INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Dos: Elementos y Patrones


12. La Música del Noh: Utai y Hayashi


12.3. Los Ritmos del Noh


12.3.1. La Estructura Rítmica



En la música del Noh, ocho tiempos constituyen una unidad o kusari (cadena). Sin embargo, considerado a la luz de los principios del Jo-Ha-Kyû y de la teoría musical, un kusari puede ser descrito en forma correcta como un par de dos medias medidas distintivas. Esto se puede mostrar en notación musical occidental como dos medidas comunes de tiempo (con un golpe por cada cuarto de nota).


La música del Noh es esencialmente música rítmica creada por instrumentos de percusión, diferente a la música esencialmente melódica, un fluir constante de sonidos que duran y que es creada por instrumentos de viento y de cuerdas. La música rítmica está compuesta de sonidos intermitentes así que por supuesto se generan momentos sin sonido que no son pausas en la música. Estos vacíos activos son el ma, y la lógica especial en la que la música del Noh está basada consiste en que cada estructura de cuatro sonidos de tiempo en realidad consiste de un octavo de sonido (omote-byôshi: tiempo fuerte o tiempo positivo) y un octavo de nota de ma (ura-byôshi: tiempo débil). Además el alma del ritmo recae en este ma negativo, justo lo opuesto del concepto usual de ritmo, y el acento se mueve desde el tiempo débil o medio tiempo al tiempo fuerte o tiempo completo, es decir, del débil al fuerte. Esto quiere decir que mientras que cada kusari se extiende desde el primer tiempo al tiempo 8.5, cada unidad rítmica comienza en el ma final (tiempo 8.5) del compás precedente y termina en el tiempo 8 del compás que se está ejecutando. De esta forma las unidades rítmicas no están simplemente al lado de las otras sino que se conectan en forma de cadena. Esto puede sonar complicado pero se puede comprender más fácilmente si uno observa la Figura 55 y los diagramas de unidades de 8 tiempos que están después.


El ritmo del Noh, con un ma por cada sonido y un cambio de acento hacia los tiempos débiles sin sonido, puede ser descrito como un ritmo de sonidos sincopados y en stacatto. Esta es la razón por la que cada unidad rítmica comienza en el ultimo medio tiempo de la unidad rítmica precedente.


Mientras ejecutan los ritmos los percusionistas alternan sonidos vocales llamados kake-goe con golpes en los tambores, y estos sonidos son los que apoyan el ritmo de lo espacios negativos. Para los japoneses estas silabas sin significado pueden recordar los gritos no semánticos y ornamentados de las canciones folclóricas, pero (como lo ilustra la Tabla 27), el kake-goe del Noh, basado en principios establecidos, siempre aparece en los tiempos débiles, creando el ritmo y precediendo los sonidos del tambor. Podemos incluso decir que aunque una pieza de música consiste de sonidos instrumentales, el la percusión del Noh los gritos adornan lo esencial de la música y los sonidos percutidos sirven solamente como divisores auxiliares. Esto es claro por el hecho de que entre más sofisticada sea una interpretación, los sonidos de los tambores son muchos más abreviados. Todos los intérpretes de Noh consideran que el kake-goe es una parte extremadamente importante de la expresión musical.

TEATRO