INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

LA HISTORIA DEL BUNRAKU

por Toshio KAWATAKE ©



1. Un Desarrollo Progresivo



Ya hemos visto que una de las características del Bunraku es que los títeres pueden ser descritos como seres "superhumanos" y "supertíteres", mientras que las obras manejan una realidad muy cercana a la de las obras presentadas por actores, y que el Bunraku es un teatro de títeres para adultos. En la historia y desarrollo del Bunraku también es evidente un patrón similar al de las obras presentadas en escenarios normales y las obras llevan un orden natural.


El patrón fundamental del desarrollo del teatro es el progreso gradual desde formas antiguas sacras hasta obras con contenido y forma. Por ejemplo las tragedias griegas se iniciaron como representaciones sagradas asociadas con el dios que tenía el poder sobre la agricultura y las cosechas. Los rituales, llamados dithyrambos, eran himnos de alabanza en honor a las virtudes de Dionysus, el dios del vino, que hablaban de sus hazañas y su renacimiento, y utilizaban un escenario circular (orchestra) y bailarines cantantes choros. En la última mitad del siglo VI a.C. estas representaciones fueron transformadas en dramas por Thespis (c. 534 a.C.). No hubo cambio en la función social y siguieron usándose como ofrenda a los dioses, pero los héroes de las obras (en muchos casos) no eran todos dioses sino héroes guerreros que pertenecían a la aristocracia. En la época de Pericles este desarrollo se cristalizó en las tragedias de Aeschylus, Sophocles y Euripides. En el siglo VIII a.C. ya se había formado el embrión de la tragedia griega en la literatura, la cual incluía crónicas, poesía y los trabajos atribuidos a Homero.


A las representaciones sagradas que se originaron a partir de simples alabanzas, se les añadió un cuerpo de la ya establecida literatura: poemas épicos y líricos. A través de la unión de estas se produjo un gran genero teatral que con el tiempo se despojó de las funciones sacras y procedió a adquirir las características seculares de una forma de arte de entretenimiento: el drama. Un proceso similar se podría ver en el caso del Noh, que tiene sus orígenes en las formas primitivas Sarugaku y Dengaku y al cuál se le adicionaron los contenidos de La Historia del Clan Genji, La Historia del Clan Heike, la poesía waka, y los diarios de la corte. Además existe el proceso de transformación de teatros folclóricos interpretados entre las comunidades rurales, que luego fueron introducidos en la ciudades donde se desarrollaron como formas teatrales urbanas.


Se puede decir que el patrón de desarrollo del Bunraku siguió este último curso. El Bunraku comenzó con "títeres sagrados" y con el tiempo se elevó hasta el plano del teatro humano.

TEATRO