INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

TEATRO NOH: PRINCIPIOS Y PERSPECTIVAS

por Kunio KOMPARU ©


Traducido y publicado bajo autorización de

Floating World Editions



Introducción


6. Ver Noh Como si Fuera la Primera Vez



Para tener la mejor experiencia con el Noh se debe responder emocionalmente y no observar intelectualmente. Como dice la famosa frase de Zeami, uno "nunca debe olvidar la mete del principiante". Alguien que entra en contacto con el Noh por primera vez puede ser ignorante de los nombres de las escuelas y los intérpretes, y estar poco familiarizado con el texto, siendo tan solo vagamente consciente de tema general de la obra. Si uno se aproxima a la obra en forma inocente y esto no le molesta, cuál puede ser la impresión recibida?


El coro canta al unísono de tal forma que parece penetrar hasta el alma. Esto contrasta con las intensas vibraciones de los tambores y los impresionantes llamados de los percusionistas. La melodía de la flauta parece representar el estado espiritual del personaje y el corazón del personaje se revela a través de una máscara que parece tener un número infinito de expresiones y a través de movimientos hermosamente coreografiados. Los trajes de rico brocado armonizan en forma misteriosa con el escenario de madera desnuda y tosca. En la obra aparece un personaje, algo le ocurre a dicho personaje, y a través de este evento se evocan muchas emociones en los espectadores.


Esta es quizás la forma en que una obra de Noh impactaría a un observador relativamente bien educado pero poco informado sobre el Noh. Sin duda esta sería una experiencia genuina del Noh, un encuentro real.


La comprensión de a naturaleza básica del Noh y de los elementos que lo comprenden puede ayudar al principiante a tener una experiencia con este. Me apresuro a decir que esto es muy diferente del hecho de tomar lecciones de utai y shimai, el canto y la danza del Noh, como aficionado. Tengo graves dudas de cómo una aproximación puede ayudar en la experiencia del Noh. Está muy bien el persuadir el interés de uno, pero si esto deteriora hasta la práctica de echarle un vistazo al texto durante una función, o de prestar atención a tan solo el propio maestro o el actor favorito, entonces uno se convierte en tan solo un espectador, no un verdadero participante. Desafortunadamente ese tipo de gente es más bien común en la actualidad y este es un buen ejemplo de los peligros del diletantismo. Zeami aconsejaba a los actores de Noh que nunca olvidaran el "espíritu de principiante" pero sus amonestaciones se aplican no solo a aquellos que se estan entrenando en este arte.


Y por supuesto este principio no se limita al Noh. No es necesario tomar lecciones de piano con el fin de disfrutar un concierto para piano de Beethoven. Incluso si uno fuese estudiante de piano, no se debería ir a concierto para concentrarse tan solo en los movimientos de los dedos del solista o para criticar la calidad del sonido. La mayoría de la gente que ha recibido tan solo un poco de entrenamiento en música, es capaz de ir a aun concierto y sentir las emociones del compositor impregnadas en la música. Tal experiencia puede ser una gran ruptura. Es también interesante anotar que la música clásica disfruta de muchas más presentaciones y de un público más numeroso que la música moderna. Seguramente es porque los clásicos, como el Noh, tienen algún valor intrínseco que los hace perdurar a través de los siglos y les permite tocar una cuerda de simpatía en el corazón del hombre moderno.

TEATRO