INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

LA MÚSICA MODERNA EN EL PERÍODO MEIJI (1868-1912)

por William P. Malm ©


3. La Introducción de la Música Occidental a Japón durante el Período Meiji

3.b. La Música Militar


El almirante Perry hizo buen uso de sus bandas durante su primera visita a Japón como se puede ver en las litografías de su propio artista y en varios grabados japoneses. Sin embargo la solicitud de 1869 por parte del clan Satsuma para que William Fenton, director de la banda del Décimo Batallón de la Marina Británica, entrenara treinta hombres en música de banda fue motivado principalmente por un deseo por completar su estructura organizacional militar más que por algún tipo de fascinación por la música en si. Los ministros militares de la nación decidieron adoptarla en 1871 y bajo la guía de músicos ingleses, franceses, italianos y alemanes se estableció firmemente una tradición de música militar dentro de la cultura Meiji de tipo occidental. Las bandas militares protagonizaron los primeros conciertos públicos de música de conjunto occidental, comenzando con la presentación de la banda naval en el edificio de trenes de Shimbashi el 12 de septiembre de 1872, con ocasión de la apertura de la primera línea férrea. La locación más conocida para conciertos posteriores fue el famoso Club Rokumeikan, el cual en los años ochenta fue la sede de muchas fiestas de estilo extranjero.

Además de introducir la música occidental en general, las bandas militares ayudaron también a crear una colección de música patriótica, siendo el ejemplo más notable el himno nacional. La manera como esto se desarrolló es una excelente ilustración de la relación de los primeros directores de bandas militares con el crecimiento de la música durante Meiji en Japón. Existen diferentes versiones de la historia pero la mayoría está de acuerdo en que fue el maestro británico de bandas, Fenton, quien primero habló de la falta de un himno nacional, lo cual hizo durante sus seciones de enseñanza en frente a jóvenes de Satsuma. De acuerdo con el estudio más reciente, él mandó a uno de sus estudiantes, Ekawa Yogoro, a que encontrara un verso apropiado el cuál Fenton pudiera luego usar para componer un himno para Japón. Ekawa fue donde el capitán Oyama del clan Satsuma quien, consultando con algunas visitantes que estaban en su casa en Tokyo en ese momento, escogió el poema antiguo "Kimi ga yo". No hay un acuerdo en cuanto a si él tomó el poema del Kokinshu, un poema de danza shintoísta, o la composición del estilo Satsuma-biwa "Horaisan". En cualquier caso Fenton usó este texto para la composición que se estrenó el 18 de septiembre de 1870 como el himno nacional oficial. Como se puede apreciar en el Ejemplo 2A, la pieza es casi que imposible de cantar tanto desde el punto de vista japonés como occidental.








Fenton se convirtió en el director de la banda naval en 1871 y su composición del himno se siguió usando hasta al menos 1876 cuando su popularidad empezó a decrecer. Se intentaron varias revisiones pero ninguna parecía apropiada como una pieza que expresara respeto hacia el emperador. Es interesante anotar que el poema y la música y la música estaban orientadas más hacia el emperador y no directamente hacia el patriotismo. Esta orientación típica de Meiji creó dificultades en la eventual forma del himno nacional cuando, luego de la Segunda Guerra Mundial, decayó la posición del emperador. Sin embargo, las dificultades en la década de 1870 fueron más pragmáticas. El protocolo oficial imperial y diplomático de Japón exigía la interpretación de selecciones musicales apropiadas, al tiempo que la armada japonesa se vio incapaz de estar a la altura comparado con la interpretación de los himnos de otros países durante ceremonias a la bandera en barcos de países vecinos.

En un intento por encontrar un himno apropiado, la armada invitó a músicos de la corte para que les enseñara gagaku a algunos músicos de la banda con la esperanza de que uno de ellos luego fuera capaz de crear una composición japonesa apropiada (al mismo tiempo algunos de los músicos de la corte fueron entrenaddos en la interpretación de música occidental con el fin de que pudieran desempeñarse en los dos tipos de música en la corte). Sin embargo, la dificultad de interpretación de los instrumentos de la corte al igual que quizás también los lentos métodos tradicionales de enseñanza desalentaron a los músicos de la banda. Luego la armada envió una solicitud oficial a la Oficina de Música Imperial para que se un miembro de la orquesta de la corte compusiera un himno. Un comité de músicos de la corte asesorados por Franz Eckert, el reemplazo alemán del repatriado sr. Fenton, eventualmente seleccionó una composición de Hayashi Hiromori (1831-96), el miembro de segundo rango de la orquesta. Hayashi era un músico tradicional y aparentemente tenía poco conocimiento o gusto por la música occidental. Él produjo una pieza en el modo Ichikotsu del sistema tonal de Gagaku y la escribió en la notación vocal tradicional de la corte de tal forma que podía ser interpretada por músicos de la corte. La melodía, que se puede ver en el Ejemplo 2B, fue trascrita en notación occidental por Eckert y luego armonizada y arreglada para banda. En esta forma fue estrenada el 3 de noviembre de 1880. De esta forma al comienzo existió el himno tanto en el estilo tradicional como en el occidental.








Otra versión hecha con el poema se puede encontrar en los primeros libros de canciones de las escuelas públicas (Shôgaku shokashi shôden de 1881) pero como se puede ver en el Ejemplo 2C, era muy occidental en forma, y al igual que la versión original de Fenton, esta no logró la aprobación oficial aun cuando era ampliamente cantada en todas las escuelas públicas de la época.








Más adelante veremos cómo las tradiciones japonesas afectaron otros aspectos de la vida musical japonesa. Sin embargo en el caso del himno nacional tenemos un ejemplo único de cómo los elementos tradicionales fueron prioritarios frente a las formas occidentales.Un ejemplo más típico de del estilo musical militar de Meiji en Japón se ve en el Ejemplo 3, la marcha "Yukan naru suihei" de 1894. Noten que a pesar de su melodía cuadrada y de orientación armónica, y su ritmo sincopado incesante, esta utiliza ampliamente la escala de 5 tonos (pentatónica) a la manera de algunas melodías folclóricas y orientales. La misma escala se puede ver en las diferentes versiones de "Kimi ga yo" en el Ejemplo 2; esta escala muy conocida fue considerada por muchos escritores occidentales y japoneses como el puente sobre el cual se podía llevar a cabo el gran encuentro musical entre Oriente y Occidente. Tal actitud fue sin duda evidente en la creación de la música escolar japonesa.