kiri Noh, así la obra o acto final en un día de Kabuki es llamado el ô-giri, o gran corte. (El verbo kiru en realidad significa cortar, dividir o interrumpir, y solo por extensión significa final).


En verdad, la cualidad infinita del Noh muy claramente significa que la experiencia compartida nacida del encuentro entre actor y audiencia no está limitada a la duración de la función; esta se extiende en ciclos sobre las funciones siguientes y mas allá.


Ocasionalmente se presenta una función conmemorativa llamada tsuizen Noh. Como esta no es por lo general una ocasión feliz, el shûgen de augurio es reemplazado por un pasaje triste y callado (tsuika) seleccionado de alguna obra apropiada, tal como la conclusión de la obra Tôru:



      Las sombras dispersas por la luz creciente

      Me llaman de regreso a los reinos inferiores;

      Yo entro, ay, reacio a partir con memorias,

      Reacio a dejar nada mas que una memoria detrás.


Esta canción es ofrecida como una expresión de la tristeza y arrepentimiento de los lamentos y en lugar de una oración para el reposo del alma del difunto en la vida posterior. Sin embargo si el Noh final del programa es en sí apropiadamente de auspicio (tal como Shakkyô) o de lamentos (Tôru), entonces ninguna otra canción se agrega al final del programa.


Espero que esté claro en esta discusión que el patrón de un ciclo de obras Noh, desde la bendición de un dios hasta la salvación de un demonio y luego de regreso al comienzo, es una configuración general que va de acuerdo con la teoría Budista de salvación que tiene como propósito el lograr la realización artística entremezclando juntos los trabajos del corazón humano bajo el poder protector de los dioses y la clemencia del Buda, y además, que refleja el concepto de un ciclo sin fin de nacimiento, muerte y reencarnación. Por tanto la recopilación de cinco obras en un programa basado en los principios de Jô-Ha-Kyû es un flujo lineal (fig 11a), pero entendido a la luz de esta idea llega a ser un ciclo que comienza con el Noh de dioses (waki) (Fig. 11b).


Cuando se dan varios ciclos de Noh, una serie de programas diferentes, generalmente llamados Noh de suscripción en los viejos días, entonces el movimiento lineal de la Fig. 11a es combinado con el movimiento circular de la Fig. 11b para producir una espiral en la Fig. 11c. En otras palabras, el principio de Jô-Ha-Kyû se aplica a una serie de ciclos de la misma forma en que se hace a una serie de obras. Después de un ciclo de cinco obras hoy, un ciclo de cinco obras mañana comienza en un lugar un poco diferente, y después de varios días la serie logra cristalizar artísticamente.


La mayoría de las historias y personajes en Noh son tomados de los mitos, leyendas, cuentos literarios y colecciones de poesías japonesas, pero hay también unos pocos que son tomados de los cuentos y las leyendas de China e India. Estos se conocen como karagoto, y el personaje principal puede ser un ser humano, un animal o una criatura mitológica de origen extranjero. Entre los famosos karagoto están Kantan, acerca de un muchacho chino que tiene una almohada que produce sueños milagrosos; Shôjô, acerca de un duende del agua, amante del vino y con cara roja; Ikkaku Sennin, acerca de un ermitaño de un cuerno; y un número de obras basadas en leyendas chinas. Estas obras no tienen ningún sentimiento exótico porque no son traducciones de los originales sino adaptaciones del espíritu de cada historia, convertidas hábilmente en japonesas. Debería anotarse que no hay obras karagoto entre las obras Noh de Guerreros, que son cuentos de héroes japoneses.



En esta capítulo he clasificado las obras por tema, y a esto se le puede llamar una división vertical. Las obras también pueden ser divididas horizontalmente en genzai Noh, u Noh Fenomenal de tiempo presente, y mugen Noh o Noh Fantasmales de ilusiones o sueños, lo que será discutido más adelante en detalle en el Capítulo 7. Esta división basada en el tiempo no es una tan clara como la que se basa en el tema de las obras., pero básicamente permite localizar cada obra de Noh en una de diez categorías. Cuando uno ve Noh, si a este conocimiento se le agrega una familiaridad con las historias de las obras, es probable que se tenga una mejor comprensión y satisfacción de dicha experiencia.



TEATRO