INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

NAGAUTA, EL CORAZÓN DE LA MÚSICA DEL TEATRO KABUKI
Por William Malm



III. La Forma en Nagauta

1. El Concepto de Jo-Ha-Kyû

Existen ciertas teorías estéticas implícitas en cada cultura musical de las cuales se habla cuando se busca una explicación de los diferentes procesos de composición. De esta forma el concepto de pregunta y respuesta aparece con frecuencia en la música occidental como una base teórica sobre las que se las expresiones musicales de cada era están en equilibrio artísticamente hablando. En forma similar la teoría de jo-ha-kyû se usa como un marco de referencia para la explicación estética de la forma musical japonesa.

En su significado más amplio estas tres palabras pueden ser interpretadas de la siguiente manera: jo significa introducción, ha es dispersar o romper y kyû es desenlace o correr hacia el final. Las danzas cortesanas japonesas (bugaku) tienen el crédito de ser la primera forma de usar estos términos en forma extensa. Esto se refiere a la división tripartita de las danzas. Durante el jo el bailarín camina desde el camerino hasta la plataforma de danza. El ha ocurre justo al comienzo de la danza, y kyû es la segunda mitad de la danza, la cual es más rápida en tempo. La famosa pieza Gojoraku es un ejemplo de dicha forma. A medida que el repertorio de danza evolucionó, esta forma se hizo más compleja pero para nuestro propósito es tan solo necesario anotar el hecho de que la teoría existió en Japón ya hacia al menos el siglo VII. Es posible que esta haya existido en China antes de esa época.

Los términos jo-ha-kyû también aparecen en la terminología de una forma antigua de canto budista (shômyô). En la actualidad se cree que estos fueron tomados de términos de la danza cortesana, aunque todavía es necesaria una investigación más profunda al respecto. En la forma en que son usados en este canto religioso estos términos se refieren primero a tres ritmos o tempos diferentes usados para los cantos. En el período Kamakura (1186-1333) estos se referían a tres tipos de piezas. Así, dentro del repertorio contemporáneo de los cantos budistas uno encuentra el ritmo jo en muchas piezas introductorias mientras que los ritmos ha y kyû se encuentran en la parte principal de los cantos.

El gran refinamiento filosófico de este concepto ocurrió en los escritos del famoso escritor y teórico Zeami (nacido en 1363). En su Kadensho él emplea los términos jo-ha-kyû para representar no solamente la estructura general de todas las obras sino también la forma de cada acto, las secciones dentro de los actos y las frases individuales que constituyen la música al igual que son los indicadores del tempo. Esta carácter integral del jo-ha-kyû conduce a una más extensa aplicación en otras formas de arte desde la ceremonia del te y los arreglos florales hasta la pintura y la poesía. De esta forma no es sorprendente encontrar su influencia en el arte de la música nagauta.