INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

LA MÚSICA POPULAR EN JAPÓN EN LAS DÉCADAS DE LOS 70 Y 80

por Shuhei HOSOKAWA (publicado originalmente en 1990 por la Fundación Japón)


1. Introducción


Japón está de segundo después de los Estados Unidos en el presupuesto que invierte en entretenimiento musical. Sin embargo la cantidad de música que Japón exporta es extremadamente pequeña en comparación con la que importa. La música que exporta a Europa y los Estados Unidos no pasa de una pequeña cantidad de simples muestras tanto de música de vanguardia como de estilos tradicionales, y ninguna de estas es realmente popular dentro del propio país.

En la radio FM se escuchan con frecuencia programas hechos en Los Ángeles o Nueva York con disc-jokeys norteamericanos que viven en Japón (a veces son Nipo-americanos) o japoneses que hablan muy bien inglés americano. La música norteamericana suena mucho en las calles del Japón (la música ambiental siempre está a gran volumen), muy al pesar de los turistas occidentales que vienen a Japón buscando el Kabuki o la música de Shakuhachi.

Incluso en la música de vanguardia se adopta y promociona todo tipo de métodos y estilos occidentales. También en la música popular hay que mencionar que hay muchos músicos que tocan rock, blues y jazz pero también están los que interpretan ska, mambo, salsa, rai, reggae, blue-grass, country & western, schlammel, cítaras, gamelan, hula, tango, soukous y chanson francesa. Además de todo esto existen varios tipos de música tradicional y folclórica.

Esta gran diversidad tiene algo que ver con la curiosidad o inconstancia de los japoneses. En la estética tradicional japonesa existe la idea de poder empacar eficientemente muchos tipos de cosas en un espacio pequeño. La música rock ha tratado, aunque no siempre lo logra, de destruir esta idea.

Así como la industria automotriz y la tecnología de chips de silicón han sido importadas desde occidente y en algunos casos sobrepasado los niveles logrados por los países occidentales, una comparación similar se puede hacer en el caso de la música. Por ejemplo, grupos de dixieland y heavy-metal en Japón preservan con mayor fidelidad ciertos estilos que lo que lo hacen sus contrapartes americanas. Podría sonar grosero, pero para mi ciertos grupos japoneses de ska debido a su precisión, suenan como si estuvieran tocando "estudios" de ska.

En Japón se considera importante el aprender un estilo auténtico. Luego de logrado esto la meta es desarrollar su propia estilo de interpretación. Sin embargo, cuando finalmente se llega a dominar un estilo en particular, los tiempos han cambiado y por tanto se hace necesario aprender el nuevo estilo "auténtico". Por tanto el tiempo disponible para aprenderlo es relativamente corto.

Uno de los dos caminos hacia la originalidad en Japón es la fusión, y estilos de música que se consideran incompatibles en otros países, en Japón son mezclados sin ningún problema. Los resultados son a veces muy interesantes pero otras veces son kitsch. El otro camino hacia la originalidad es el "orientalismo", o la adición de elementos japoneses a la música occidental. La forma más sencilla y rápida de lograr esto es viendo a Japón como se vería desde occidente. Si se tiene éxito esto resulta en una forma de critica a la civilización, pero trae consigo el riesgo de producir algo que apenas abusa de los estereotipos existentes. En el caso del rock japonés y de la música influenciada por el rock, este tipo de atractivo y el peligro van de la mano.