INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

EL ESTILO Y BELLEZA DEL BUNRAKU

por Toshio KAWATAKE ©



2. Los Tres Componentes del Teatro de Títeres



Los tres componentes del teatro Bunraku son, el canto narrativo conocido como gidayû-bushi que es el responsable de la historia, la interpretación del laúd shamisén, y la manipulación de los títeres.


El narrador emplea un texto de gidayû, el cuál coloca frente a él y que contiene tanto los textos como las indicaciones de entonación. Este libro que comprende toda la parte narrativa de la obra es conocido como maruhon.


El escenario del Bunraku es casi tan grande como el del Kabuki pero difiere con este último en que no tiene ni el hanamichi (pasarela) ni el escenario circular. También, y debido a que el tamaño de los títeres es menor que el de los actores, la escenografía esta hecha de acuerdo a sus proporciones. El escenario o lugar en donde los títeres se mueven, es concebido de tal forma que los títeres aparecen como si estuvieran al nivel del piso.


En la parte del escenario que está más cerca del público hay un pequeña baranda (tesuri) , o " tercera verja", hecha así con el propósito de que pueda ser vista desde la parte de atrás. Cerca de dos pasos hacia atrás esta una baranda o "segunda verja" que es un poco más alta. Normalmente es la zona en donde se mueven los títeres. El área comprendida entre esta baranda y la más elevada o "primera verja" es llamado funazoko -o fondo del barco- y es empleado como un camino o calle, o como un jardín en frente de una casa. Detrás de la baranda más alta se ubica la escenografía de los interiores de diferentes tipos de recintos. Tanto la primera baranda como la segunda son plegables para así facilitar el desplazamiento de los títeres.


A la derecha del público a un lado del escenario hay una plataforma (yuka) para los narradores gidayû (quienes se sientan a la izquierda de esta) y los intérpretes de shamisén (quienes se sientan a la derecha). Tanto los narradores como los músicos llevan puesto un traje formal (kamishimo) y frente al principal narrador (tayû) está ubicado un pesado atril de madera (kendai) donde se coloca el maruhon. Al tiempo que escucha la narración y la música que proviene del lado derecho, el público observa la acción por parte de los títeres en el escenario y a través de esta combinación puede apreciar la obra. La técnica que se emplea frecuentemente en otros tipos de teatro de títeres en los cuales es el mismo titiritero quien recita los textos, no se utiliza en el teatro Bunraku. Existe por tanto una división de roles clara entre los elementos visuales y los sonoros. Los tres -el narrador, el músico y los titiriteros- reciben el nombre colectivo de "tres artes" (sangyô).



TEATRO