INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

HAYACHINE KAGURA

Introducción

-Kagura y las Artes Escénicas Folclóricas

Kagura como chinkon


El ritual mítico descrito anteriormente se describe en el Kogoshûi (año 807) como un ritual de chinkon, un ritual para pacificar y rejuvenecer el espíritu enojado de Amaterasu Ômikami, quien “falleció” en la Cueva Celestial de la Roca. Chinkon o tama shizume (pacificación del espíritu) fue un antiguo ritual para asegurar y fortalecer el alma (tamashii) de una persona moribunda. Este estaba estrechamente asociado al ritual de tama furi (sacudiendo el espíritu), para llamar al alma del difunto que ha partido o para energizar un espíritu débil. Se creía que sacudir tenía un efecto energizante; así, tanto la pacificación del espíritu como el rejuvenecimiento generalmente se lograban por medio de canciones y danzas. Los funerales en la antigüedad eran acompañados por asobi (cantos y danzas) y un gremio o clan (be) profesional especial llamado asobi-be estaba a cargo de las presentaciones durante los funerales. El ritual de chinkon-sai continuó siendo ejecutado por los descendientes de Amaterasu, los emperadores del Japón. Este ritual se llevaba a cabo cada año en la corte (el día 24 del mes 11) por el clan de Sarume-no-kimi, quienes reclamaron a Ame-no-uzume como su ancestro. Esto también pudo haber estado conectado con el ritual de Año Nuevo para rejuvenecer el espíritu de la diosa del sol, quien se creía estaba en peligro de perder su vitalidad durante el punto más bajo del solsticio de invierno. Este es el ritual que llegó a llamarse kagura.    



TEATRO