INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Parte Dos: Elementos y Patrones


12. La Música del Noh: Utai y Hayashi


12.1. Música Vocal


12.1.2. Los Beneficios del Utai



Muchos estudiantes, disfrutan aprendiendo utai como aficionados, no para interpretarlo como parte del Noh sino simplemente para cantarlo, ya que lo encuentran atractivas sus melodías tradicionales y sus interesantes historias. Esta canto llano y sin acompañamiento (su-utai) es cantado en ritmo libre, no en ritmos precisos como lo sería en Noh, y puede ser cantado por cualquiera en cualquier lugar y en cualquier momento. Sin duda se cree que su práctica es buena para la salud. Existe un dicho, "Cinco años para utai, diez para hayashi" pero un aficionado interesado puede usualmente aprender suficiente sobre la notación fushi y sobre la producción de la voz como para manejar razonablemente bien el utai en alrededor de un año.


Algunas personas promovían activamente la práctica del utai, a través de una lista de sus "Quince Virtudes". Se dice que entre sus beneficios está el que este le permite a uno conocer lugares distantes y su gente sin en realidad viajar; conocer las artes marciales sin entrenamiento y la batalla sin combatir; conocer la poesía sin aprenderla y a apreciar la naturaleza sin necesidad de escribir un verso; conocer el poder de los dioses sin orar y la compasión de Buda sin la austeridad; conocer el dolor de la separación sin perder al ser amado y amar sin sufrir por la pasión; conocer el pasado sin ser viejo; conocer el éxtasis sin necesidad de hierbas medicinales; y el de elevarse al involucrarse en conversaciones elegantes con nobleza.


No puedo decir si este genera todos estos beneficios, pero decenas de miles de estudiantes en todo Japón cantan utai con regularidad.

TEATRO