INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Uno: Principios y Perspectivas


2. Tres Estados de Belleza: Realización Estética en Noh



Por lo general se considera que la belleza del Noh es la belleza de las máscaras y los trajes, los que son exhibidos frecuentemente en museos y galerías por su valor como obras de arte. Por supuesto son exquisitamente atractivos, pero la belleza única de cada máscara o traje encuentra su realización solamente cuando se le da vida sobre el cuerpo del intérprete, llevando a cabo su misión cuando son desplazados sobre el escenario. Aun así esta es una belleza superficial que deleita y satisface solamente el sentido visual. Aquí no encontramos la belleza esencial del Noh sino más bien su punto de partida. Esta belleza visual puede servir como un catalizador que mueve al público a sentir y responder a lo que está sucediendo dentro del personaje adornado magníficamente, logrando finalmente una experiencia estética que lo induce a uno dentro un estado indescriptible. Esta es belleza de un alto grado que existe solamente en el drama interior. El Noh llega a un goce o a una realización estética en etapas, recayendo primero en lo que Zeami llamó hana, la atracción (o belleza) de la flor (o arte) del intérprete, desplazándose luego a la belleza de yûgen, una elegancia oscura, misteriosa y sublime, y llegando finalmente a rôjaku, la belleza encontrada en la tristeza solitaria del viejo.

TEATRO