INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

NAGAUTA, EL CORAZÓN DE LA MÚSICA DEL TEATRO KABUKI
Por William Malm



II. Clasificaciones del Repertorio Nagauta


De cuando en cuando los especialistas japoneses han tratado de clasificar el repertorio nagauta en varias categorías.Como una regla estas categorías no son mutuamente exclusivistas de tal forma que una pieza puede estar listada en varios lugares. La importancia de algunos de estos sistemas de clasificación para la comprensión de nagauta es cuestionable. Sin embargo, estos ilustran ciertas actitudes japonesas hacia la música y por tanto deben ser tenidos en cuenta.

Machida Kasho (nacido en 1888) fue el primer escritor en el siglo XX en hacer uso extensivo de las distinciones categóricas en nagauta. Posteriormente Asakawa Gyokuto publicó en su Nagauta no Kiso Kenkyu un compendio de todas las diferentes categorías. El siguiente estudio está basado principalmente en estas dos fuentes.

La primera gran división de nagauta se hace entre composiciones que son primordialmente piezas de danza y aquellas que son obras líricas. Estas categorías a su vez pueden ser divididas en composiciones que tienen un argumento y aquellas que son más poéticas. Las primeras son clasificadas como danmono y las últimas son llamadas hamono. En la Tabla 2 se pueden apreciar estas divisiones junto con algunas piezas típicas de cada categoría.


Tabla 2: Piezas líricas y de danza de nagauta

Piezas de Danza


Piezas Líricas

Hamono

Danmono


Hamono

Danmono

Goro

Ataka no Matsu

Matsu no Midori

Utsubozaru

Echigojishi

Funa Benkei

Azuma Hakkei

Tsunayakata

Renjishi

Dojoji

Aki no Irogusa

Yuya

Tomoyakko

Tsuchigumo

Tokiwa no Niwa

Kibun Daijin


Kanjincho




La categoría de piezas líricas no narrativas es relativamente fácil de distinguir. La mayoría de las composiciones listada aquí son ozashiki, piezas de concierto más que obras escénicas. De igual modo las piezas de danza danmono pueden ser reconocidas como obras de danza famosas del kabuki. La distinción de hamono en el repertorio de danza requiere más conocimiento con respecto a cada composición. Por ejemplo, Goro es parte de la saga de los hermanos Soga pero la sección presentada en esta pieza no tiene que ver con todo un episodio de la historia. A cambio de esto es un retablo que captura un momento o un sentimiento en la historia el cual es bien conocido por el público. En la apreciación de la música y la danza nagauta el significado de tal conocimiento previo demostrará ser de la mayor importancia a medida que avance este estudio.

La ubicación de piezas en la sección de daimono de la categoría que no es de danza también requiere alguna explicación. Por ejemplo, se encuentra una pieza de danza llamada Utsubozaru en el repertorio moderno del kabuki. Sin embargo la música de esta danza está basada en una composición de estilo tokiwazu de 1838 y no en la pieza nagauta de 1869 del mismo nombre, la cual no se usa como acompañamiento de danza. Otras piezas como Kibun Daijin (1911) están basadas en el estilo narrativo joruri y por tanto tiene argumentos más evolucionados. Tales piezas son buenos ejemplos de la mezcla de las tradiciones utamono y katarimono discutidas en el anterior capítulo.

La clasificación más común de nagauta es la de las formas históricas. Estas ya fue brevemente introducidas en el capítulo sobre historia. Solo nos queda presentarlas en forma ordenada. Asakawa lista siete formas básicas: 1) meriyasu, 2) shosa, 3) joruri, 4) ozashiki, 5) ozatsuma, 6) yokyoku, y 7) shinkyoku.


1. Meriyasu-nagauta son formas muy sencillas y cortas de música reflexiva usada dentro de las obras de kabuki en momentos en que el actor tiene que expresar sus emociones internas a través de pantomima a de pensamientos en voz alta. En los dos casos, el canto es hecho por un músico profesional, no por el propio actor. Meriyasu es una de las primeras formas de nagauta. El primer meriyasu conocido, llamado "Mugen no Kane", apareció en 1731 dentro de la obra de kabuki de Nagoya Keisei Fukibiki. El origen del término meriyasu es incierto. Sin embargo, la música parece haber surgido de la tradición de canciones cortas de kamigata (Osaka-Kyoto). Además del la cualidad simple y más bien melancólica de kamigata encontrada en meriyasu, también se puede notar un prevalencia de las afinaciones del shamisén de kamigata (ni-agari y san-agari).

2. Shosa se refiere a las posturas de los bailarines de kabuki. El uso de este término en relación con nagauta también se refiere a las piezas de danza. Esta es una categoría mayor y ha gozado de la más extensa explotación y desarrollo. Las piezas en la llamada forma de danza kabuki (a las cuales le dedicaremos un espacio más adelante) son de música shosa.

3. Nagauta-joruri se refiere por supuesto a piezas deribadas o basadas en estilos o piezas joruri anteriores. A medida que nagauta gradualmente se desarrolló desde una música básicamente lírica hacia un estilo más narrativo, la influencia de joruri empezó a hacerse cada vez más fuerte. Esta influencia se encuentra a veces en las líneas formales de una pieza, como por ejemplo en Kibun Daijin. En otros casos, se toma una sección entera de una pieza joruri y se la inserta en una composición de nagauta. En la nomenclatura de nagauta tal tipo de prestamos de otra forma de música es conocido como kakari (a veces pronunciado gakari). Tales préstamos no necesariamente necesitan permanecer intantos en su nueva ubicación pero son reconocidos como relacionados históricamente si no temáticamente.

4. La cuarta clasificación es ozashiki. No hay mucho que decir acerca de esta forma de concierto de nagauta ya que esta fue discutida anteriormente. Mientras que esta música es específicamente una música no danzada, la mayor parte de esta muestra una fuerte influencia de sus predecesores teatrales. La principal diferencia está en la libertad que tenían los compositores para ordenar los modos y tempos de las composiciones y en la forma que quisieran.

5. El siguiente tipo, ozatsuma, debería en realidad ser incluido bajo joruri ya que ozatsuma es el nombre de una vieja forma de música narrativa. Sin embargo, la serie especial de patrones derivada de esa música y usada en nagauta aparece tan frecuentemente que esta es expuesta como algo especial.

6. Las piezas yokyoku son aquellas derivadas de las historias o de los estilos musicales del teatro noh. Parte de la influencia del estilo de canto del noh conocido como yokyoku penetró en nagauta a través de las primeras influencias del canto de kamigata. Sin embargo, en piezas tales como Shakkyo o Funa Benkei uno puede encontrar secciones largas de imitación directa. Estas secciones pueden ser consideradas yokyoku-gakari, usando el término mencionado anteriormente. En tales piezas también se encuentra terminología de noh usada en relación a la estructura formal. Otras características de tales piezas son discutidas en los capítulos III y IX.

7. Shinkyoku son piezas nuevas. Uno encuentra que este término no se distingue claramente del de ozashiki excepto por el hecho de que las nuevas piezas pueden ser compuestas tanto para uso teatral como para uso en conciertos. Shinkyoku se refiere a los experimentos del siglo XX. Tales piezas son construidas sobre muchas estructuras formales diferentes usualmente relacionadas con alguna forma más antigua. Tales casos son discutidos en la sección de formas mixtas del Capítulo III.


La música nagauta también es clasificada de acuerdo con el tema. Mientras que esta clasificación tiene tan solo una relación indirecta con la música, debe ser incluida para completar nuestra discusión del punto de vista japonés sobre este género. Asakawa lista los siguiente 15 tópicos que se encuentran en nagauta.


1. El primer tipo son piezas que tienen que ver con la leyenda de Dojoji, por ejemplo, Musume Dojoji y Kishu Dojoji. Esta historia se refiere al amor de una chica por un monje. Esta termina con la famosa escena en la cual el monje se oculta bajo la campana del templo mientras que la chica, ahora convertida en demonio, se para sobre esta con el templo en llamas alrededor de ella. La popularidad de esta historia en Japón ha sido recientemente demostrada al ser usada como base para un musical. En una ocasión incluso fue usada como la pièce de résistance de un show nudista.

2. El siguiente tipo son piezas construidas sobre la idea de la obra de noh Shakkyo. Debido a que el final de la segunda escena de esta obra contiene una danza de dos leones, muchas de las famosas danzas de león de kabuki se ubican en esta clasificación, como por ejemplo Renjishi y Kagamijishi.

3. Las piezas que involucran personas dementes tales como Shizu Hata Obi y Ninin Wankyu son consideradas como otro tipo común. Esta clasificación también se encuentra en las clasificaciones de las obras de noh.

4. La siguiente clasificación se conoce como tanzenmono. Esta se refiere a una serie de piezas que derivan su estilo de la música popular y de las danzas festivas furyu de Edo. Takasago Tanzen y Sukeroku son buenos ejemplos. La derivación del término es más bien interesante. Hacia mediados del siglo XVII existió una gran casa de baño opuesta a la residencia de descanso de Matsudaira Tango no Kami en Edo. En Japón las casas de baño sirven tanto una función social como higiénica, y en el período Edo fueron con frecuencia espléndidamente diseñadas y contenían restaurantes adyacentes y hoteles. Los metimetres y mujeriegos de Edo se encontraban con frecuencia en estos baños. Estos lugares se hicieron tan conocidos que cierta música y cierto comportamiento era asociado con ellos. Entre muchos habitantes de Edo era frecuente la expresión "nos vemos en frente de donde Tango no Kami". El caractér para la palabra "delante" puede ser pronunciada como zen o mae. Por tanto esta expresión se abrevió de "Tango no Kami no mae" a simplemente "tanzen". Es así como toda la música y atmósfera de ese vecindario fue conocida después como tanzenmono o cosas de tanzen. Esta clasificación de nagauta ilustra muy bien la importancia del contexto histórico cultural para una completa apreciación de nagauta como música para teatro.

5. Entre los tipos más antiguos de música están las piezas "Sambaso". Estas son usadas para acompañar danzas que originalmente fueron usadas al comienzo de cada día de funciones de kabuki. Estas danzas surgieron de la tradición del noh, que a su turno las desarrolló a partir de danzas ceremoniales shintoístas. En la actualidad las danzas "Sambaso" son usadas en el teatro kabuki y en el noh solamente en enero, aunque uno las puede ver en otros momentos del año en presentaciones de geishas y de aficionados. La función original de estas danzas fue purificar el santuario shintoísta de tal forma que fueron ejecutadas siempre al comienzo de las ceremonias. Un vestigio de esta tradición se ve en el hecho de que incluso en funciones de "Sambaso" de aficionados se ubica en la apertura o inmediatamente después del intermedio como una forma de danza de dedicatoria.

La pieza "Sambaso" de nagauta más conocida es Ayatsuri Sambaso en la cual el bailarin pretende ser un títere. El bailarín es manipulado por tres hombres al estilo del teatro de títeres japonés. Otro buen ejemplo de "Sambaso" recibe su nombre por su extraordinaria expresión coreográfica. Se le conoce como Shita-dashi Sambaso o "Sambaso con la lengua afuera".

6. Además de las piezas de apertura mencionadas anteriormente existen otros nagauta que son consideradas apropiadas para comenzar ocasiones festivas. La mejor conocida de aquellas llamadas piezas de felicitación es Tsuru-kame. Su titulo se refiere a los símbolos de la tortuga y la grulla considerados de buena suerte. La música de tales piezas tiende a ser influenciada por el estilo más ceremonial del noh.

7. Como se mencionó anteriormente, una de las historias famosas en el kabuki es la de la saga de los hermanos Soga, a quienes se les hizo jurar que se vengarían de la muerte de su padre. Esta clasificación de historias, conocida como kusazuribikimono contienen piezas nagauta como Goro y Sukeroku.

8. Las historias de fantasmas son comunes en kabuki, particularmente en el verano cuando se dice que su efecto escalofriante lo distrae a uno del calor. Sagi Musume y Momiji Gari son dos ejemplos muy conocidos de historias de fantasmas en nagauta.

9. La próxima categoría contiene historias shirabyoshi. Shirabyoshi eran bailarines pertenecientes a la corte o a un santuario. Muchas de ellas se convirtieron en amantes de guerreros famosos o incluso de emperadores. Es natural entonces encontrar algún nagauta, por ejemplo Hanaguruma, que tiene que ver con la vida y amores de aquellas mujeres doblemente ingeniosas.

10. Asakawa, en uno de esos momentos tan comunes de redundancia en la investigación japonesa, agrega una categoría a nagauta derivada de las obras de noh aunque ya había sido mencionada en una división anterior (yokyokumono). Hashi Benkei y Kanjincho son dos buenos ejemplos de dichas piezas.

11. La música de trasescena o nagauta usada tan solo al comienzo de las obras (deha) es llamada por Asakawa como dokkin o música de solo. Bajo esta clase él incluye piezas tales como Tsui no Amigasa y Miyakodori.

12. Ozatsuma, discutida anteriormente, es de nuevo listada por Asakawa como una clasificación por contenido, aunque las piezas que usan los patrones ozatsuma se encuentran en muchas categorías ya listadas.

13. El siguiente tipo es llamado hengemono o piezas de cambio. Este término se refiere a composiciones de danza en las cuales el actor, usualmente un intérprete de papeles femeninos, hace una serie de danzas, cada una en un modo diferentes y con trajes diferentes. Parte del disfrute de estas piezas es ver la destreza con la cual los asistentes sobre el escenario tiran de pequeños cordones que sostienen diferentes partes del traje. Hengemono se remonta al siglo XVII. Durante esa época con frecuencia parecían danzas de 5 y 7 cambios en los programas de kabuki. Las pieza de cambio más antigua que existe en la actualidad es en realidad también una pieza tanzen. Esta apareció en 1755 en el teatro Ishimura en Edo. Esta pieza, Suisen Tanzen, empleaba originalmente música nagauta aunque la composición actual se encuentra en el repertorio ogie-bushi. Hengemono se hizo muy popular durante la primera mitad del siglo XIX y se escribieron muchas piezas nuevas. Debido a la longitud de estas danzas y a la variedad de modos involucrados, estas piezas tendían a usar música de muchas fuentes diferentes. Así, dentro de una función se pueden encontrar varias formas tales como tokiwazu, kiyomoto o alguna otra forma narrativa, cada una empleada para un cambio diferente. Por supuesto también se usaba nagauta. Estas hengemono completas son muy rararemente interpretadas en la actualidad incluso en kabuki. Sin embargo, las selecciones individuales con frecuencia aparecen tanto en el teatro como en un escenario de conciertos. Dos buenos ejemplos de nagauta derivados de esta tradición son Urashima y Echigojishi. Un cierto número de cambios se pueden ver en las piezas Dojoji ya discutidas.

14. Asakawa repite la categoría ozashiki, el estilo de pura música de concierto.

15. La clasificación final es también redundante. Es un estilo narrativo.


Los especialistas japoneses siguen indefinidamente organizando y reorganizando el repertorio nagauta en divisiones tales como por ejemplo, canciones aptas para niños y canciones aptas para adultos, o canciones que usan imitaciones directas o indirectas de sonidos de la naturaleza. Sin embargo, las tres grandes divisiones mencionadas antes, la distinción entre música de danza y música sin danza, la división en formas históricamente hablando, y la clasificación por contenido, son todas necesarias en el estudio de nagauta. La fuente primordial de conocimiento sobre nagauta aun así está en la música en sí.