INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

EL ESTILO Y BELLEZA DEL BUNRAKU

por Toshio KAWATAKE ©



6. Un Teatro de Títeres para Adultos



Otra característica sin parangón es el hecho de que estas obras de títeres han sido creadas para adultos y describen el mundo de los adultos.


Los títeres usados en el teatro de títeres moderno con influencia occidental en Japón, al igual que aquellos usados en obras de títeres en occidente, tienen en la mayoría de los casos cabezas que son de un tamaño proporcionalmente mayor que el de sus cuerpos. Esta es la proporción encontrada en el cuerpo de un niño y está basada en la misma noción que generalmente se usa en los cuentos para niños y en las caricaturas o comics. En estos los temas para niños imperan y son comunes las fantasías y cuentos de hadas. Incluso si no son hechos para niños indudablemente existe un gran número de obras que en sus fantasías y su omisión de lugares reales, tiene una semejanza a algo como Doktor Faustus, o como el Puppenspiel alemán que influenció al joven Goethe en sus escritos de Fausto. Es así como se puede afirmar que la razón de ser de los teatros de títeres comparada con la de los teatros con actores reales recae en el hecho de estar situados en el mundo de las fantasías.


Pero este no es el caso de Bunraku. Primero que todo, el tamaño de la cabeza comparado con el torso es considerablemente más pequeño que la proporción normal de los cuerpos japoneses. Esto posiblemente proviene de la intención de hacer que el títere que tiene la mitad del tamaño de un ser humano parezca un adulto.


Segundo, las obras que se desarrollan en el mundo de los adultos y su contenido dramático, la escala, los temas y el contenido literario son prácticamente iguales a las obras que son hechas para actores reales. (Con relación a esto podríamos tener en cuenta por ejemplo a obras como Chushingura o Terakoya). Los títeres expresan emociones con el mismo realismo como lo haría un actor humano. En términos generales se puede decir que en esto se fundamenta la vitalidad del Bunraku.


En especial por esta razón, el Bunraku al igual que el Kabuki, atrajo a público urbano del período Edo ejerciendo sobre este considerable influencia y creando una parte importante dentro del mundo del teatro japonés. En cierto sentido el Bunraku supera tanto la característica infantil tradicional del teatro de títeres como el mundo simplista de la fantasía. Sin embargo, luego de entrar en el mundo del teatro para adultos y de pasar un período de florecimiento, perdió popularidad frente al teatro Kabuki y entró en un período de crisis.

TEATRO