INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

LA MÚSICA POPULAR EN JAPÓN EN LAS DÉCADAS DE LOS 70 Y 80

por Shuhei HOSOKAWA (publicado originalmente en 1990 por la Fundación Japón)


4. El "Sueño Americano"


Happy End se disolvió a finales de 1972, pero en cierto sentido las actividades de cada uno de los cuatro integrantes realmente comenzaron en este punto. Estos artistas estaban entre los pocos músicos de estudio destacados capacitados en los estilos de producción de discos al estilo americano. El más familiarizado con la música pop americana era Otaki Eiichi quien se había dedicado a ese tipo de música desde muy temprano en su juventud. Otaki se puso en la tarea de trasplantar estilos de pre-rock, happy-go-lucky y música surfer a Japón. Durante los 60 las canciones americanas de éxito eran importadas simplemente a través de adaptaciones de textos japoneses, arreglados en un estilo similar al original. Pero las grabaciones que Otaki lanzó con su propia disquera, Niagara, mostraban que él había estudiado cuidadosamente el uso del acompañamiento vocal, técnicas de doblaje de voces y efectos de sonido. En estas canciones el idioma japonés se acoplaba en forma natural con las melodías de estilo americano. Al lado de él, como miembros de su banda y como músicos de estudio, habían vocalistas como Yamashita Tatsuro y Onuki Taeko. Yamashita y Otaki eran los dos proponentes destacados del americanismo. Bajo los esquemas americanos sus canciones podrían ser catalogadas como "oldies" pero para sus fans su música era completamente contemporánea.

Otaki y sus amigos eran muy activos en el campo de la música para comerciales de televisión. Comparado con otros países la industria publicitaria de Japón es muy grande y cada compañía presta mucha atención a su imagen corporativa. Además, la red de medios japoneses, en su mayoría controlada por unos cuantos representantes de la publicidad, está muy avanzada y cualquier información que pueda ser de detrimento a un negocio es tratada en forma muy cuidadosa. La música de comerciales puede variar en longitud desde 15 segundos hasta un máximo de 60 segundos y debe transmitir la imagen del producto en una forma positiva y favorable. Por esta razón se invierte con frecuencia mucho mas capital y esfuerzo en un solo segmento de música para comerciales de lo que se invertiría en una canción de éxito de tres minutos. Por su parte los músicos de turno usaban tal tipo de música como un forma de sondeo. Si ciertas técnicas funcionan muy bien en la música para comerciales, estas eran posteriormente empleadas de nuevo con frecuencia en una canción. Durante mediados de los 70 el nombre del anunciante podría no ser incluido en el momento de la producción pero el número de canciones hechas para usar en comerciales aumentó. Tales canciones eran conocidas como "canciones de imagen". Para las compañías disqueras y para los músicos estas canciones proporcionaban una oportunidad para que su música fuera escuchada regularmente en televisión; y al momento de las negociaciones de contratos, los costos de producción podían ser divididos, al tiempo que el cliente podía encargar una canción a su gusto. Esto fue de tal forma un tipo de obra audiovisual, la antecesora de los videos musicales.

Otaki fue una importante figura en el desarrollo de música usada en comerciales durante los años 70. Poco a poco introdujo la gramática de la música pop americana al publico promedio japonés. Debido a que los comerciales de televisión eran transmitidos a escala nacional, tal sonido americano se propagó incluso hasta las áreas rurales del Japón. El álbum de Otaki A Long Vacation (1981) fue la culminación del conocimiento y técnicas que había aprendido a los largo de los años 70. Producir este tipo de sonido americano relajante le costó grandes esfuerzos y tiempo.

En 1983 Otaki declaró que la música popular japonesa no era música de estilo occidental "auténtica" sino que estaba basada principalmente en la "imagen" de esta. Él comprendió que había desarrollado esta imagen en una forma individual. El esfuerzo para aproximarse al rock "auténtico" (es decir, un sonido americano o británico de este) pudo haber costado mucho pero lo que quedó después de todo fue nada más que la imagen tomada de algún lado. No importa en que idioma fuera cantado ni que tan avanzadas eran sus técnicas, el rock japonés fue creado en un ambiente diferente del de la música americana y británica. Otaki creía que los músicos y audiencia japoneses tenían que ser conscientes de este hecho. Otaki no pretendía decir que el rock japonés fuera inferior al rock "auténtico". Para él el rock japonés surgió de una imagen de occidente específicamente japonesa que tenía cualidades únicas que no se encontraban en el rock de ningún otro país. Por supuesto este fue un intento por legitimizar la originalidad de una música simulada. En esto fue la imagen de América e Inglaterra la que contribuyó al desarrollo del rock japonés.

Cuando los sueños se convierten en la base de la realidad, esto parece mostrar la debilidad de los cimientos de la realidad. Por otro lado se puede ver que la música está llevando a cabo dos funciones del "proceso de sueño" de Freud: compresión y transposición. Por supuesto se pueden hallar excepciones pero en general la música pop japonesa de los 70 está basada en una transposición de elementos de música británica y americana. Otaki veneraba a Phil Spector y tocaba en un estilo semejante al de los Beach Boys y los Everly Brothers. Pero este estilo no era más que una compresión y transposición del estilo de los mejores días de la música pop americana. Tal fenómeno está relacionado con la forma de empacar cosas en espacios pequeños al cual me referí al comienzo. Otaki sabía que este estilo era en un sentido falso, pero creía que la autenticidad de la música pop americana descansaba no en los elementos musicales sino en el solo hecho de que era "hecha en USA". Y si esto era verdad, por consecuencia la música que usaba sus propios métodos para comprimir y transponer las cualidades y técnicas de la música pop americana tenía también derecho a existir.

Se creía que el sonido americano de la música de Otaki y Yamashita tenía un sentimiento de alto nivel y es por eso que se convirtió en la corriente principal de la música pop en los años 80. Matsutoya Yumi (Arai Yumi, popularmente conocida como Yuming) quien debutó en 1973 y quien tiene el asombroso record de haber alcanzado la cima en las listas de música con todos sus 30 albumes, es en el fondo una simulación del sueño americano. Con la astucia más propia de un analista de mercado que de un músico, ella ha comprendido el deseo latente de la mujer japonesa promedio desde la adolescencia hasta la mitad de sus 20s (amor, matrimonio, independencia, descanso, etc) y además produjo canciones en un idioma musical muy accesible. Es posible conocer los gustos de la mujer japonesa joven en un lapso de alrededor de 20 años de su vida, analizando los cambios encontrados en la música de Arai.