INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Dos: Elementos y Patrones


12. La Música del Noh: Utai y Hayashi


12.2. Música Instrumental


12.2.2. Sistemas de Notación de Hayashi


12.2.2.2. Notación para los Tambores



La notación de los patrones rítmicos para los tres instrumentos de percusión en la orquesta del Noh consiste de una combinación de puntos, círculos y triángulos que lucen como granos, tsubu, dispuestos en una celdilla de medida; a esto se le conoce como tsubu-tsuke. La tabla 19 muestra los símbolos que se emplean.


Estos sonidos están agrupados en unidades rítmicas llamadas te (mano) y luego estas unidades son agrupadas en series de combinaciones o patrones llamados te-gumi. Existe cerca de 170 te comúnmente usados para el tambor de hombro, 200 para el tambor de costado y 100 para el tambor de baquetas, así que por supuesto el número de combinaciones diferentes de todas estas unidades es enorme. Una notación que muestra los patrones rítmicos (para todos los tres tambores) es llamada te-tsuke.


La música melódica vocal y de la flauta son a veces interpretadas dentro de una estructura rítmica fija o son acopladas a esta (congruente) y a veces interpretadas en ritmo libre (no congruente), y esta serie fija de ritmos creada por los tambores consiste principalmente de unidades de ocho tiempos completos o de 16 medios tiempos. La forma básica rítmica (nori) puede ser estándar, sincopada o de doble tiempo. Los tambores de hombro y de costado siguen este tiempo y sus golpes usualmente caen en (algunos de los) tiempos fuertes (omote-byôshi). Ocasionalmente se usan unidades de tiempo de 2, cuatro o seis tiempos llamadas okuri (enviar), tori (tomar tiempo) y kata ji (corte breve), o también los tambores son percutidos en el tiempo débil (o en el entre-tiempo, ura-byôshi), pero estos son tan solo patrones de ornamentación especiales, y el sonido en el tiempo débil está siempre seguido por un sonido en el tiempo fuerte. Estos patrones especiales (Fig. 53) tienen nombres tales como odori (saltar), hashiri (correr) y yose (aproximarse).


Cuando se emplea el tambor de baquetas, este dirige a los demás estableciendo el ritmo. Mientras que el tambor de hombro y el tambor de costado son percutidos solamente para ciertos pulsos, el tambor de baquetas crea un pulso regular de 16 tiempos por unidad, haciéndose más suave en el tiempo "fuerte" con la baqueta derecha y un poco más fuerte en el otro tiempo con la baqueta izquierda. Ocasionalmente el acento se invierte o se hace muy sincopado.


Cerca de la mitad de las obras de Noh en el repertorio se interpretan sin el uso del tambor de baquetas. A estas se les llama daishô-mono (dai, gran tambor tsuzumi, y shô, pequeño tsuzumi). En principio todas las obras de guerreros, es decir de la segunda categoría, y las obras de dementes en la cuarta categoría son daishô-mono. Obras que usan el tambor de baquetas, llamadas taiko-mono, incluyen las de dioses de la categoría uno, las de demonios de la categoría cinco, y cerca de la mitad de las obras de mujeres de la categoría tres.


El conjunto hayashi es un elemento visual y espacial muy importante en el Noh. En este, cada instrumento tiene su propia direccionalidad. La música de la flauta fluye desde el lado derecho del intérprete, el percusionista del tambor de hombro golpea en la parte alta, el intérprete del tambor de costado percute en la izquierda, y el del tambor de baquetas lo hace hacia abajo, de tal forma que nos hacemos conscientes del espacio incluso en la creación de los sonidos.

TEATRO