INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Dos: Elementos y Patrones


12. La Música del Noh: Utai y Hayashi


12.1. Música Vocal


12.1.3. Yowa-gin: Canto de Modo Melódico



El cantando en este modo (lit. canto débil; también llamado jû-gin, o canto suave) se usa para pasajes que expresan elegancia o también patetismo. Este tiene una melodía reconocible con afinaciones fijas que pueden ser transcritas en partitura occidental. La melodía puede parecer compleja la primera vez que se escucha, pero de hecho su esqueleto básico es muy simple, similar a las canciones de cuna tradicionales: modificaciones sutiles, cambios de afinación y expansión o contracción del ma se llevan a cabo con el propósito de exaltar la expresión artística. También se altera la pronunciación para atenuar sonidos particularmente ásperos o sibilantes y para producir sonidos que son difíciles de escuchar en forma más congruente.


La escala usada en yowa-gin consiste de tres sonidos base separados por una cuarta llamados Bajo (ge), Medio (chû) y Alto (jô), y un cuarto sonido, Superior (kuri), una tercera por encima del sonido Alto; existe también un numero de sonidos auxiliares hasta los que el intérprete sube o baja temporalmente antes de regresar a un sonido base. Estos se pueden ver en la notación occidental en la Figura 48 como una ayuda para entender, aun cuando el concepto básico de utai no es de 12 sonidos separados en forma equidistante por medio tonos. Las líneas más gruesas muestran los sonidos base, las líneas continuas delgadas los sonidos auxiliares, y las líneas de puntos muestran los sonidos de paso usados solamente en ornamentaciones. Como un canto en el modo melódico, el utai asciende y desciende en cuartas perfectas, y en el modo dinámico lo hace en sonidos no específicos; esto difiere fundamentalmente de la música occidental en la cual hay una escala de notas de igual valor que son combinadas serialmente y en acordes para producir tanto la melodía como la armonía.


El sistema de alto-medio-bajo describe no solo sonidos dentro de cada línea melódica sino también la altura en la cual se canta una sección completa de canto o shôdan. Una sección age-uta, o canción aguda, siempre comienza en el sonido alto y termina en el medio, y sage-uta o canción grave, siempre comienza en el sonido medio y termina en el bajo.


El rango de los sonidos se extiende dos octavas (desde el Mi debajo del do central hasta el mi por encima del do²), un rango superior por encima del sonido medio y un rango inferior por debajo, pero casi todo el utai se canta dentro de alrededor de una octava y media, y esto se puede considerara como la escala básica.


La tonalidad en utai no es absoluta (no es necesariamente Sol, como se muestra en la Figura 48), sino que es determinada por el intérprete. Sin embargo los intervalos son fijos y una escala básica se puede mostrar en una partitura como en la Figura 48, en una clave típica. Los sonidos base aparecen como redondas, y los auxiliares como notas rellenas. Para cada escala o tonalidad básica existe también una escala modulada. El utai es siempre modulado un tono completo por debajo, y la modulación se lleva a cabo con el cambio en shôdan. Así, para la escala básica en Sol, la escala modulada es Fa. La palabra kaeru, cambiar, se usa para indicar dónde se debe hacer la modulación.


Además dentro del shôdan el canto es con frecuencia modulado o roto (kuzusu) temporalmente para enfatizar un punto importante en el texto. Estas breves modulaciones son manipuladas en forma diferente en el rango superior e inferior. En el rango superior se usan en la parte inicial de tal shôdan como el sashi (punto) o kake-ai (recitativo), comenzando en el sonido que está un tono completo por debajo del Alto (jô) y llamado por tanto el Punto Alto (sashi-jô), y regresando a la escala básica cayendo en el Medio (chû). Por otro lado, en el rango inferior el retorno a la escala original llega en el punto en el que la melodía se eleva hasta el sonido medio.


Además de la modulación de secciones completas desde la escala básica hasta la escala modulada (kaeru) y modulaciones temporales de secciones cortas con el fin de enfatizar (kuzusu), puede haber una modulación de la escala básica de mayor a menor, bajando ciertos sonidos medio tono para expresar tristeza o abatimiento. A este se le llama merasu (destruir).


El intérprete es quien siempre determina que tan alto debe ser el sonido base. Tradicionalmente la naturaleza de la obra y el tipo de papel también se tienen en cuenta. Por ejemplo un papel femenino cantaría en una afinación más alta que la de un papel masculino.

TEATRO