INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

LA MÚSICA POPULAR EN JAPÓN EN LAS DÉCADAS DE LOS 70 Y 80

por Shuhei HOSOKAWA (publicado originalmente en 1990 por la Fundación Japón)


5. El Efecto del Japonismo


Después de que Happy End se desintegró, Hosono Haroumi lanzó una trilogía de "soy-sauce music" compuesta por Tropical Dandy (1975), Bon Voyage (1976) y Paraíso (1978). Estos albumes estaban basados en el concepto del Capitán Hosono conduciendo su barco desde la Costa Oeste de los Estados Unidos hasta Japón, China y el Sudeste asiático. Como tal, esta fue una variación del famoso álbum Discover America (1972) de Van Dyke Park. La versión de Hosono, que podría muy bien haber sido titulada Discover Japan, intentaba situar a Japón en la intersección cultural entre América y Asia. Sin duda interesante fue el hecho de que Asia fue descubierta por medio del "sonido exótico" de Martin Denny, que ya estaba pasado de moda en los años 70. El orientalismo de Denny no diferenciaba entre Japón y China, y ahora estaba siendo reinterpretado por un japonés. Japanese rumba de Jack Miller y Furiyama Mama de Earl Burrows, las dos traducidas al japonés y que se hicieran éxitos en Japón durante los años 50, fueron aqui de nuevo revividas. También estaba incluida la propia composición de Hosono, Cho Cho San, Hong Kong Blues de Hoagy Carmichael y Sayonara, Japanese Farewell Song de Yoshida Hasegawa. Estos albumes eran una versión de autoreflexión frente a un espejo curvado, la ironía de ver incluso a su propio país a través de los ojos americanos. El sonido de Hosono influenciado por Dr. John y Van Dyke Parks interpretaba todo esto en un tono de humor. Hosono no estaba interesado en criticar estereotipos, ni creía en el mito nacionalista de que existía algo "puramente japonés". Por el contrario estaba muy consciente del hecho de que la cultura japonesa era un híbrido desde el comienzo con muchas apariencias diversas, muchas imágenes, y muchas raíces diferenciadas. Incluso las viejas imágenes estereotipadas de Japón vistas desde el exterior -monte Fuji, geisha y Madame Butterfly- fueron usadas en contra de si mismas.

En Paraíso Hosono muestra su conciencia de los lazos entre la cultura japonesa y Asia al cantar una canción folclórica de Okinawa titulada Asadoya Yunta. Pero el impacto de Kina Shokichi, quien cantó una fusión de música folclórica de Okinawa y rock, fue más fuerte en Kubota Makoto. En 1975 Kubota y su banda Sunset Gang lanzaron el álbum Hawaii Champroo (champroo es un estofado de Okinawa), en el cual el rock es sazonado con condimentos de Okinawa y de Hawaii. Este álbum no es un sueño de Hollywood menor que el de Hosono. Pero este también mantiene su distancia de Japón y se asemeja a la música del amigo más reciente de Hosono, Ry Cooder, quien ha asimilado la música de New Orleans y de Hawaii. En 1977 Kubota sacó dos albumes importantes: Dixie Fever y Lucky Old Sun, que usa textos en japonés con música funk de segunda línea de New Orleans y música Cajun. Hacia finales de los años 70 Kubota formó el grupo Sandii and Sunsets junto con su esposa, una vocalista hawaiana. Su álbum Mercy (1990) emplea varias melodías asiáticas cantadas con un sonido "house". Hoy en día la pareja frecuentemente trabaja con el músico de Indonesia Deti Kurnia y con el músico de Singapur Dick Lee.

Así como Hosono había viajado en el espacio, el cantante folk Agata Morio viajó en el tiempo, ejecutando rock en un modo muy nostálgico tipo años 20. Especialmente el álbum doble de 1976 Zipangu Bay (producido por Hosono) presenta el concepto de un viaje de aventura alrededor de Asia. Estas melodías viejas y los textos oníricos son para el japonés uno de los mejores tipos de música para relajarse.

En 1976 la cantante y pianista Yano Akiko lanzó su primer álbum, Japanese Girl, en el que hace arreglos de canciones infantiles, canciones folclóricas y viejas canciones populares en forma muy originales. Estas canciones son tratadas como si las hubiera escrito ella misma y están cantadas con un poder expresivo inigualable. Forjando un estilo muy propio, maneja el idioma japonés con gran libertad dándole así nuevos significados a expresiones viejas. Gracias a sus esfuerzos muchas canciones viejas han vuelto a sonar y el potencial del rock japonés se ha elevado considerablemente. Su forma de tocar el piano, basada en jazz, es también espléndida y ha dio conciertos solistas en muchas salas pequeñas a lo largo y ancho del Japón hacia finales de los 80. Su primer álbum, que tomó a todos por sorpresa, usada como acompañamiento al grupo Little Feet; pero luego ha empleado a Happy End y a varios músicos de jazz para producir todos su albumes (ej. Toge no wagaya). Luego de participar en una gira internacional de Yellow Magic Orchestra (YMO) se casó con Sakamoto Ryuichi.