INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

GIGAKU

por Yoshinobu INOURA ©


Representaciones de Gigaku

3. La Obra Konron


La obra Konron tenía seis personajes. En ocasiones especiales y en períodos posteriores habían más de diez. Primero entra Goko, el rey de Wu, vistiendo una máscara majestuosa y una preciosa corona. Le hace una señal a la trasescena y ordena que se toque la flauta para anunciar el comienzo del programa principal. Se sienta a un lado y el programa comienza dentro de una atmósfera solemne. Con el acompañamiento musical, Kongo, quien lleva una máscara de aspecto feroz, entra y se sienta junto al rey. Luego llega Karora, o Karura, que lleva una máscara de un extraño pájaro, quuien ejecuta una danza enérgica que anticipa la atmósfera del recinto original de Konron que aparecerá en la siguiente escena. Karora podría haber sido Garuda en sánscrito, el rey de los pájaros en la mitología hindú, o podría haber sido el pájaro devorador de fuego o el pájaro monstruo que come serpientes venenosas -no hay prueba de ninguna de estas teorías. El personaje que entra enseguida es Gojo, la hija del rey Goko, quien lleva puesta una máscara de una hermosa chica, y quien toma una posición sobresaliente en el escenario. La entrada de cada personaje está siempre acompañada por música que surge de la trasescena.

Finalmente entra Konron, el villano, llevando la máscara de un horrible demonio, y acompañado por música. Se presenta él mismo en una danza impetuosa. Mientras danza, concentra su mirada en Gojo y queda encantado por la chica. Con un abanico golpea el marakata, un bastón con forma de falo, y ejecuta una danza erótica violenta e impulsiva con el acompañamiento de una música dinámica. Por último atrapa a la Princesa Gojo.

En ese momento entra Kongo, quien lleva una máscara que sugiere fortaleza. Un luchador (Rikishi) abre la puerta y Kongo al ritmo de la música camina hacia el escenario, palmoteando vigorosamente y ejecutando la danza de entrada. Con la ayuda del luchador forcejea con Konron subjugandolo al final, rescatando así a Gojo del peligro. Luego coloca una cuerda alrededor del marakata de Konron, lo gira, luego lo tuerce y golpea, en lo que se conocía como la danza de agitación del mara (marafurimai). La música que acompaña esta sección es rápida, ya que va de acuerdo con la danza final de victoria.

La pieza, aunque de carácter dramático, tenía un significado religioso. Este era una especie de mandamiento contra la lujuria. Mara en sánscrito también significa "obstáculo". Konron es la encarnación de la lujuria, el obstáculo hacia la iluminación; Gojo, el medio hacia la iluminación; Rikishi y Kongo, ante todo guardianes del budismo. Esta es una obra de amonestación contra la concupiscencia como obstáculo hacia la liberación, una pieza que atraía la atención del público con su presentación un tanto ingenua.

TEATRO