INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

HAYACHINE KAGURA

Introducción

-Kagura y las Artes Escénicas Folclóricas

Kagura como Arte Escénico Folclórico


Como ya se mencionó, “kagura” es un término colectivo para una variedad de escuelas de artes escénicas folclóricas y su antigüedad “mitológica” le da el primer lugar en cualquier tipología. En japonés, minzoku geinô (artes escénicas folclóricas) describe la gran variedad de música, danza y teatro folclóricos interpretados en festivales folclóricos, en lo cual Japón es muy rico. El término minzoku geinô, en uso por tan solo alrededor de 30 años, va paralelo con el creciente interés académico en el tema. La tipología básica de minzoku geinô, aquella de Honda Yasuji, distingue entre tres tipos principales de artes escénicas folclóricas: (1) kagura, cuyo propósito es revitalizar la vida humana y divina; (2) dengaku, que promueve la fertilidad de los campos; (3) furyû, para prevenir calamidades y enfermedades.

Dengaku surgió de rituales relacionados con el cultivo del arroz y es por tanto muy antiguo. Al igual que kagura, algunas de las formas más antiguas fueron interpretadas como chinkon (ritos para la pacificación espiritual) para los kami de los campos de arroz (ta no kami). Entre la magia empleada para inducir la fertilidad está: danzas sexuales graciosas de máscaras de “abuelo y abuela”; imitaciones artísticas de todo el ciclo del cultivo del arroz; música, danza y plegarias que acompañan la plantación del arroz, probablemente la forma más antigua de dengaku. Algunos de estos todavía es posible verlos durante las estaciones de Año Nuevo y comienzos de primavera. En el período Heian (794 a 1185), el dengaku se desarrolló en un espectáculo popular, independiente de sus raíces agrícolas, pero esta popularidad se desvaneció durante el período Muromachi (1338-1573).


Furyû se desarrolló durante el período Heian como una presentación de exorcismo, con la propagación de la creencia en espíritus vengadores (goryô). Este también se originó en los rituales chinkon, los cuales absorbieron una fuerte influencia budista. Se caracteriza por presentaciones de danzas coloridas y ruidosas que tienen como propósito alejar a los malos espíritus. Honda ve tres orígenes principales de furyû: (1) ritos para prevenir epidemias; (2) desarrollos de dengaku, y (3) de odori nembutsu (los cantos y danzas de proclamación del nombre de Buda Amida). Debe anotarse que la mayoría de la energía de las artes escénicas folclóricas está presente en furyû.

Al tiempo que diferentes tipos de artes escénicas folclóricas están repartidas por todo Japón, ciertas subdivisiones de cada una son típicas de zonas específicas. En ocasiones festivas
dengaku y furyû siguen o están junto con presentaciones de kagura; estas siempre han existido una al lado de la otra.

Kagura es original y primariamente una presentación relacionada con los rituales shintoístas. Es así que todas las escuelas de kagura en Japón, o de cualquier tipo, se refieren al mito de Iwato biraki como el “origen de kagura” y casi todas las escuelas folclóricas de kagura incluyen en su repertorio al menos una danza que vuelve a contar el relato de “la Apertura de la Puerta de la Cueva de la Roca”. Kagura era interpretada por sacerdotisas chamanas (miko) en la antigüedad, pero lo fue posteriormente también interpretada por sacerdotes. Aunque hoy en día la mayoría de escuelas kagura se han convertido en presentaciones rituales estilizadas, algunos géneros todavía retienen su energía chamánica genuina.

Durante su desarrollo
kagura ha absorbido muchas influencias al tiempo que ejerce su propia influencia; muchos de sus géneros se convirtieron en interpretaciones dramáticas y de máscaras. En sus muchas variaciones uno encuentra elementos de las artes de Gigaku y Bugaku importadas en la antigüedad, que fueron adoptadas por la corte imperial en el período Nara (710-184). Durante el período Heian, la influencia de las populares artes de Dengaku y Sarugaku (los precursores del teatro clásico Noh), al igual que las fuertes influencias budistas, llegaron a ser especialmente sobresalientes. De particular interés para nosotros están las influencias de Shugendô que prevalecieron desde la Edad media, las cuales combinaron el teatro de máscaras, ritos mágicos y danzas de guerreros en sus presentaciones de kagura; el kagura influenciado por Shugendô se conoce a veces como Shugen-Nô. La propagación del shintoísmo Yoshida durante el período Tokugawa también realzó las dramatizaciones de mitos japoneses. Estas líneas de influencia están entrelazadas en muchas de las subcategorías del kagura folclórico a lo largo y ancho del Japón.




TEATRO